Mi hijo no juega con sus compañeros de clase

Este artículo ha sido verificado y aprobado por María Alejandra Castro el 7 marzo, 2019
Viviana Schafer · 5 marzo, 2019
¿Por qué mi hijo no juega con sus compañeros de clase? Esta pregunta puede atormentarte cuando el niño empieza el colegio y los profesores comentan que tu hijo no juega con los demás niños en el patio. Para ver si realmente es preocupante, debes tener en cuenta la edad del niño y el momento en que se te comunica la situación.

Es muy común que los padres se preocupen porque su hijo no juega con sus compañeros de clase al comienzo del colegio. Los niños empiezan a relacionarse con niños pequeños desde que nacen. A las pocas semanas comienzan a sonreír, a buscar miradas y a interaccionar con las personas que tienen alrededor, generalmente con los padres y hermano. Es a partir de los 3 años cuando empiezan a compartir juegos con otros niños.

Un niño de 3 años puede tener ciertas dificultades al relacionarse, ya que necesita adaptarse, y esto lo conseguirá con ayuda de su tutora o de sus padres. Sin forzar. No tienes que dramatizar ni ver más allá de lo que es. A veces vas a ver a tu hijo jugar al lado de otros niños, pero sin crear esos vínculos especiales de amistad que formamos los adultos. Para los niños un amigo es cualquier compañero con el que juegan o comparten un rato juntos.

Si quieres evitar que tu hijo se quede al margen, debes ayudarle a entender lo importante que es tener amigos, cómo hacerlo y mantenerlos. No le impongas de quién tiene que ser amigo y de quién no tiene que serlo; los amigos debe elegirlos él.

Para que pueda hacer amigos es importante que tu hijo tenga la oportunidad de relacionarse con otros niños de su misma edad y no solo en el colegio. Tienes que salir con él, ir al parque, realizar actividades extraescolares con otros niños distintos…

¿Por qué mi hijo no juega con sus compañeros de clase?

Como madre, tienes que enseñar a tu hijo lo esenciales que son los valores como la amistad, la humildad, la bondad, la empatía… Esto es importante para que sepan mantener y cuidar a los amigos. Así pues, tienes que enseñarle a saber perder, pero también a saber ganar, a que colabore, ayude, coopere y a no ser tan competitivo.Mi hijo no juega con sus compañeros de clase.

Si tu hijo tiene entre 3 y 4 años y no juega aún con los niños del colegio, intenta quedar con alguna madre o padre para ir juntos al parque y que tu hijo tenga la posibilidad de tener más confianza cuando comience el colegio.

No te olvides de ir a las fiestas de aniversario que organicen. Pero no tengas apuro, no dramatices, dale el tiempo necesario para que se adapte y se abra al mundo. Si tu hijo es más grande, ve a hablar con sus tutores y averigua qué es lo que puede estar pasando.

La timidez podría ser una de las razones por las que tu hijo no juega con sus compañeros de clase. No olvides que ser tímido es un rasgo de su personalidad, una manera de proceder que el niño exterioriza a través de la vergüenza y que puede ser limitante a nivel social. Si tu hijo siente vergüenza es porque tiene miedo a hacer el ridículo, a ser objeto de burla, al deshonor. Todos hemos experimentado este sentimiento alguna vez en la vida.

¿Qué hacer para ayudar a tu hijo si no juega con sus compañeros de clase?

A los 2-3 años es cuando empiezan a aparecer los primeros signos de timidez y vergüenza, pero, a medida que tu hijo va creciendo, se le va pasando. Aun así, debemos procurarle un entorno de seguridad, escucharlo, no etiquetarlo, no sobreprotegerlo, reforzar las interacciones sociales y potenciar su autoestima demostrándole que puede conseguir todo aquello que se propone.

Es muy importante que estés al tanto si ha cambiado su comportamiento en el últimamente, si por alguna razón no quiere ir al colegio o no quiere estar con sus amigos, si está más triste o irritable sin tener motivos aparentes… Tienes que estar pendiente de los cambios bruscos de comportamiento sin que haya una razón para ello.

En el caso de acoso intrafamiliar, debes ver si evita estar con alguna persona en concreto, si cambia de alguna manera su proceder, si no come, si está triste o más irritable; debes observar su manera de jugar. Fíjate en los dibujos que hace, si tiene pesadillas recurrentes, todo esto te va a dar una pista de que algo no funciona como debería.Mi hijo no juega con sus compañeros de clase.

Otras de las razones por las que tu hijo no juega con sus compañeros de clase es la fobia social, la ansiedad por separación, los trastornos del espectro autista, las altas capacidades y los problemas en casa. Si tu hijo tiene entre 3 y 4 años, es probable que sólo sea una etapa de adaptación al cambio. En caso contrario, lo recomendable es que prestes atención y acudas a un especialista.

  • Albornoz Zamora, E. J. (2017). La adaptación escolar en los niños y niñas con problemas de sobreprotección. Universidad y Sociedad, 9(4), 177-180. http://rus.ucf.edu.cu/index.php/rus
  • García-Bacete, Francisco-Juan; Lara Carrión, Ana; Monjas Casares, Mª Inés. (2005) ¿Por qué los niños no quieren jugar con otros niños? Un análisis exploratorio de los motivos de rechazo entre iguales. International Journal of Developmental and Educational Psychology, vol. 1, núm. 1, 2005, pp. 257-268  https://www.redalyc.org/pdf/3498/349832486018.pdf