¿Cuáles son las fortalezas de un hijo desafiante?

Okairy 3 mayo, 2016

Seguramente habrás notado, como la mayoría de los padres, que a medida que tus hijos crecen su comportamiento se va haciendo más difícil de controlar con el tiempo. Un hijo desafiante se muestran siempre enojado a la hora de recibir algunas instrucciones y no acata muchas de las órdenes.

Estas actitudes desafiantes contra las figuras de jerarquía o autoridad se mantienen y hasta aumentan cuando llegan a la adolescencia. Algunos padres se culpan a sí mismos por los actos de sus hijos y terceras personas querrán criticarte cuando se sobrepasen algunos límites.

Pero no todo es malo y aquí te queremos decir cuáles son las fortalezas de un hijo desafiante. Sí, las tiene y son increíbles.

Dale valor a la conducta de un hijo desafiante

Lo ideal y fundamental en este asunto es que debes mantener la calma. Este tipo de conducta es absolutamente normal y muchos psicólogos afirman que todos fuimos un hijo desafiante en algún punto de nuestros primeros años de vida.

Es importante y sumamente sano mantener una actitud positiva frente a estos episodios de nuestros hijos. Piensa que es un proceso necesario por el que también debes pasar como padre para aprender a ser padres y a poner límites.

Probablemente es el aprendizaje base en la escuela para padres y para líderes que te proporciona la vida. Como padre definirá la conexión que creas con tu hijo, fomenta la interacción y comunicación entre los miembros de tu hogar y fortalece la confianza que tu hijo sentirá hacia ti. Bien llevado este proceso permitirá que tu hijo desarrolle la confianza necesaria para contarte su día a día.

Como líder es importante para aprender a ser paciente. Podrás manejar situaciones de estrés manteniendo autocontrol, algo que te proporcionará mucha disciplina en otras áreas de la vida.

Un hijo desafiante es un espejo

Un hijo desafiante es un espejo

Si aún no estás convencido que tener un hijo desafiante es una ventaja y no lo contrario, debes saber que esta actitud te permite crecer. Podrás conocerte y saber más sobre tus aspectos negativos a través de la actitud desafiante de tu hijo. Recuerda que los niños captan rápidamente todo lo que pasa a su alrededor y toman lo que viven a diario. Luego, adoptan estos comportamientos.

Revísate a ti mismo y aprende qué aspectos está imitando tu hijo de ti. Quizás aquello que más te irrita en su comportamiento es justo lo que más repites en el tuyo.

Tiene mucha energía

Un niño demuestra su estado de salud en su energía. Esto significa que si tu hijo es muy hiperactivo cabe la posibilidad de que estés confundiéndolo con una personalidad desafiante. Aquí tienes que evaluar y preguntarte si su conducta desafiante realmente es tal.

¿Te parece desafiante porque no se está quieto un solo minuto? Esto es señal de que es un niño normal y que goza de una salud excelente. Lo contrario sí que debería preocuparte.

Tiene pasión y decisión

Tiene pasion y decision

Es imprescindible mencionar que estos niños “insurrectos” no son entendidos por la sociedad y hasta se escriben muchos libros de cómo puedes imponer tus reglas para someter esa indomabilidad. Lo que el mundo aún no comprende es que muchas de estas características de un hijo desafiante coinciden con las de un adulto exitoso.

Si sabes manejar positivamente su insistencia, terquedad, arrogancia, caprichos y rebeldía puedes canalizar todas esas actitudes negativas y convertirlas en algo positivo. Como adultos, podrían convertirse en personas decididas, persistentes y comprometidas.

Un hijo desafiante tiene una pasión intensa sobre sus creencias, siempre quiere saber el porqué de todo y se concentra de manera intensa en sus intereses. Recuerda que estamos en una colectividad cambiante donde hay sujetos que quieren manipular y doblegar las voluntades y sueños de quienes tienen un carácter más endeble.

Siéntete seguro y contento de que en el futuro tu hijo tendrá su propia opinión difícil de cambiar sin justificación. En el futuro tendrá la capacidad de tomar buenas decisiones en su vida personal, profesional y económica. Solo basta con que le proporciones diariamente esa seguridad emocional que necesita.

Si realizas bien tu trabajo garantizarás que tu hijo desafiante forme una familia y un trabajo que le proporcionen seguridad de por vida. En el futuro podrás reconfortarte de que tu trabajo como padre o madre no fue en vano y que el de ellos tampoco lo será con la crianza de tus nietos.

Te puede gustar