6 pasatiempos para niños

¿Tus hijos se aburren fácilmente? Antes de apresurarte a sentarlos frente a la televisión o el ordenador, repasa estas recomendaciones de pasatiempos que seguro les encantarán.
6 pasatiempos para niños
María José Roldán

Revisado y aprobado por la psicopedagoga María José Roldán.

Escrito por Fernando Clementin

Última actualización: 11 febrero, 2022

Si hay algo que caracteriza a los niños es su capacidad para aburrirse fácilmente. En ocasiones, parece no existir nada en el mundo que les quite esa sensación. No te asustes: te damos algunas sugerencias de pasatiempos para niños que pueden simplificarte la vida cuando tu pequeño no sabe qué hacer con su tiempo.

Un pasatiempo es una actividad que alguien realiza por el mero hecho de disfrutarla. Justamente, el objetivo es ese: pasar el tiempo. Cuando una persona le coge el gusto o incluso se apasiona por una actividad, prácticamente nada genera tanto regocijo como llevarla a cabo.

Los pasatiempos para niños tienen ese mismo efecto en los pequeños: suelen transformarse en su actividad favorita. Se pasan el día entero esperando que llegue el momento para hacer eso que tanto les gusta. Pueden practicarse a solas, en grupo, en casa, en una academia, club o institución, al aire libre o dentro. Los hay de todo tipo, pero aquí resumimos seis que de seguro tus pequeños amarán.

Los 6 mejores pasatiempos para niños

Has de saber que los pasatiempos para niños no son solo un mero entretenimiento. También son excelentes alternativas para trabajar y desarrollar capacidades como la atención, la memoria, la coordinación y la motricidad. Incluso, pueden ayudar a afianzar los conocimientos adquiridos en la escuela en diferentes materias.

Recuerda que el juego es el medio natural de aprendizaje de los niños. Por ello, los siguientes pasatiempos resultan muy beneficiosos.

1. Pintar como favorito en los pasatiempos para niños

El arte es sinónimo de relajación, entretenimiento y contención para muchas personas. Para los niños, sentarse a dibujar y pintar constituye una de las maneras de expresión más divertidas.

El dibujo en los niños consta de diferentes etapas e irá evolucionando a medida que este madura. Por lo tanto, no intentes corregirlo o enseñarle para que lo haga correctamente. Tampoco pretendas interpretar sus dibujos o que te explique lo que hace. Simplemente, limítate a sentarte a su lado, obsérvalo y hazle compañía. Felicitarlo por sus esfuerzos y logros también contribuirá a su autoestima y confianza.

Además del dibujo libre existen otras divertidas opciones. Por ejemplo, crear figuras uniendo los puntos, copiar dibujos ya hechos o colorear según los números (las zonas marcadas con un 2 van en azul, las del 3 en verde y así sucesivamente…).

2. Talleres de lectura o escritura

La lectura es una actividad con muy variados e importantes beneficios para el desarrollo de los pequeños. Con el paso de los años, también la escritura se transforma en un excelente opción relativa a los pasatiempos para niños.

Existen instituciones y profesionales que organizan talleres en los que los niños aprenden a crear, escuchar y compartir sus trabajos literarios. Como la mayoría de los cuentos que leen tienen enseñanzas y moralejas de vida, este espacio propicia un lugar de reflexión grupal ideal.

Además, existe la posibilidad de crear juegos y actividades en torno a las historias narradas o las que surjan en el momento. No hay edad para estos talleres: siempre tienen algo maravilloso que aportar.

Pintar puede convertirse en uno de los pasatiempos para niños favoritos de tus hijos.

3. Deportes

Indudablemente, los deportes tienen mucho que ver con el óptimo crecimiento de los niños, en todos sus aspectos. En este ítem no nos referimos exclusivamente al deporte de competición. Tan solo con contar con una pelota o los instrumentos que un deporte requiera, los niños ya tendrán un gran pasatiempo.

