Consejos para organizar a la familia

Pedro · 13 diciembre, 2016

Cuando nos iniciamos en la maravillosa y difícil aventura de la maternidad, a veces no nos damos cuenta de todo lo que viene después. Tener una familia conlleva muchas responsabilidades y trabajo. Es necesario poder gestionar y llevar un hogar de manera adecuada, para que todo el mundo descanse y se sienta cómoda y feliz en casa.

Si cuando tenemos un niño nos parece difícil, la tarea aumenta en dificultad cuando tenemos más. Tener una familia de 4 o más miembros, tiene sus ventajas e inconvenientes.

Pero hay que tener siempre claro que ser una familia numerosa no es sinónimo de desorganización, al contrario, todo se puede llevar de manera correcta si colaboramos todos. Por eso es tan importante organizar todo de forma sensata.

¿Cómo conseguimos esta organización?

1. Planificar con antelación

Es importante no dejar todo para última hora. Luego vienen las prisas y estas no traen nada bueno. Preparar la noche anterior la ropa de los niños, la nuestra, los libros, nuestros papeles del trabajo, las llaves, etc. Cada uno se encargará de preparar sus cosas para otro día.

15558009181_15c88cdba3_b

2. Establecer rutinas

Si establecemos unas rutinas, nos van a servir para ordenarnos un poco. Cuando tienes muchas cosas en la cabeza, es bueno que tengas establecidos unos hábitos. Que todos los miembros de la familia tengan claro a qué hora hay que desayunar, comer, cenar, etc. para así estar todos preparados al momento.

3. Saber delegar y pedir ayuda

Es importante que nos demos cuenta cuándo no podemos más y tenemos que buscar ayuda. No es nada malo sentirte desbordada con tantas cosas que hacer en casa, en el trabajo y además los niños.

Si necesitas ayuda puedes buscar a alguien que se quede con tus hijos mientras tú trabajas. Eso sí, que sepas con total seguridad que es alguien de fiar, ya que se va a hacer cargo de las dos partes más importantes de tu vida: tus hijos y tu casa.

4. Organizar los menús semanalmente

Si nos juntamos toda la familia y decidimos establecer los menús de la semana, sanos y equilibrados, esto nos ayudará a no tener que pensar cada día qué tenemos que hacer de comer.

5. Hacer la compra

Siguiendo con el consejo anterior, una vez que tenemos planificados los menús, podemos ir de compras. Debemos adquirir todo aquello que necesitamos para la elaboración de los desayunos, comidas, meriendas y cenas. Tener todo esto controlado nos ahorrará encontrarnos agobios porque no tenemos un determinado ingrediente.

6. No acostar tarde a los niños

Si los niños se acuestan tarde, provocará una desorganización a todos y un muy mal humor por la mañana, ya que todos habremos descansado poco. Por eso es importante que se vayan pronto a la cama, para estar descansados al día siguiente.

7. Asignar tareas

Esta es otra de las cosas importante para mantener nuestra familia organizada. Es bueno que establezcamos un panel con las tareas que debe realizar cada miembro. Quitar y poner la mesa, fregar los platos, preparar el desayuno… A cada uno nos tocará una tarea y cada semana la iremos cambiando.

8. Establecer unas normas

comedor

La familia se debe reunir y negociar acerca de las normas que se han de cumplir en casa, así como las consecuencias del incumplimiento de estas. Por ejemplo:

  • Recoger los juguetes cuando se termine de jugar.
  • Hacer la cama cuando nos levantemos por la mañana.
  • No pelearse entre hermanos.
  • Hacer los deberes todos los días.

Al igual que establecemos unas consecuencias cuando se incumplen estas normas, también es muy importante reforzar y premiar cuando se cumplen. Los premios debemos darlos intermitentemente, ya que son más efectivos, y no tiene por qué ser algo material, puede ser una salida al cine. Y reforzar con palabras positivas, eso lo tenemos y debemos hacer siempre que se cumplan dichas normas.

9. Enseñarles la responsabilidad

Es bueno enseñar a todos los hermanos a ayudarse entre ellos. El más grande debe de apoyar al más pequeño (a vestirse, atarle los cordones, a hacer los deberes, etc.).

Si intentas llevar a cabo estos consejos, tu familia estará más organizada y el nivel de estrés y ansiedad generado en el hogar disminuirá notablemente. Es bueno que conforme vayan creciendo nuestros hijos, les vayamos dando responsabilidades y obligaciones en casa. Les hará madurar y ser autónomos en el futuro.