10 alimentos que no deberías darle al bebé

Saber qué alimentos debes darle a tu bebé es algo muy importante durante el primer año de vida, ya que su dieta cambiará drásticamente.

Los pediatras consideran que hay algunos alimentos que no deberías darle al bebé hasta que tenga cierta edad. Algunos pueden tener efectos negativos en tu hijo y en su delicado sistema digestivo y otros pueden presentar un peligro de asfixia.

Además, una ingesta inadecuada puede causar el desarrollo de alergias alimentarias.

Después de la lactancia o la alimentación con biberón, gradualmente podrás introducir los diferentes alimentos en las comidas de tu pequeño. Por eso, como madre, es muy importante que sepas qué alimentos no deberías darle al bebé.

10 alimentos que no deberías darle al bebé

1.- Miel

Los niños menores de 1 año de edad nunca deben ser alimentados con miel. Esta contiene una bacteria dañina conocida como clostridium botulinum que puede causar botulismo, parálisis muscular y otras enfermedades graves.

El sistema inmunitario de tu hijo no es lo suficientemente fuerte en este punto para combatir estas bacterias.

2.- Frutos secos

Los frutos secos enteros, incluidos los cacahuetes, no deben administrarse a niños menores de 5 años, ya que pueden atragantarse con ellos.

Mientras no haya un historial de alergias a los alimentos u otras alergias en tu familia, puedes darle a tu bebé los cacahuetes una vez que tenga 6 meses, siempre que estén triturados o molidos en mantequilla de maní.

Los frutos secos contienen ácido fólico.

3.- Fresas

Las fresas son bastante ácidas, lo que las vuelve inapropiadas para el delicado sistema digestivo de un bebé.

Debes suspender las fresas hasta que tu hijo tenga un año. Además, deberás tener en cuenta si existe algún historial de alergia en la familia.

4.- Chocolate

El chocolate es otro de los alimentos que no deberías darle al bebé, ya que contiene cafeína, sustancia nociva para los pequeños.

También tiene mucha azúcar, que debe consumirse con moderación, especialmente los bebés.

5.- Zumos de frutas

El zumo de fruta contiene calorías, pero ninguna de las grasas, proteínas, calcio, vitamina D o fibra que los bebés necesitan.

Demasiado zumo también puede causarles caries, diarrea y otros problemas crónicos de estómago.

6.- Carnes ahumadas y curadas

La mayoría de las carnes ahumadas o curadas (como la mortadela y el tocino) contienen nitratos y otros productos químicos. 

Además, contienen un alto contenido de sodio y grasa animal perjudicial para los pequeños.

7.- Leche de vaca

En ningún caso debes darle leche de vaca a tu hijo menor de un año. La leche de vaca no tiene todos los nutrientes (como hierro y vitamina E) que un bebé necesita para crecer y desarrollarse durante su primer año, razón por la cual es mejor la leche materna.

Una vez que tu hijo haya pasado el primer año, podrá consumir leche entera de vaca con moderación. Debes prestar atención a las posibles intolerancias.

8.- Pescado alto en mercurio

El pescado es muy saludable. Es rico en proteínas, vitaminas y minerales. Es, generalmente, más suave que la carne y por lo tanto más fácil de consumir para el bebé.

Sin embargo, es importante realizar una investigación sobre el tipo particular de pescado que los padres quieren darle al niño, debido a que no todos retienen tanto mercurio en sus sistemas.

Ten en cuenta que el mercurio es una neurotoxina peligrosa y puede acumularse fácilmente en el cuerpo del bebé.

El salmón es una gran opción para consumir proteínas y el ácido graso omega-3.

9.- Azúcar y sal

El azúcar y los dulces azucarados son perjudiciales para tu bebé, por eso también son considerados alimentos que no deberías darle al bebé durante sus primeros meses de vida.

Pueden alterar el desarrollo de los fundamentos del gusto en tu pequeño y mantenerlos despiertos toda la noche.

Asimismo, no conviene que los niños tomen mucha sal. Esta no es buena para sus riñones, por lo que se aconseja no incluirla en la dieta de los menores de un año. A partir del año se puede incluir, en pequeñas cantidades.

10.- Cereal de arroz

Si eliges darle cereal de arroz a tu hijo, escoge las opciones de color marrón en vez de blanco, ya que son más nutritivas y harán que tu bebé se acostumbre al sabor de los granos integrales.

Te recomendamos que pruebes el arroz integral, la avena (con mantequilla de maní o fruta fresca) o la quinoa.

Por lo tanto, cuando introduzcas nuevos alimentos en la dieta de tu bebé debes cerciorarte de que no tengan efectos secundarios que puedan afectarle de manera negativa.

Categorías: Alimentación del bebé Etiquetas:
Te puede gustar