Cómo descongestionar la nariz del bebé

La congestión nasal puede ser muy incómoda para los bebés. La solución salina es muy útil para resolver este problema, así como los humificadores ambientales. Te enseñamos las mejores formas de descongestionar la nariz del bebé.

La congestión nasal puede causar que el bebé se sienta incómodo y presente dificultades para comer o dormir. Este problema es muy común y puede ser causado por alergias o gripe. Además, los bebés son más propensos a contraer virus. ¿Sabes cómo descongestionar la nariz del bebé? Aquí te explicamos paso a paso cómo debes hacerlo correctamente.

Cómo descongestionar la nariz del bebé con una pera de goma

El aspirador nasal es muy útil y fácil de usar para descongestionar la nariz del bebé. Para ello, únicamente necesitas una pera de goma elástica, una solución salina (que puede ser preparada de forma casera o comprada directamente en una farmacia) y un pañuelo de papel.

Conoce cómo descongestionar la nariz del bebé siguiendo estos pasos:

  1. Debes acostar al bebé boca arriba. En cada lado, coloca una o dos gotas de solución salina. Si prefieres prepararla en casa, únicamente necesitas un vaso con agua tibia con una cucharadita de sal.
  2. Permite que la solución salina actúe durante unos segundos. Cuando levantas al bebé, la mucosidad saldrá por sí sola. Si no es el caso, puedes utilizar el aspirador nasal.
  3. Debes presionar bien el aspirador nasal. Para que pueda funcionar correctamente, debes introducirlo en la nariz del bebé y aspirar. No debes tener miedo al introducirla, las fosas nasales del bebé son bastante profundas y si no la introduces bien no estarás aspirando nada.
  4. Vacía la pera presionándola de nuevo y utilizando un pañuelo de papel. Para limpiarla, utiliza agua con jabón y colócala boca abajo para que se seque.
La solución salina permite descongestionar la nariz del bebé de forma sencilla y no intrusiva.

Otros consejos para descongestionar la nariz del bebé

Existen otros métodos bastante prácticos y menos incómodos para descongestionar la nariz del bebé. Es importante destacar que solo debemos descongestionar la nariz del bebé si es estrictamente necesario, es decir, cuando se pueda visualizar una mucosidad verdosa. Si no puedes apreciarla, únicamente debes echarle gotas de solución salina dos o tres veces al día.

Humificador

Una de las mejores maneras de descongestionar la nariz es con el uso de vapor de agua. No debes aplicarlo directamente en la cara, debido a que puede causar quemaduras muy graves. El humificador eléctrico se utiliza para mantener un ambiente húmedo y las mucosas sean más fáciles de expulsar.

“Nunca debes introducir un bastoncillo de algodón para limpiar la nariz del bebé”

Spray de solución salina

Algunos aerosoles con soluciones salinas son muy eficaces para descongestionar la nariz del bebé y se pueden utilizar para hidratar los conductos nasales que se pueden secar debido a climas áridos. Aunque es sencillo de utilizar, algunos pueden contener ingredientes que no son adecuados para el bebé. Por esta razón, es importante consultárselo siempre al pediatra.

El humidificador contribuye a descongestionar la nariz del bebé.

Cómo evitar la congestión nasal

Primero, es recomendable alargar la lactancia materna, dado que el recién nacido se inmuniza con ella. Es muy importante, asimismo, descubrir la causa de la congestión nasal, debido a que de esto dependerá el tratamiento que realices.

Aquí te brindamos algunos consejos para evitar la congestión nasal en el bebé.

  • La habitación donde duerma el bebé debe estar ventilada y limpia de polvo.
  • Los adultos no deben fumar en presencia del bebé.
  • El ambiente de la habitación no debe ser demasiado seco ni demasiado húmedo.
  • Si tienes un humidificador en la habitación, debes mantenerlo bien limpio para que no cree moho, ya que esto complicaría la congestión del bebé.
  • No uses ambientadores químicos ni productos de limpieza demasiado fuertes, debido a que pueden causarle una reacción alérgica.
  • El pelo de las mascotas también puede causar alergia.
  • Evita aires acondicionados y calefacciones. El aire acondicionado es el que causa que se seque el ambiente, pero el uso de un ventilador eléctrico también puede ser un problema. Un humificador eléctrico puede ayudarte a aumentar la humedad en el aire.

Ahora que ya sabes cómo descongestionar la nariz del bebé, debes tener mucha paciencia, esto puede ser un problema muy desagradable para él. Debes hacerlo siempre despacio y con mucho cuidado. Lo mejor es hacerlo antes de las tomas, para que coma bien, o antes de dormir, para que no se despierte con molestias. No olvides hacerle beber mucha agua si es que ya puede ingerirla, ya que así le ayudarás a prevenir la congestión nasal.

Categorías: Consejos para cuidar a tu bebé Etiquetas:
Te puede gustar