Talleres de escritura para niños

Por todos los beneficios que ofrecen, los talleres de escritura para niños constituyen una elección recomendable. Sus capacidades se verán beneficiadas si deciden incursionar en el maravilloso mundo de los libros, la poesía y los cuentos.
Talleres de escritura para niños
María Alejandra Castro Arbeláez

Revisado y aprobado por la psicóloga María Alejandra Castro Arbeláez.

Escrito por Fernando Clementin

Última actualización: 16 julio, 2022

Si estás en la busqueda de actividades extracurriculares para tus hijos, te presentamos una excelente alternativa que probablemente no habías analizado: los talleres de escritura para niños.

Su objetivo no es formar a los Shakespeares del mañana, sino estimular las diferentes capacidades de los infantes mediante un enfoque creativo.

Los talleres de escritura para niños suelen ser impartidos en las mismas escuelas, por lo general como actividades extraescolares. Sin embargo, también existen academias o institutos particulares que ofrecen estas clases.

Una de las ventajas de estos talleres es que son sumamente inclusivos: no distinguen de edades, sexos, razas, ni mucho menos capacidades. Todos pueden sumarse y compartir la hermosa experiencia de sentirse un escritor o prepararse para serlo.



Beneficios de la escritura para niños

La escritura es una actividad ventajosa en esta etapa de la vida. Estas son las principales virtudes que desarrolla en los niños:

Aprendizaje de la lengua

Pese a las ventajas que ofrece la tecnología, muchas veces en la actualidad no se utiliza el lenguaje de la mejor manera. Abundan abreviaciones incorrectas y errores ortográficos, gramaticales y de sintaxis. La escritura fomenta este buen trato de la lengua materna.

Especialmente al compartir el trabajo con un docente o un mayor, este puede realizar las correcciones necesarias para implementar en la próxima creación.

Estimula la comunicación y la expresión

Ya sea a mano o en un dispositivo digital, la escritura sigue siendo uno de los métodos comunicativos por excelencia. Es importante, por lo tanto, desarrollarlo y practicarlo desde edades tempranas.

La escritura creativa permite estructurar el razonamiento y darle forma a los pensamientos para transmitirlos a los demás.

Los pequeños pueden desarrollar sus habilidades en los talleres de escritura para niños.

Amplía el vocabulario

El niño o joven que escribe conoce mayor cantidad de palabras que los demás de su edad. Además, puede variar su uso de acuerdo al contexto y también comunicar mensajes implícitos.

En tiempos de mensajes pobres en cuanto a lo língüístico y a la variedad de expresiones, alguien que posee un amplio bagaje de vocabulario puede marcar la diferencia. Asimismo, será —o al menos parecerá— una persona más culta, lo que mejorará la percepción de los demás hacia él y, en consecuencia, su autoestima.

Desarrollo cognitivo

Al igual que cualquier otro aprendizaje de una capacidad, aprender a escribir con creatividad es un reto que exige trabajo de parte de nuestro cerebro. Por lo tanto, el niño deberá apelar a la memoria, la concentración y la atención para enfocarse en el producto que desea generar.

11 actividades para un taller de escritura para niños

Los talleres parten de la evidencia de que la escritura es un proceso compuesto de diversas fases y todo niño puede llegar a escribir bien sin que sea necesaria una habilidad innata.

En este sentido, el taller logra que los niños pasen por las etapas del proceso de escritura (preescritura, escritura y reescritura) hasta adquirir autonomía e independencia en el aprendizaje.

Los talleres propuestos son ideas sencillas y prácticas, para desarrollar en una sola sesión.

1. Mi casa es un cuento

Se le pide a los niños escribir un cuento a partir de elementos y rincones del hogar, con el ingrediente de que se transforman en personajes y lugares. Por ejemplo, la cocina se convierte en un ser que habla, se mueve, piensa y tiene una aventura o le suceden cosas.

Al romper la lógica convencional, la imaginación se desata.

2. La familia poética

Tomar una palabra y enlazarla a cinco adjetivos. Por ejemplo: Mar – 1. Cálido. 2. Azul. 3. Violento. 4. Triste. 5. Cotidiano.

Y a partir de este conjunto de palabras, construir un poema.

3. La palabra-poema

Escribir un poema con la técnica del acróstico. Para ello, elegir una palabra sencilla, como por ejemplo CASA, y con cada inicial, comenzar un verso.

Casa de las

Alondras

Solitarias, tristes baten sus

Alas.

4. Los genios nos inspiran

Para esta actividad se escogen versos de grandes poetas y a partir de ellos se construye un nuevo poema. Por ejemplo, a partir de un verso de Lorca:

Verde que te quiero verde, verde viento, verdes ramas. 

El árbol sueña con la noche y la mañana.

Con el rayo y la luna despejada.

5. Cuentos con buen principio:

Igual como la actividad anterior con el verso, una actividad interesante para los talleres de escritura para niños es proponer un cuento a partir de un inicio ya dado.

Qué tal a partir de este: “El cielo era una inflada panza de burro colgando amenazante a escasos palmos de las cabezas…” de la hermosa novela de Luis Sepúlveda Un viejo que leía novelas de amor.

