Niños rebeldes, adultos exitosos

Macarena 18 abril, 2016

No existe peor pesadilla que para un adulto que los niños rebeldes, desobedientes y respondones. Son chicos que nunca están conformes con nada, llevan la bandera de la pataleta y no se acobardan ante ningún tipo de castigo, siendo capaces de aniquilar la paciencia de cualquier mayor.

Sin embargo, como todo en la vida, la rebeldía además de esas contras, tiene una ventaja de gran peso. Es que, según un estudio publicado en la revista Developmental Psychology, los niños rebeldes tienden a convertirse en adultos exitosos, con grandes trabajos y sueldos de ensueño. Pero, ¿a qué se debe?

Un estudio demuestra el éxito de los niños rebeldes

Siempre se pensó que los factores que impulsan el éxito de cualquier persona son la obediencia, templanza, diálogo o respeto. Sin embargo, esto está muy lejos de lo que demuestra este sorprendente estudio puesto que la clave para ser exitoso en lo económico y social es, extrañamente, la rebeldía.

Al menos así lo demuestra un estudio iniciado en 1968 en torno a la conducta de niños de 12 años y finalizado tras cincuenta años de evaluar los logros conseguidos, arrojando conclusiones tan claras como llamativas. ¿Los resultados? Todos favorables para los “chicos terremoto” en detrimento de los niños más dóciles.

a2e935d1b0cfb2527d11f88346d8dbb5

Entre la información consultada se encuentran los resultados académicos, la situación económica de la familia, breves informes sobre el comportamiento, el cociente intelectual de cada niño y un cuestionario que analizaba sus hábitos y sus habilidades sociales.

Esta investigación llevada a cabo sobre tres mil pequeños demuestra que no alcanza con considerar el coeficiente intelectual del menor para predecir su éxito, sino que el mejor indicativo para adelantarse a su futuro es tener en cuenta su capacidad de romper las reglas a corta edad.

Pues aparentemente los niños considerados rebeldes, respondones, inquietos o desobedientes consiguieron con los años ocupar puestos de poder y, consecuentemente, ganan más dinero que aquellos mejor calificados durante la infancia.

No obstante, el informe publicado en la revista Developmental Psychology aclara que el éxito no depende pura y exclusivamente de la rebeldía mostrada, sino también reside en la calidad de su formación profesional y académica, además de la responsabilidad y compromiso del menor.

Otros datos curiosos sobre esta investigación

Los investigadores suponen, de acuerdo a las variables analizadas, que la clave del éxito económico de estos niños rebeldes puede radicar en su egoísmo, debido a la capacidad de mirar por sus propios intereses, ignorando por completo los de la mayoría.

Es que estos chicos subversivos, hoy devenidos en adultos exitosos, no cumplen las normas generalmente impuestas para crear el equilibrio y la armonía, rompiéndolas a su favor, con el objetivo último de obtener algún tipo de crédito personal.

Además, esta característica que presentan los menores resulta de gran utilidad a la hora de negociar un sueldo, puesto que su inconformismo nato los llevará a pedir siempre más. Definitivamente existe cierta correlación entre estos comportamientos indeseados en la pre-adolescencia y un futuro sueldo más jugoso.

¿Qué explica la psicología sobre el éxito de estos niños rebeldes?

Este polémico informe concluyó que la mayoría de los niños rebeldes e inconformistas llegaron a obtener posiciones laborales de gran responsabilidad y, especialmente, bien remuneradas. Pues aquellos que no fueron inconformistas ni se opusieron a aquello que los disgustaba, hoy no tienen premio.

Es que la protesta, persuasión e inconformismo infantil con los años se materializaron en la negativa a aceptar sueldos bajos a la hora de negociar, la formación de profesionales tan calificados que no permiten ningún tipo de embestida.

Frustrated Student
Frustrated Student

No obstante, una rama de la psicología apunta dos “puntos débiles” relacionados al estudio. Por un lado, probablemente aquello que hace años se consideraba rebeldía, no lo sería en este presente menos estricto y riguroso. Por el otro, posiblemente esos beneficios laborales no se hayan logrado de forma ética.

Contrariamente, el informe señala que las criaturas más tozudas y rebeldes, desafiando la autoridad de sus padres y rompiendo reglas, tuvieron más posibilidades de alcanzar mejores trabajos mejor pagados que sus colegas con un pasado sumiso.

Esto probablemente se deba en gran medida a que estos chicos tendían a permanecer en la escuela durante más tiempo a causa del fracaso escolar, aumentando sus posibilidades de alcanzar un conocimiento más profundo de las temáticas abordadas y de asistir a la educación superior.

Entonces, no te alarmes ni preocupes si tus hijos desafían constantemente tu autoridad. No es tan malo como parece. Después de todo, están forjando una personalidad ambiciosa y de competencia para su prometedor futuro, en el que obtendrán los beneficios de su estruendosa personalidad.

Así que, madres y padres, no se desesperen frente a la conducta inapropiada de su hijo. Aun cuando sientan que se les agota la paciencia, hay un resabio de esperanza de que en el futuro tanto disgusto sea compensado con un viaje por el mundo o un apartamento en la ciudad más exclusiva y de ensueño.

Te puede gustar