¿Cómo afecta el consumo de alcohol a los menores?

En la época que vivimos se han roto muchos esquemas. Existe mayor libertad en diversos aspectos; los niños se creen adultos y en gran medida, nosotros lo permitimos. Por ejemplo, el alcohol en los menores no debería ser una preocupación, a no ser que la madre lo consuma en el embarazo. Sin embargo, socialmente lidiamos con este problema, pues muchos niños y adolescentes están consumiendo productos alcohólicos con frecuencia.

Es inaudito encontrar noticias sobre la muerte o alcoholismo de niños de doce años. No obstante, es el consumo de otras sustancias lo que causa mayor preocupación. Es decir, un problema que podríamos tener todos en casa, deja de ser importante en relación a otros.

La mejor enseñanza comienza con el ejemplo

Al respecto, se tienen entendido que la dificultad para controlar el consumo del alcohol en los menores es la legalidad del producto. Que sea legal, popular y esté siempre al alcance, constituye un problema serio. Por lo general, somos los mismos padres quienes contribuimos a que luzca como una práctica normal.

Lastimosamente, los niños están consumiendo alcohol con mayor frecuencia de lo que deberían. Mucho más grave resulta el hecho de que la irresponsabilidad de algunos padres los lleva a animarlos, e incluso les ofrecen el producto. Sin embargo, estas sustancias pueden ser muy peligrosas para los pequeños.

El consumo de alcohol es riesgoso para la salud de los niños

niégate a beber alcohol

El organismo de los niños no ha madurado lo suficiente como para resistir las consecuencias de estas sustancias. El alcohol, como otros elementos puede ser altamente nocivo para un sistema poco desarrollado. Pese a que no es frecuente el consumo en altas cantidades, algunos casos merecen atención.

Cuando se trata de niños menores de 15 años, es menos común que consuman alcohol. Sin embargo, los adolescentes, que también corren peligro, son bastante activos en esta práctica. Muchas veces la curiosidad lleva a los niños a experimentar, aunque también lo hacen para socializar y mejorar sus relaciones.

En un caso reciente ocurrido en San Martín de la Vega, un niño de doce años falleció a causa del consumo excesivo de alcohol. Este hecho indica que ha disminuido la edad de inicio en el consumo de bebidas alcohólicas.

Al respecto conviene mejorar la educación y poner más firmeza sobre en este tema. Esto revela según los expertos que no existe percepción sobre los daños que puede causar el alcohol en los menores. Es decir, desconocemos el riesgo para la salud por consumir estas bebidas. Por lo general nos preocupan mucho más las llegadas tarde y la manera de vestir que lo que hacen en las fiestas.

Daños que puede producir

alcohol en niños

Los investigadores médicos explican que el consumo frecuente no tiende a ser tan peligroso como lo que llaman “atracón”. El atracón consiste en beber alcohol en altas cantidades en un período muy corto. Estos episodios suelen suceder durante varios fines de semana seguidos. El resultado de esta rutina son las intoxicaciones etílicas, en ocasiones muy graves y con consecuencias irreversibles.

De acuerdo a las evaluaciones médicas, los menores que acostumbran a consumir alcohol, pueden sufrir los siguientes daños a su organismo:

  • Afecciones en el sistema digestivo, tales como gastritis o reflujo
  • Alteraciones hepáticas y enfermedades como la cirrosis
  • Trastornos a nivel emocional
  • Problemas psicológicos
  • Deterioros en el sistema nervioso
  • Lesiones debido a caídas o golpes
  • Propensión a consumir otras sustancias nocivas
  • Comportamiento violento
  • Conducta sexual poco apropiada que puede derivar en embarazos no deseados, violaciones o enfermedades
  • Propensión a sufrir delitos
  • Muerte por accidentes, suicidio, ahogamiento u otros accidentes
  • Variación en la pubertad como consecuencia de la alteración hormonal
  • Ansiedad, depresión y baja autoestima.

 

 

Categorías: Salud Etiquetas:
Te puede gustar