6. Cuentos con un buen final

Otra variante de las actividades que deben dar continuidad a una historia, es la de ofrecer el final para que los niños armen el relato que conduzca a él. Por ejemplo el final de El pequeño vampiro, de Angela Sommer-Bodenburg

“Sintiendo una profunda satisfacción se metió en la cama y se tapó la cabeza con el cobertor”.

7. Ejercicio de escritura vivencial

“Contar algo que les haya sucedido en algún momento de su vida, dibujar sobre esto y escribir una o dos oraciones relacionadas a ese suceso o evento, expresando los sentimientos de ellos como personaje principal de su historia”.

Esta actividad está propuesta en la investigación “Aplicación de los talleres de Calkins en estudiantes de primer grado para fomentar la escritura”, de la educadora Marta Benítez Bologna

8. El binomio fantástico

Es una idea propuesta por Giani Rodari en Gramática de la fantasía y que consiste en unir dos ideas o expresiones sin aparente relación, pero que al juntarse provocan una respuesta creativa.

“Es necesaria una cierta distancia entre las dos palabras, que una sea suficientemente extraña a la otra, y su unión discretamente insólita, para que la imaginación se ponga en movimiento…”.

Por ejemplo: Perro – Armario.

La combinación y el uso de preposiciones ya insinúa un repertorio de ideas divertidas:

  • el perro con el armario
  • el armario del perro
  • el perro sobre el armario
  • el perro en el armario
  • etcétera…

9. Definiciones sensibles de las cosas

Para esta actividad se le pide a los niños que describan con todos los sentidos un objeto. Por ejemplo, una silla. El color, la textura, los materiales, el uso según las horas del día o la estación, si es una silla solitaria o forma parte de un conjunto, la edad de la silla, la procedencia, quién la usa más, si la usan poco, etc.

10. Imaginar un color

“Se pide a los niños que imaginen un color, las cosas vinculadas con ese color, los sentimientos que ese color produce, los olores, sabores y sensaciones térmicas…”

Esta es una idea tomada del artículo “¿Qué escriben los niños? Propuestas para la escritura creativa en el siglo XXI“, de Fanuel Hanán Díaz.

11. Proponer un título para un cuento

Finalmente, una técnica bastante empleada para motivar la escritura de un cuento es proponer un título: ‘La biblioteca encantada’, por ejemplo. O bien, otro recurso es invitarles a construir una historia a partir de mostrarles una fotografía.

Como se ve, lo esencial es la excusa, el “disparador”, el detonante del flujo de la imaginación.

Talleres de escritura para niños: una puerta a la creatividad

En primer lugar, se debe destacar que los talleres de escritura no deben ser vistos como una obligación para los niños. Por el contrario, deben interpretarse como un espacio de recreación, donde los pequeños realizan eso que les gusta.

Además, el contar con un tutor o guía que los dirija en el camino de la escritura y les enseñe a potenciar sus habilidades será beneficioso para descubrir todo su talento.

De este modo, su entusiasmo aumentará, se animará a exponer sus producciones y, por qué no, a realizarlo como un pasatiempo con mayor asiduidad.

“Ya sea a mano o en un dispositivo digital, la escritura sigue siendo uno de los métodos comunicativos por excelencia. Es importante, por lo tanto, desarrollarlo y practicarlo desde edades tempranas”.

Un lugar para relacionarse con otros

Otro aspecto que no se puede dejar de lado es el plano social. Los talleres de escritura para niños ofrecen un ambiente propicio en el cual compartir con sus pares la pasión por una actividad que tienen en común.

Las relaciones personales suelen encontrar en estos espacios una oportunidad ideal para iniciarse o fortalecerse. A diferencia de la escuela o las instituciones deportivas, aquí no existen obligaciones, presiones o competitividad que puedan estropear la interacción.

La escritura favorece el vocabulario y la expresión de los niños.

Finalmente, otras ventajas de los talleres de escritura para niños

Los talleres les ayudarán en el presente y en su vida adulta, en tanto:

  • Fomentan la empatía: no solo se trata de producir, sino también de escuchar al otro, evaluar y valorar sus creaciones. Compartir momentos y habilidades en estos espacios es una experiencia muy rica para los pequeños.
  • Abren oportunidades para el futuro: las posibilidades de ser considerado para un puesto o de tener éxito laboral aumentan cuando una persona sabe expresarse de manera apropiada. No solo en lo escrito, ya que la escritura también favorece la expresión oral.
  • Se reflejan en su rendimiento escolar: al propiciar la lectura y la incorporación de conocimientos, la escritura favorece también el hábito de estudiar y aprender nuevas cosas. Esto, lógicamente, se puede aplicar en el colegio.

Por todo lo anterior, los talleres de escritura para niños constituyen una elección recomendable. No es necesario que tu hijo sea un as de la pluma y el papel para inscribirlo: con el tiempo aprenderá y es probable que haga nuevas amistades, hasta podría encontrar una pasión hasta entonces oculta para él.

Te podría interesar...
¿Cómo iniciar a los niños en la lectura de los clásicos?
Eres Mamá
Leerlo en Eres Mamá
¿Cómo iniciar a los niños en la lectura de los clásicos?

Leer no sólo es una actividad, es una actitud. A continuación, se proponen algunos títulos para iniciar a los pequeños en la lectura de los clásico...