¿Cómo curar los puntos de la episiotomía después del parto?

10 agosto, 2018
Practicar o no la episiotomía es una disyuntiva que hasta hoy atraviesan los médicos al momento de atender un parto. Llegado el momento y no teniendo más opciones, lo que realmente importa es el bienestar del bebé y los posteriores cuidados que debe tener la madre tras el alumbramiento. 

Curar los puntos de la episiotomía después del parto cuando volvemos a casa es una de las preocupaciones más habituales de las madres. Además de todos los cuidados que necesita el bebé, el alumbramiento ha dejado sus secuelas y estas ameritan también cuidados específicos.

Tras realizarse una episiotomía, las enfermeras serán quienes se encarguen de cuidar la cicatriz en el hospital. No obstante, una vez incorporada la madre a la nueva rutina, habrá que hacerlo por cuenta propia.

Por esta razón, es importante tener algunas sugerencias en consideración para que lo haga de manera eficiente y evite complicaciones por infecciones.

¿En qué consiste y cuándo debe ser realizada una episiotomía?

La episiotomía es un procedimiento realizado al momento del parto si se considera necesario; en este, se realiza una incisión entre el ano y la vulva para aumentar la apertura vaginal y facilitar la salida del bebé. Cuando el pequeño ha nacido, se procede a suturar la incisión.

Entre las causas más comunes que motivan a este procedimiento se encuentran: que el bebé sea muy grande y por ello presente dificultades para salir; que esté colocado incorrectamente en el canal del parto; la presencia de un peligro latente de desgarro vaginal extenso.

¿Cuánto tarda en curarse la sutura?

Si se realiza este tipo de incisión, puede haber un poco mas de dolor durante la recuperación posparto. De todos modos, esta disminuirá tras unos días.

Sin embargo, cuando se trata del tiempo de curación de los puntos, este variará según la longitud del corte; también dependerá de los cuidados que tenga la madre en el tratamiento de los puntos.

El flechazo del parto se da inmediatamente después del nacimiento.

En una episiotomía, se requieren puntos para unir de nuevo la piel y el músculo de la zona. Estos, generalmente, están hechos de un material reabsorbible que se disuelve o se cae al tiempo.

De ser de primer grado, las molestias normalmente duran de 2 a 3 semanas; pero en el caso de presentarse consecuencias de tercer o cuarto grado —más frecuentes cuando se ha tenido una episiotomía anterior— la recuperación se extiende hasta por un mes.

Si la madre tiene la suficiente disciplina para curar los puntos de la episiotomía después del parto, la herida cicatrizará perfecta y completamente. Tanto es así que no se requerirán los servicios del médico para retirarlos; esto, por supuesto, en el caso de que no haya existido ningún signo de infección a lo largo de la recuperación.

Cómo curar los puntos de la episiotomía después del parto

Ya sabemos que después de la episiotomía te pondrán algunos puntos en la zona del periné que podrán causar molestias postparto; por suerte, al pasar el tiempo, estos se desintegrarán por sí solos. Dada la alta sensibilidad de la zona, la paciente debe mantener mucha disciplina en el cuidado e higiene extrema en el área.

La humedad hace que a las heridas les tome más tiempo curarse, por lo que es fundamental evitar lavar la zona con mucha frecuencia. Hay que prestar especial cuidado al momento de ir al baño; se debe limpiar y secar bien los puntos con pequeños toques desde adelante hacia atrás y recordar nunca hacer movimientos de arrastre.

Para el lavado, se usará jabón neutro o suero fisiológico y una toalla de algodón, gasa estéril o papel que sirva para secar. Se deben evitar productos o toallas que puedan incluir perfumes que irriten la herida.

Las rutinas con los bebés ayudan a organizar la vida de toda la familia.

“Si la madre tiene la suficiente disciplina para curar los puntos de la episiotomía después del parto, la herida cicatrizará perfecta y completamente”

Otros cuidados y precauciones

El algodón no se recomienda, ya que los hilos pueden quedarse prendados de los puntos y, lejos de ayudar a secar, funcionar como puntos de humedad.

Por su parte, las compresas posparto deben cambiarse a menudo y es preferible que no tengan plástico, ya que así la herida puede airearse mejor. Además, que sean de un material de celulosa o similar para evitar reacciones alérgicas.

A la hora de aplicar un antiséptico, los más recomendados son aquellos que contienen clorhexidina como ingrediente activo; este es el más adecuado para las madres lactantes. Por el contrario, se deben evitar productos con yodo, que podrían pasar a la leche y provocar algunas reacciones adversas en el bebé.

Como ultimas recomendaciones, debemos dejar que la sutura tenga ventilación por algunos períodos de tiempo al día. De este modo, se propicia la aceleración de la cicatrización.

Otras prácticas que hay que evitar para que se logre curar los puntos de la episotomía después del parto exitosa y rápidamente es estar de pie de manera prolongada y hacer esfuerzos al levantar peso. Ambas acciones tendrían un efecto negativo sobre la recuperación de la mujer.

Te puede gustar