5 Técnicas para limpiar los mocos al bebé

Pedro 16 diciembre, 2016

Ahora que llega el invierno y con él la bajada de las temperaturas, es frecuente ver a los bebés y niños con mocos. Vemos a las madres desesperadas por que sus hijos empiezan a resfriarse y con ello los problemas respiratorios son frecuentes.

Esto les dificulta alimentarse y dormir, por lo que es un tema que nos preocupa. Es importante eliminar el moco, porque si se le acumula en las vías respiratorias, le puede producir infecciones.

Los bebés respiran por la nariz y tenerla obstruida con mucho moco, les obliga a respirar por la boca. Esto hace que no duerman bien, que les cueste comer e incluso les puede provocar que vomiten.

A continuación, mostramos una serie de técnicas para limpiar la nariz de tu hijo y que esto no vuelva a ser un problema.

Técnicas para limpiar los mocos al bebé

baby-788088_960_720

1. El suero fisiológico

Esta es la técnica principal para la limpieza nasal de nuestro niño, y además la más utilizada. Es agua a la que se le ha añadido sal para que se parezca a los fluidos de nuestro organismo. Esto lo que hace es ayudar al chico reblandeciendo los mocos. Gracias a esto el pequeño acaba expulsándolos o bien acaba tragándoselos.

No hay ningún problema con que se los trague. Estos acabarán en el estomago y de allí finalmente saldrán expulsados a través del pipi o las heces.

Hoy en día venden en las farmacias ya el producto preparado para hacer estas limpiezas nasales. Es importante preguntar por el que sea adecuado a la edad de tu niño, porque si tiene mucha presión puede hacer que los microbios se vayan hacia los oídos.

Los lavados hay que realizarlos antes de comer y antes de dormir. Con 3 o 4 veces al día suele ser suficiente.

2. Aspirador nasal de cánula

Este instrumento consta de una boquilla para la madre o padre y un cabezal que se adapta a la nariz del pequeño. En este cabezal hay un filtro para controlar la presión de aspiración y para frenar los mocos que llegan.

Hay que colocar el cabezal en la nariz de nuestro niño y con cuidado el padre o la madre debe de aspirar sin mucha fuerza.

3. Aspirador nasal de pera

Este tipo de aspirador también es muy frecuente. Consta de una boquilla que va introducida en una goma con forma de pera. Se introduce la boquilla en la nariz de nuestro bebé y entonces presionamos la pera y soltamos poco a poco para que aspire los mocos.

4. Pinzas nasales

Estas son recomendables cuando los mocos están secos. Tienen un tope de seguridad para que la pinza no entre demasiado en la nariz del bebé. En ciertas situaciones tener unas pinzas nasales nos puede venir bien.

5. Después del baño

Otra técnica que también funciona bien para eliminar los mocos de nuestro pequeño es justo después del baño. Cuando bañamos a nuestro hijo con agua caliente, ésta reblandece los mocos y por tanto es mucho más sencillo que salgan.

Cómo aliviar ciertas dificultades que provocan los mocos en el bebé

newborn_milia_milk_spots

  • Ofrecerle líquidos constantemente. Con esto lo hidratamos y favorecemos la expulsión de los mocos.
  • Si los mocos impiden dormir a tu niño, intenta poner la espalda y cabeza algo más alta que el resto del cuerpo. Esto lo puedes conseguir poniendo debajo de la cuna algún libro para que haga de cuña o doblando una manta y poniéndola debajo del colchón para que la espalda quede más elevada.
  • Dale de comer en pequeñas cantidades pero con más frecuencia. La comida junto con los mocos le pueden producir vómitos.
  • Ambiente húmedo y ventilado. Si tenemos un ambiente húmedo, les ayuda a descongestionarse.
  • Usar humidificadores. Estos son muy útiles cuando nuestro hijo tiene congestión, puesto que el aire húmedo entra y reblandece los mocos de sus pulmones, ayudándolo a expulsarlos.

Ahora que sabes algunas técnicas para aliviar la mucosidad de tu hijo, puedes ponerlas en práctica. Con ellas seguro que tu bebé va a estar más cómodo y tú más tranquila. Los mocos no volverán a ser un problema.

Te puede gustar