Cómo afectan los Ipads y smartphones a menores de 2 años

Nadyra Muhammad · 25 enero, 2016

El uso de los dispositivos electrónicos por parte de los niños ha sido sumamente debatido desde varias ópticas, principalmente por sus efectos en la salud y en la socialización de los pequeños.

Quienes advierten sobre los peligros que podría generar a la salud, suelen argumentarlo con algunos indicios de afecciones importantes como tumores y cáncer. Sin embargo, es también válido decir que hasta la fecha no se han encontrado resultados concluyentes en las investigaciones que indiquen que esto sea así.

De cualquier modo, la prudencia nunca está de más, especialmente si consideramos los siguientes argumentos totalmente comprobables.

Se ha dicho que el uso indiscriminado de aparatos electrónicos, entre ellos smartphones y Ipads, favorece el sedentarismo que es una de las causas principales de obesidad en el mundo, cuyos índices se han ido elevando innegablemente, especialmente entre la población infantil y juvenil.

Desde la perspectiva social, las críticas han ido dirigidas hacia la poca socialización que fomenta el uso excesivo de estos aparatos, pues con frecuencia algunos niños prefieren “relacionarse” con el teléfono en lugar de otros niños.

Los bebés necesitan moverse

Independientemente de si consideramos válidas o no las investigaciones que se postulan en  contra del uso de estos dispositivos, tenemos que pensar que los bebés menores de 2 años (y mayores también) necesitan explorar su entorno para lograr su desarrollo: gatear, caminar, treparse, saltar, rolar, bailar, correr… todo esto no se logra a través de una tableta sentado en un sillón.

¿Por qué necesitan moverse?

El desarrollo cerebral (neurodesarrollo) de los niños es un proceso que  comienza en el vientre materno pero que se prolonga hasta 4 o 5 años luego del nacimiento, es decir, durante este período las estructuras cerebrales se continúan formando, al igual que las sinapsis (uniones entre las neuronas) Es a partir de la experiencia y de la necesidad del orgamismo de generar respuestas a las exigencias del ambiente. Pues entonces ¿cómo puede ayudar al neurodesarrollo ver vídeos en el móvil de mamá?

Los niños necesitan conocer su cuerpo y aprender a controlarlo a partir de la experiencia, aunque esto desordene la casa y genere ruido.

baby-1062194_640

Los bebés necesitan experimentar con los sentidos

El neurodesarrollo tambien implica que el sistema nervioso sepa procesar la información que entra por los cinco sentidos y sea capaz de usarla para aprender. También es importante que puedan asimilar los estímulos vestibulares (equilibrio y movimiento) y propioceptivos (sensaciones provenientes del cuerpo)

Todo esto se logra jugando, descubriendo nuevas texturas y temperaturas, usando instrumentos musicales, yendo al parque, columpiándose, cantando, ensuciándose… no jugando el juego de moda en el Ipad.

Los bebés necesitan desarrollar su comunicación

Saber comunicarse no es ver imágenes en el ipad y nombrarlas, saber comunicarse es ser capaz de hacer saber a otro lo que queremos decir y también ser capaz de comprender lo que otros nos dicen y lo que sucede a nuestro alrededor. Tener vocabulario es importante, pero eso no es comunicación.

Los bebés aprenden a comunicarse relacionándose con personas, no con máquinas, escuchando a mamá, jugando con los hermanos y primos, en el jardín de niños, resolviendo problemas, cantando, escuchando cuentos.

Es la comunicación lo que permite desarrollar las habilidades sociales, que los pequeños crezcan siendo capaces de respetar las opiniones de los demás, de esperar su turno al jugar, de saber escuchar, de mirar a los ojos cuando hablamos y nos hablan. Nada de esto se aprende con el movil de mamá.

Los bebés necesitan desarrollar nociones básicas

Las nociones básicas son conceptos que se aprenden a traves de la experiencia, hablamos de cosas como nociones espaciales (arriba, abajo, cerca, lejos, delante, detrás, dentro, fuera). También nociones temporales (antes, después, primero que, rápido, lento, durante).

Se incluyen otros conceptos como peso, similitud y distancia. Ciertamente existen juegos en los dispositivos electrónicos que abordan estos conceptos, sin embargo no permiten al niño aprender qué es arriba, o qué juguete es más pesado que otro, por ejemplo,  solo sirven para evocar lo que ya se sabe a través de la experiencia para poder seleccionar la respuesta correcta.

baby-921293_640

No todo es tan malo

Los smartphones y Ipads no generarán ningún daño irreversible a tu bebé siempre y cuando no sustituyan jamás la experiencia, es decir, no dediques tiempo a eneñarle juegos de estos dispositivos; más bien invierte ese tiempo y esfuerzo en jugar con él al aire libre si es posible, sino con sus juguetes, solo así estarás desarrollando la inteligencia de tu hijo, aunque a veces la presión social nos haga pensar lo contrario.

Un niño que corre, ríe, se cae, desordena, baila y se pelea con los hermanos es señal de un niño que se desarrolla sanamente.

Usa el Ipad o smartphone tal vez cuando de verdad la situación no te permita tener los juguetes a mano. Selecciona “juegos educativos” sin engañarte a ti misma pensando que realmente está aprendiendo algo, solo está practicando algo que ya aprendió jugando de verdad y el dispositivo está sirviendo para mantenerlo tranquilo, solo eso.