Los 7 alimentos que nunca debes dar a tu bebé

27 marzo, 2020
Este artículo fue redactado y avalado por el nutricionista Saúl Sánchez Arias
El consumo de miel en menores de 1 año puede ocasionar una enfermedad denominada botulismo del lactante.

Los primeros seis meses de vida, el bebé debe mantener su exclusiva dieta por medio de la lactancia, sin introducir alimentos de manera complementaria. En algunos casos, el bebé requiere que se le administre alguna fórmula láctea, pero el alimento por excelencia en la primera etapa de su vida es la leche materna.

Sin embargo, ya pasados los seis meses, comienza un período de adaptación en el cual el niño puede recibir una alimentación adicional, que sirva como complemento de la lactancia. Estos alimentos suelen ser sencillos y ligeros, por lo general son muy similares en todas las familias.

Las madres comenzamos a complementar la dieta del bebé con suaves papillas, naturales y sencillas. La papilla de frutas es típica en la merienda, luego se incorporan paulatinamente otros productos que no sean de la familia láctea.

Por consiguiente se debe ser precavido, para que los nuevos alimentos no sean dañinos para su organismo. También es preciso adecuar la preparación y la cantidad del producto, para facilitar su digestión y promover su maduración.

7 alimentos que nunca debes darle de comer a tu bebé

Aunque algunas veces es inevitable que los niños coman ciertos alimentos, con los bebés debe ser menos complicado, porque las madres somos las responsables de la preparación de sus comidas y no deberían consumir más que su leche o alguna papilla natural.

No obstante, por desconocimiento o falta de interés, caemos en rutinas alimenticias poco saludables para los más pequeños. En este sentido, aunque no se trate de una costumbre, existen algunos alimentos que por ningún motivo deberían consumir los bebés.

Aún cuando no nos parezca, hay ciertos alimentos que es preferible que no formen parte de la dieta de niños menores de los 12 meses y solo con moderación a partir de esa edad, hasta los cuatro años.

shutterstock_278439287

Para cuidar la salud de nuestros pequeños debemos recordar que estos siete productos deben eliminarse de la alimentación habitual que administramos en casa. Estos pueden ser:

1.El Azúcar es uno de los alimentos que deberíamos de evitar

Este alimento, aunque muy común, no le hace falta el bebé porque la leche materna lo contiene. Si nuestra idea es endulzar el alimento para mejorar su sabor, podemos hacerlo por medio de frutas. Además, el azúcar puede ocasionar  la aparición prematura de caries.

Por otra parte un consumo de azúcar condiciona la diversidad de la microbiota en un futuro, según un artículo publicado en la revista «Nutrients».

2. La Miel

Es un sustituto natural del azúcar, cuyo uso en la alimentación de los niños es muy recurrente. Lo que mucha gente no sabe es que su composición es muy similar a la del azúcar blanco. Otro inconveniente es la posibilidad de que contenga bacterias amenazantes para el sistema digestivo.

El consumo de miel antes del año, según varios estudios, puede desencadenar la patología conocida como botulismo del lactante.

3.La Sal

Al igual que la miel y el azúcar, la sal es utilizada para resaltar el sabor de los alimentos. Este producto debe eliminarse de la dieta de los bebés porque puede ser perjudicial para la salud de los riñones. Solo es recomendable de manera moderada a partir de los doce meses.

Además, un estudio publicado en la revista «International Journal of Food Sciences and Nutrition», relaciona el consumo de sal en los bebés con un mayor riesgo de hipertensión arterial en edades futuras.

4.Especies Marinas

Ciertos tipos de pescados y mariscos, poseen elevadas cantidades de mercurio, un elemento que es producto de la contaminación. Este metal puede acumularse en el tejido graso produciendo intoxicaciones agudas o aumentando el riesgo de enfermedades a largo plazo.

5.Algunos vegetales

Las algas, acelgas, espinacas y borrajas, cuya composición contiene nitrato. Esta sustancia en cantidades excesivas podría provocar una lesión de carácter hipóxico, según un artículo publicado en la revista «Pediatrics Research».

Si bien hablamos del consumo excesivo, se contraindica en bebés porque su cuerpo es pequeño y por ende de mayor concentración.

6.Productos modificados bajos en grasa

No está mal consumir productos con menos grasas, pero estamos hablando de aquellos desnatados, los cuales han sido sometidos a procedimientos especiales para eliminar el exceso de grasa.

Por otro lado, las grasas de estos alimentos, resultan esenciales para el organismo de los pequeños, son fuente de vitaminas y calorías.

7.Algunos alimentos según su presentación

Los alimentos pueden ser consumidos en distintas preparaciones o presentaciones, lo cual puede modificar sus propiedades considerablemente. Por eso se debe evitar en la alimentación del bebé determinadas formas de administración de los productos.

Por ende se debe evitar: preparaciones crudas de origen animal, frutos secos sin triturar, bebidas a base de arroz, papas fritas, merengues, helados; entre otros.

¡Para tener en cuenta!

La alimentación complementaria puede introducirse a partir de los 6 meses. No obstante hay que tomar ciertas precauciones al respecto. A pesar de que la dieta debe de ser variada, cuando todavía son muy pequeños hay ciertos alimentos que se recomienda no administrar.

De este modo se irán introduciendo paulatinamente en la alimentación según el niño vaya creciendo y desarrollándose.

  • Conlon MA., Bird AR., The impact of diet and lifestyle on gut microbiota and human health. Nutrients, 2014. 7 (1): 17-44.
  • Rosow LK., Strober JB., Infant botulism: review and clinical update. Pediatr Neurol, 2015. 52 (5): 487-92.
  • Genovesi S., Antolini L., Orlando A., Brahmochary S., et al., Poor early growht and high salt intake in Indian infants. Int J Food Sci Nutr, 2017. 68 (4): 467-472.
  • Jesica Jones A., Andrew Hopper O., Gordon Power G., Arlin Blood B., Dietary intake and bio activation of nitrite and nitrate in newborn infants. Pediatr Res, 2015. 77 (1-2): 173-81.