Peligros de administrar ibuprofeno cuando hay varicela

Administrar ibuprofeno durante los episodios de varicela de los niños es algo más común de lo que debería, incluso los médicos suelen recetarlo con frecuencia. Se trata de un medicamento que contribuye con el alivio del dolor, es eficaz contra la fiebre y la inflamación; pero al parecer en ciertos casos puede originar una reacción capaz de complicar las lesiones de la piel.

Nadie podría desconfiar abiertamente de un medicamento recetado por el pediatra, es por ello, que en algunos casos ocurren incidentes. Recientemente una madre británica de nombre Hayley Lyon Warrington, compartió con la opinión pública el caso de su hijo, cuya piel fue seriamente afectada por el uso de Nurofen ante su padecimiento de varicela.

Para explicar la relación del ibuprofeno con la varicela, los especialistas han puesto en consideración el hecho de que el uso de este fármaco ha sido asociado al desarrollo de infecciones. También es contraindicado en estos casos el uso de aspirinas, pues se conoce su relación con la aparición del Síndrome de Reye, una posible complicación de la varicela.

Un caso poco común

Por lo general el tratamiento contra la varicela es bastante sencillo, se enfoca en mantener calmado al paciente en cuanto al dolor y picor de las ampollas; se debe controlar la fiebre y en ocasiones se indica el uso de antihistamínicos.  De manera que, es poco probable que un caso de varicela se complique, por lo general, el efecto más grave se relaciona con el sarpullido.

Las complicaciones más comunes pueden ser ataxia cerebelosa, inflamación articular o cardiaca, neumonía y Síndrome de Reye. Sin embargo, infecciones en la piel causadas por medicamentos como el ibuprofeno son en realidad poco comunes; pese a ello, no es un fármaco recomendado para los niños durante esta enfermedad.

9f527b2f494df3bb5bf189ac3e27ce44

A pesar de conocer de casos como el presentado por la señora Warrington, todavía algunos médicos continúan indicándolo, pues no se han asociado padecimientos como este en relación a la varicela, aunque el fabricante del medicamento lo indica claramente. En tal sentido, es muy probable que sea administrado para bajar la fiebre, incluso de manera automedicada, algo desaconsejado en todo momento.

En cuanto al Nurofen, la empresa farmacéutica proporciona suficientes advertencias sobre su uso en caso de varicela; por lo cual, en el episodio en particular tienen mayor responsabilidad los médicos. Sin embargo, como padres estamos en la obligación de evitar el riesgo de administrar esta sustancia a nuestros hijos ante la existencia o sospecha de varicela.

Recomendaciones

Ciertos medicamentos antihistamínicos son indicados con total confianza a niños con esta enfermedad; también el paracetamol es muy eficiente para ayudar a bajar la fiebre y disminuir el dolor. En ocasiones, es preferible aliviarlo con tratamientos caseros para sus ampollas; pero nunca debemos administrar medicamentos sin la aprobación de los pediatras.

Si por alguna razón recibiéramos la indicación de ibuprofeno, podemos pedir a nuestro médico que lo cambie. Si fuera el caso y ya lo hubiéramos administrado, es importante estar vigilantes ante su reacción y suspender el tratamiento de inmediato.

Otras maneras de contribuir a la comodidad y recuperación de los pequeños, son las siguientes.

  • Evitemos que el niño se rasque, para ello se aconseja mantenerlo vigilado. Además es conveniente tenerlo con las uñas cortas y las manos limpias, por si llegara a rascarse para que no infecte las ampollas
  • Procura que use ropa suelta y fresca, preferiblemente de algodón. No se recomienda el uso de ropa de lana o de textura áspera
f45cacd085eec7d6336ee8086ee3f22b

  • Darle baños con agua tibia, con almidón o avena. Evitemos el uso exagerado de jabón y tratemos de mantener la piel seca
  • Después del baño, se recomienda la aplicación de cremas humectantes y calmantes; las pomadas a base de hidrocortisona, son recomendables para las escaras
  • No se aconseja que permanezca bajo calor o humedad excesiva
  • Recordemos que el uso de ciertos antihistamínicos pueden causar somnolencia; por lo cual, es importante vigilar que permanezcan en el lugar apropiado mientras dure el efecto.

 

 

 

Categorías: Salud Etiquetas:
Te puede gustar