Cómo enseñar a patinar en línea a un niño

Óscar Dorado · 4 marzo, 2019
Patinar en línea es una actividad muy divertida para los niños, además de ser una buena manera de practicar ejercicio físico. En este artículo te contamos algunos tips para que puedas enseñar a tu hijo a hacerlo. 

Al igual que aprender a ir en bicicleta, aprender a patinar en línea es un buen ejercicio para equilibrar y administrar las habilidades motoras de tu hijo. Aunque no debes preocuparte en exceso, ya que a lo largo de este artículo te daremos algunos tips sobre cómo enseñar a patinar en línea a un niño.

Patinar en línea es uno de los ejercicios más divertidos que los padres y los niños pueden practicar juntos. Incluso, pueden integrar dicha actividad en un estilo de vida saludable. Al igual que otro tipo de actividad cardiovascular, patinar en línea permite quemar muchas calorías, aunque la diferencia con otros deportes es que las articulaciones no sufren en exceso durante la práctica. Por si fuera poco, también es un gran ejercicio que ayuda a mejorar el equilibrio.

Independientemente de la edad, como madre debes evaluar el progreso de tu hijo para determinar si físicamente es capaz de aprender a patinar. En el caso de que observes que está luchando para mantener el equilibrio y la coordinación, deberás esperar un poco más de tiempo hasta que se sienta más cómodo y con más confianza.

Pasos para enseñar a patinar en línea a un niño

A continuación, te contamos cómo enseñar a tu hijo a patinar siguiendo unos pasos muy sencillos. ¡Toma nota!

1. Salir bien equipado

Sin ninguna duda, garantizar la seguridad es clave a la hora de probar un nuevo deporte. Así que, para enseñar a patinar en línea a un niño, en primer lugar, deberías comprarle patines adecuados para sus pies. En principio, nunca deben quedar demasiado ajustados para que se sienta con mayor comodidad.

Por si fuera poco, los pequeños que aprenden a patinar caen en innumerables ocasiones. Por lo tanto, debes equipar a tu pequeño con las herramientas necesarias para evitar que la primera sesión termine en la sala de emergencias. Y es que, como mínimo, deberías equipar al pequeño con rodilleras, coderas, casco y muñequeras, para asegurarse de que esté bien acolchado.Para una mayor eficiencia, te recomendamos optar por protecciones nuevas y adaptadas a su talla, que aún no han amortiguado demasiados choques.Salir bien equipado y protegido es una de las bases para aprender a patinar en línea.

2. Aprende lo básico

Patinar en línea es similar a caminar, excepto que se hace sobre ruedas. Enseñar a tu hijo los conceptos básicos del patinaje aumentará la confianza en él. Por lo que, en esta fase inicial, debes dejar que practique en una zona segura hasta que pueda mantener el equilibrio. Y es que el éxito en cualquier campo de la vida viene del entrenamiento.

Asimismo, consideramos que el patinaje en línea es una actividad que requiere varios conjuntos de habilidades. Para que el pequeño tenga éxito, deberá desarrollar las habilidades adecuadas. De hecho, la clave para patinar correctamente es mantener el equilibrio. Si tu hijo mantiene las rodillas dobladas y se inclina ligeramente hacia adelante, su centro de gravedad le ayudará a mantenerse erguido.

3. Adopta la postura correcta

En tercer lugar, te recomendamos que enseñes al pequeño a adopar la postura correcta. Y es que aprender la postura básica de patinaje en línea y los movimientos correspondientes es algo imprescindible para los principiantes.

Para adoptar la postura correcta debe colocar los pies separados al ancho de los hombros, doblar las rodillas y ponerse de cuclillas. Cuando se está patinando sobre ruedas, el equilibrio es clave, y esta postura evitará que el pequeño se caiga.

4. Práctica

Una vez que tu hijo se sienta cómodo con los conceptos básicos, ha llegado el momento de practicar durante horas. En este punto, debes ayudarle a crear movimientos hacia adelante para aprender a mantener el equilibrio. Incluso, debes entrenarle para que sepa cómo deben caer y así evitar cualquier tipo de lesión inesperada.Patinar en línea.

Como podrás imaginar, patinar es una actividad muy divertida, así que sigue estos consejos cuidadosamente para enseñarle a tu hijo a dominar la práctica. Además, si observas que tu niño florece bien con esta actividad, te recomendamos inscribirlo en una escuela o en un instituto de patinaje. Cuando tu pequeño está probando los patines por primera vez, puede estar nervioso e inseguro. Si se cae o tiene problemas para dominarlo, recuerda que debes animarlo a continuar.

Finalmente, te recordamos que el patinaje sobre ruedas es un deporte increíblemente divertido que no solo es saludable para los niños, sino que también les proporciona felicidad. Por ello, si no has enseñado a tu hijo a patinar en línea, quizás no haya mejor momento que el presente para hacerlo. ¿A qué estás esperando?