¿Cómo enseñar a tus hijos a respetar las diferencias?

Marisol 19 enero, 2018
Es imposible que las millones de personas que habitan el mundo compartan costumbres, idiomas o religiones. Las diferencias son parte inevitable de la vida, por lo que es fundamental que tus hijos las comprendan y respeten desde pequeños.

La sociedad es cada vez más diversa. Debido a esto, los niños están cada vez más expuestos a convivir con personas con distintas formas de vida. Las creencias, las costumbres, los valores y los comportamientos ponen a prueba la tolerancia y la empatía de las personas. Por eso es importante que desde que son pequeños se les enseñe a respetar las diferencias.

Las guerras, los conflictos ideológicos y los enfrentamientos se dan por la ausencia de respeto hacia el otro. Si quieres que tus hijos lleguen a ser transformadores de las dinámicas sociales, podrías considerar poner en práctica estas recomendaciones.

5 maneras de enseñarles a respetar las diferencias

La capacidad de respetar a los otros beneficiará a tus hijos a lo largo de su vida. Valorar la diversidad les servirá para enriquecerse como personas, tener nuevas ideas y fortalecer su intelecto y sus relaciones sociales.

1.- Modela los comportamientos que quieres ver

Da el ejemplo. Debes empezar por respetar a los otros, por celebrar las diferencias y ser inclusivo ante cualquier circunstancia.

Comienza evaluando cómo te comportas antes de exigir o formar unos patrones de conducta en tus hijos. Evita las bromas discriminatorias y la creación de estereotipos que afectan la percepción de los niños.

“El respeto es un valor, una virtud, que para saber qué es, debo iniciar por mí. Simultáneamente, adquiero capacidades de respeto al otro y los otros. No solo la opinión, sino el sentimiento. Una vez que comprenda esto, empiezo a saber que debo escucharme y escuchar, lo autocontrolo, conozco mis límites, asumo una actitud de respeto, la proyecto a los demás y valoro a los que me rodean”
–Dora Herrera–

2.- Ayúdalos a fortalecer su autoestima

Si quieres que tu hijo adquiera la capacidad de respetar las diferencias, enfócate en desarrollar su autoestima primero. Los niños, las personas seguras de sí mismas en general, son más capaces de abrazar al otro sin pretender cambiarlo.

Un niño con una autoestima fuerte es capaz de confiar en sus decisiones, no seguir a la multitud y defender sus creencias sin quitarles validez a las de los otros.

El hábito de respetar las diferencias por parte de los niños debe fomentarse desde pequeños.

3.- Permite que tus hijos vivan nuevas experiencias

Es común que las personas busquemos relacionarnos con gente que comparta creencias y que se parezca en algo a nosotros. Pero la clave para abrir el panorama y dar la bienvenida a seres humanos completamente diferentes es, justamente, convivir con ellos.

Evita que tus hijos estén siempre encerrados en su zona de confort y busca que conozcan y exploren el mundo a través de los ojos del otro.

4.- Prepárate para responder preguntas

Es inevitable, los niños quieren que les expliques los comportamientos y las visiones que son poco usuales para ellos. Si esto sucede, necesitas estar preparado para sortear la situación adecuadamente. Toma en cuenta los siguientes aspectos.

  • Enfócate en lo positivo. La mejor manera de responder cuando tu hijo te pregunta por diferentes razas, tamaños, formas de vestir o idiomas es ser positivo, directo y honesto.
  • Deja de lado las evasivas. Siempre que te hagan una pregunta, dales una respuesta. Los niños requieren información pertinente para formar sus conceptos sobre la vida y la sociedad.
  • Refuerza los buenos modales. Los más pequeños no son conscientes de las normas sociales. Por eso es indispensable que les enseñes a ser prudentes y respetuosos cuando se ven expuestos a ellas.
  • Ayúdales a comprender que las diferencias son buenas y que todos somos distintos en algunas características. Demuéstrales que esos rasgos hacen que seamos especiales y que, por diversos que seamos, siempre hay algo en común.
Enseña a tus hijos a respetar las diferencias para fomentar su sentido de aceptación y solidaridad.

5.- Haz de la tolerancia un principio fundamental

Los niños deben respetar a todas las personas por igual, sin importar cómo luzcan o en qué crean. Es una lección que debes dar a tus hijos muchas veces para que la apliquen siempre y sea interiorizada realmente.

Una forma de reforzar esta conducta es compartir con los niños libros, películas y juegos que dejen una enseñanza positiva.

Recuerda: el primer paso para que tus hijos aprendan a respetar las diferencias es hacerlo tú mismo. Vivimos en un mundo inmenso en el que abundan las riquezas culturales y sociales que deberíamos conocer y aceptar.

Discriminar y evadir al otro, solamente hace que nos perdamos del maravilloso tesoro que hay en cada persona.

Te puede gustar