¿Para qué sirve el suero fisiológico en bebés y niños?

Conoce más acerca de este medicamento básico, que muchas veces ayuda a salvar vidas. ¿Has oído hablar de él?
¿Para qué sirve el suero fisiológico en bebés y niños?
Marcela Alejandra Caffulli

Escrito y verificado por la pediatra Marcela Alejandra Caffulli el 22 septiembre, 2021.

Última actualización: 22 septiembre, 2021

El suero fisiológico es un líquido medicinal que simula al plasma contenido en nuestra sangre. Se conoce también como solución salina isotónica o solución fisiológica.

En el ámbito de la salud, este fluido se utiliza para diversos fines, debido a sus propiedades y a su composición. Sigue leyendo y entérate cuáles son.

¿Qué es el suero fisiológico?

Como mencionamos anteriormente, este suero es una solución en estado líquido que intenta reproducir algunas propiedades del plasma sanguíneo. Por este motivo, se compone de agua y algunos minerales, en las concentraciones equivalentes a las del fluido humano.

El suero fisiológico también se denomina solución isotónica o solución salina 0,9%, debido a la cantidad de sodio contenida el él: se compone de 9 gramos de cloruro de sodio por cada litro de agua.

¿Cuándo se utiliza?

El suero fisiológico es un producto farmacéutico muy utilizado en el ámbito de la salud.

En algunas ocasiones, colabora con las medidas de reanimación que se practican ante cuadros muy severos que comprometen la vida. Pero en otras, resulta una alternativa muy sencilla y eficaz para el manejo de patologías leves en el hogar.

A continuación, describiremos algunos de sus usos más comunes.

Reposición de líquidos corporales

fluidoterapia tratamiento endovenoso suero fisiologico medicaion baxter via tubuladura nino cama hospital internacion

La solución salina isotónica resulta muy útil cuando se necesita reponer las pérdidas de líquido del cuerpo. Por ejemplo, ante una deshidratación, un sangrado o una infección severa que desestabiliza al organismo (sepsis).

En la mayoría de estos ejemplos, el cuadro clínico es de una gravedad considerable. Por este motivo, el suero fisiológico suele administrarse a través de las venas (vía endovenosa) y en el ámbito hospitalario. Esto se conoce como fluidoterapia.

Limpieza de heridas

Cuando la piel se lesiona, el cuidado de la herida resulta determinante para evitar complicaciones más severas, como las infecciones. Entonces, los lavados iniciales de este tejido cumplen un rol fundamental.

Durante muchos años se indicó practicar estas limpiezas con suero fisiológico estéril. No solo por lo inocuo que resulta (no produce dolor ni irritación), sino también por tratarse de un fluido libre de gérmenes.

En la actualidad, la evidencia científica sostiene que no existen diferencias significativas en cuanto al riesgo de infección, cuando se usa suero fisiológico o agua del grifo. Por este motivo, la elección de usar solución salina para limpiar las heridas queda sujeta a las preferencias de cada familia.

Lavados nasales en el contexto de un resfriado

La congestión nasal producida por los resfriados es un síntoma muy frecuente de la infancia. Además de molesta, provoca una obstrucción en la nariz capaz de condicionar la respiración de los bebés pequeños. Por este motivo, los lavados nasales con suero fisiológico constituyen una alternativa para el alivio de los lactantes.

Esta práctica es muy sencilla de realizar en el domicilio y en general, es muy bien tolerada por los pequeños.

Se realiza colocando 1 a 2 mililitros de suero fisiológico en cada orificio nasal (de a uno por vez), con el objetivo de ablandar las secreciones de la nariz y favorecer su liberación. Luego unos minutos, se las puede aspirar suavemente con un aspirador nasal manual o dejarlas fluir hacia la garganta, para que el niño las degluta.

El uso de estas soluciones en este contexto ha demostrado ser un método seguro, eficaz y útil para limitar el consumo innecesario de diversos fármacos.

Tal vez te interese: Higiene nasal en bebés: 6 claves

Nebulizaciones para el tratamiento de afecciones de la vía aérea baja

Cuando se requiere administrar medicación para tratar afecciones de la vía aérea más baja, las nebulizaciones son una buena alternativa para lograrlo:

  • En el caso de la laringitis, las nebulizaciones con suero fisiológico y corticoides inhalatorios o adrenalina mejoran la inflamación y los síntomas desagradables.
  • En el caso de la bronquiolitis, la eficacia de las nebulizaciones es un tema controvertido.

Según una revisión sistemática realizada por la Colaboración Cochrane, las nebulizaciones con solución salina hipertónica redujeron modestamente el riesgo de hospitalización de estos niños. Así mismo, acortaron la estancia hospitalaria en algunos casos de bronquiolitis moderada a severa.

No obstante, este efecto no se ha comprobado con el uso de suero fisiológico isotónico.

nebulizacion inhalacion inhalatoria solucion suero fisiologico patologia respiratoria vapor humedad bronquios laringe laringitis bronquiolitis

Otros usos del suero fisiológico

La solución salina también se utiliza para la limpieza de las secreciones oculares de los lactantes, debido a su condición de fluido estéril (libre de gérmenes). Sin embargo, esto también puede hacerse con leche de madre, la cual no está completamente libre de microorganismos.

Acerca de la importancia del suero fisiológico para la salud

El suero fisiológico es una medicación de suma utilidad. Además, en general es un producto económico, bien aceptado por los niños y sus familias y lo suficientemente seguro para su uso doméstico.

De todos modos, antes de utilizarlo es conveniente conversar con el pediatra. El profesional será quien determine la conveniencia de su uso e indique el modo de administración más apropiado según cada caso.

Te podría interesar...
¿Cuándo debes preocuparte por un resfriado infantil?
Eres MamáLeerlo en Eres Mamá
¿Cuándo debes preocuparte por un resfriado infantil?

El resfriado infantil es algo muy común y puede ocurrir varias veces al año. Conocé a qué síntomas prestar atención.