Las actividades deportivas combaten la vida sedentaria, la obesidad, estimulan las habilidades motrices y fortalecen los músculos y huesos. Por supuesto, también son una excelente manera de hacer nuevos amigos.

“Las aficiones nos protegen de las pasiones. Una afición se convierte en una pasión”
—Marie Von Ebner-Eschenbach—

4. Juegos de mesa

¿Y qué ocurre cuando llueve y no sabemos qué ofrecerles a los niños en casa? Tranquilos: uno de los mejores pasatiempos para niños son los juegos de mesa. Sin darse cuenta, pueden pasarse tardes enteras jugando.

El Monopoly, el Juego de la Oca, la Batalla Naval o cualquiera de los miles de juegos de este tipo que hay en el mercado pueden ser perfectos para esas tardes en casa. Nuevamente, se promueve la necesidad de socializar: todos se juegan en parejas o por grupos.

5. Adivinanzas, crucigramas y sopas de letras

Si tus pequeños se inclinan más por los desafíos mentales, en estas actividades encontrarás grandes aliados. Las adivinanzas son excelentes para estimular el razonamiento y la imaginación. Además, se fomenta el uso del lenguaje para describir objetos y animales. Para obtener beneficios similares también puede recurrirse a los acertijos matemáticos, las preguntas de lógica (con trampa) o los dilemas morales.

Por otro lado, los crucigramas favorecen la capacidad de encontrar respuestas y de buscar sinónimos a palabras ya conocidas. Finalmente, las sopas de letras son un gran desafío visual que también exige ser un ávido reconocedor de términos. Estas últimas opciones pueden realizarse en inglés, a fin de afianzar los conocimientos de este segundo idioma.

Los deportes también son una excelente opción en cuanto a pasatiempos para niños.

6. Juegos al aire libre como pasatiempos para niños

¿Cómo se divertían las generaciones pasadas sin móviles ni ordenadores? Fácil: con lo que se encuentre afuera. Recorrer un bosque, montar refugios en el jardín o crear coches con cajas y otros elementos caseros pueden ser la aventura perfecta para los niños.

Si deseas compartir este rato con ellos, puedes poner en práctica tu creatividad y sorprenderlos con estos juegos de educación física. Tu presencia les encantará y así podrás tenerlos protegidos y controlados mientras se divierten.

Otros divertidos pasatiempos para niños

Las anteriores son solo algunas opciones, pero existen muchas más disponibles. Por ejemplo:

  • Sudokus (con números o con figuras en el caso de los niños más pequeños)
  • Laberintos, en los que unir dos personajes a través de la intrincada red de posibilidades
  • Origami o papiroflexia, con el que podrán crear divertidas figuras de una dificultad creciente
  • Figuras de tangram
  • Pruebas de agudeza visual similares a la famosa serie de libros “¿Dónde está Wally?
  • Experimentos de ciencias que puedan a ponerse a prueba en casa fácilmente.

Tal y como se puede observar, que estén aburridos no quiere decir que la primera opción sea siempre recurrir a la tecnología para divertir a los pequeños. Hay muchos pasatiempos para niños para ofrecerles, solo es cuestión de que los exploren.

Puedes encontrar opciones de los anteriores pasatiempos en internet en formato descargable. Así, basta con imprimir, (plastificar si quieres reutilizarlos) y comenzar a divertirse. Tienen todo un mundo por descubrir: conviértete en su aliada y compañera de aventuras.

Te podría interesar...
7 ejercicios para mejorar la atención en los niños
Eres Mamá
Leerlo en Eres Mamá
7 ejercicios para mejorar la atención en los niños

Muchos niños se distraen fácilmente, miran hacia todos lados y no se concentran. Mejorar la atención en los niños es un reto compartido por muchos ...



  • Marín Laborda, J. (2011). El sudoku: un medio de desarrollo del pensamiento matemático. In-fan-cia: educar de 0 a 6 años: revista de la Associació de Mestres Rosa Sensat.
  • Pérez, M. C. (2011). Los juegos de mesa en la educación infantil. Pedagogía Magna, (11), 354-359.