5 hábitos para tener una relación en pareja sana

Francisco María García 4 septiembre, 2018
Respeto, diálogo y buena comunicación son solo algunos pilares importantes para tener una relación en pareja sana. No hay que dejar nada al azar, sino que es imprescindible cuidar el vínculo en el día a día, para que sea sano y duradero.

El amor no siempre es fácil, y mucho menos lo son las relaciones de pareja; no todos los vínculos son tranquilos y libres de conflicto. Aunque parezca difícil, una relación en pareja sana resulta mucho más sencillo de lograr cuando las personas que la conforman dejan sus inseguridades de lado.

Relaciones de parejas en la actualidad

La sociedad en la que vivimos y el modelo de vida que hemos adquirido no favorecen ni fomentan justamente las relaciones en pareja sanas. En la práctica, el consumo constante, las canciones,  series de televisión y novelas reflejan una concepción del amor y de las parejas que no es real.

Todos los arquetipos sociales incluso favorecen ciertas creencias que no hacen de las relaciones de pareja vínculos sanos, sino más bien tóxicas, poco satisfactorias y menos duraderas en el tiempo.

Hábitos para tener una relación en pareja sana

Para que una relación en pareja sea sana y satisfactoria, es necesario tener en cuenta ciertas claves o hábitos que ayudarán a conseguir una relación estable.

El objetivo es que dos personas distintas, que quieren compartir la vida, puedan entenderse desde sus diferencias, aceptarse y aportarse algo mutuamente durante el tiempo en que estén juntas.

Para saber en qué situación se encuentra cada uno respecto a la pareja y si realmente es una relación sana, sirve como indicador plantearse algunas preguntas:

  • ¿Tu relación de pareja suma o resta en tu vida?
  • ¿Te ayuda a ser mejor persona, a crecer?
  • ¿O, por el contrario, te limita y es una fuente constante malestar?

Todas estas interrogantes sirven como indicadores para saber si la relación de pareja está siendo saludable o si ya no lo es. Además, es importante considerar algunas claves o hábitos que ayudarán a formar relaciones de pareja saludables, tanto para uno como para otro.

Las parejas jóvenes construyen su vida de la mano y sin presiones.

1. Amor libre y sincero

Este es, quizás, el primer paso a comprender para tener una relación en pareja sana. Amar desde la libertad significa que las personas no se pertenecen una a otra, si no que eligen libremente compartir su vida y cuentan con la libertad de tomar sus decisiones.

De esta forma, la libertad otorga el espacio a cada integrante de la pareja, un espacio privado, su intimidad. Amar libremente significa entender que son dos personas distintas y que cada una elige según sus convicciones.

2. Lograr una buena comunicación

La comunicación en la pareja es un aspecto fundamental para que esta sea saludable; es, realmente, uno de los pilares básicos. Gracias al diálogo, las personas pueden crear proyectos de vida en común. Asimismo, una buena comunicación dará lugar a saber negociar, ceder y llegar a acuerdos.

Probablemente, la cuestión que más problemas origina es la que da lugar a las discusiones. Es positivo aprender a discutir siempre de manera constructiva, respetando las opiniones de cada uno. También es importante evitar entrar en un círculo vicioso en el que solo haya reproches y acusaciones que no llevarán la relación a ningún lugar bueno.

“El objetivo es que dos personas distintas, que quieren compartir la vida, puedan entenderse desde sus diferencias, aceptarse y aportarse algo mutuamente”

3. Aceptar las diferencias

Las vivencias y experiencias de cada persona son distintas, así como también lo son los aprendizajes. Para que una relación en pareja sea sana, es importante entender que no siempre se va a pensar igual y que es ante las diferencias cuando habrá que actuar con inteligencia.

En materia de disimilitudes, hay que recordar que cada persona es un mundo completamente distinto. Por lo tanto, es bueno llegar a una solución intermedia.

4. Compartir tiempo de calidad

Esta es una de las claves para que la relación de pareja no se vuelva rutinaria, e incluso poco saludable. Compartir tiempo de calidad es fundamental para mantener una relación en pareja sana. Hay que dedicar momentos y gestos cada día, sin dejar que la rutina o monotonía consuma la pareja.

La alimentación saludable contribuye a la fertilidad del hombre y la mujer.

5. Cuidar la relación siempre, respetar y confiar

Para que la relación en pareja sea positiva es necesario cuidarla no solo al principio, sino en todo momento. No hay que dejar que el paso del tiempo disminuya los gestos de amor ni la preocupación por el otro. Tampoco hay que olvidar el respeto y la confianza. Estos aspectos son fundamentales; sin ellos no hay amor.

En conclusión, hay muchos más aspectos que se podrían considerar para que una relación en pareja sea sana; estos son algunos de los más importantes a tener en cuenta. Recuerda siempre que toda relación saludable se apoya en el amor, la libertad, el respeto y la confianza. 

Te puede gustar