Easy life: un corto de animación sobre el valor del esfuerzo

04 Julio, 2020
Este artículo ha sido escrito y verificado por la psicóloga Ana Couñago
Easy life es un corto que permite reflexionar sobre la importancia del esfuerzo y de la honestidad.

Easy life es el título de un cortometraje de animación que todo el mundo debería ver junto a sus hijos para enseñarles el valor del esfuerzo, de la honestidad y del trabajo diario.

Este corto, producido por el Ringling College of Art and Desing y creado por Jiaqi Xiong, nos muestra en menos de 2 minutos y medio, y de una forma muy original, las consecuencias de tomar el camino fácil para conseguir las metas que queremos alcanzar.

¿Aún no has visto este maravilloso cortometraje? Pincha aquí y descubre el sorprendente final de esta historia.

“Ningún camino fácil te llevará a algo que valga la pena”.

– Anónimo-

Argumento de Easy life

Easy life cuenta la historia de una niña que se encuentra en su habitación intentando realizar las tareas escolares y, debido al aburrimiento y al cansancio, se queda completamente dormida encima del escritorio.

Imagen del cortometraje Easy life.
© Ringling College of Art and Design by the talented Jiaqi Xiong

En ese momento, algo inesperado sucede: la muñeca que tiene junto al cuaderno cobra vida y comienza a realizar los deberes de la niña. Cuando esta se despierta, observa asombrada lo que está sucediendo: ¡la muñeca ha completado todos los ejercicios!

La protagonista de la historia decide aprovecharse de esta situación y, día tras día, deja que la muñeca haga sus deberes, mientras ella disfruta de su tiempo libre jugando a la videoconsola. Todo parece ir bien, pues la niña obtiene buenos resultados académicos sin esforzarse lo más mínimo. Pero, no todo es tan bonito como parece.

Una mañana, la muñeca despierta a la niña, pero, sorprendentemente, ya no es una pequeña muñeca: ¡se ha convertido en una persona de carne y hueso! Esta sale de la habitación decidida a acudir a la escuela.

La protagonista de la historia no ve nada negativo en esto, pues así ella puede quedarse en cama jugando a la videoconsola. Pero, de pronto, la niña se convierte en una muñeca, pagando, así, las consecuencias de sus malas decisiones.

Un corto de animación sobre el valor del esfuerzo

La enseñanza principal que nos trasmite el corto de animación titulado Easy life es que tomar el camino fácil y cómodo, por lo general, no es una buena opción, ya que esto puede implicar unas graves y duras consecuencias, como las que sufre la protagonista de esta historia.

Los niños deben aprender desde pequeños que tienen ciertas responsabilidades que deben asumir. Y una de ellas es acudir al colegio, estudiar y realizar los deberes. A veces, puede que se sientan atraídos por la idea de “hacer trampas”, y busquen la forma de escaquearse y no cumplir con sus obligaciones. Pero deben entender que con esto solo consiguen perjudicarse a sí mismos.

Por tanto, enseña a tu hijo a que sin esfuerzo y sacrificio no hay recompensa ni satisfacción personal. Obviamente, a todos los niños les gustaría pasar todo el día jugando, pero esto no es beneficioso para su completo desarrollo.

Imagen extraída del cortometraje Easy life.
© Ringling College of Art and Design by the talented Jiaqi Xiong

Así que, si tienes un hijo perezoso o al que le cuesta asumir sus responsabilidades académicas, te recomendamos que veas junto a él el corto Easy Life y, tras su visionado, reflexionéis de forma conjunta sobre la importancia del esfuerzo y de la honestidad.

“Cada cosa que obtenemos en la vida no llega como un regalo, llega como recompensa al esfuerzo por alcanzarla”.

-Anónimo-

Sobre Easy life

El corto de animación Easy Life sorprende por su absoluta franqueza y claridad a la hora de representar a esos niños que hacen todo lo posible por evitar realizar aquello que no les gusta.

Al principio, esto puede parecer una buena idea, sin embargo, a largo plazo siempre aparecen las consecuencias negativas. Ayuda a tu hijo a entender dicha reflexión, para que crezca siendo una persona responsable y comprometida.