18 normas de convivencia que deberás enseñar a tu hijo

Mervis Romero 5 enero, 2018
Las normas de convivencia contribuyen a crear un ambiente de respeto y tolerancia donde la exigencia no tenga cabida. Te mostramos 18 normas de convivencia para poner en práctica desde casa.

Es importante que las normas de convivencia se inculquen a los niños desde la infancia, puesto que contribuyen a la paz y armonía, tanto en el vínculo familiar como con los demás. Por ello debes asegurarte de conocerlas muy bien y saber cómo transmitirlas a tus hijos de la manera correcta.

¿Por qué enseñar normas de convivencia a los niños?

Estas normas permiten que los niños interactúen con los demás con respeto. Al aprenderlas, se comportarán de forma ordenada y tolerante.

Si no existieran tales normas, cada persona actuaría como le pareciera más oportuno y no habría orden. Aunque en nuestra sociedad muchos han dejado de aplicarlas, es importante enseñárselas a los niños. De esta forma, crecerán con una actitud positiva.

Al enseñarlas a tu hijo evitarás que crezca inseguro, perdido y desafiante, puesto que ayudan al pequeño a encontrar el equilibrio entre lo que desean conseguir y las necesidades de los demás.

De hecho, algunos estudios revelan que cuando se practican las normas de convivencia y se hace el bien desde la niñez, los adultos son más felices.

10 principales reglas de convivencia

Las reglas de convivencia consisten en respetar los derechos de quienes nos rodean. Además, ayudan a aceptar que cada uno tiene obligaciones que cumplir. Aunque todas son importantes, hay 10 normas de convivencia que son las primeras que deben aprender los niños:

  • Decir por favor y gracias.
  • No gritar.
  • Saludar cordialmente.
  • Pedir y esperar con paciencia el turno de la palabra.
  • Tratar a quienes los rodean como quieren que los traten, es decir con respeto y amabilidad.
  • Compartir con los demás.
Es fundamental enseñar a los niños a compartir desde que son pequeños.

  • No maltratar física ni verbalmente a los demás.
  • Ser educado al llegar a un lugar.
  • Pedir disculpas cuando se equivoca, o hace daño a alguien.
  • Respetar las ideas de las personas.

Otras normas de convivencia

Además, debes enseñar valores y principios durante el crecimiento de tu hijo y la etapa escolar:

  • No exigir cosas que no sean necesarias o no estén al alcance del padre.
  • Escuchar con atención cuando le hablan.
  • Ayudar y respetar a los mayores.
  • No mentir.
  • Ser responsables.
  • Respetar lo ajeno, también la privacidad de los demás.
  • Aceptar las consecuencias de sus errores.
  • Respetar y cuidar el entorno en el que vive y hacer buen uso de los recursos naturales.
Las normas de convivencia deben ser respetadas por todos.

Cómo inculcar las reglas de convivencia a los niños

Sin duda alguna, la mejor enseñanza para los hijos es el ejemplo de sus padres. Por esta razón, debes ser tú quien ponga en práctica las reglas de convivencia y se las inculques a tu hijo.

Por consiguiente, si tu hijo te ve saludar, pedir perdón, dar las gracias y escuchar con atención, se sentirá motivado a hacerlo también. Los siguientes consejos te ayudarán a educar a tu hijo en el respeto hacia las normas y modales de manera sencilla y efectiva.

  • Empieza lo antes posible. Lo ideal es que inculques las normas a tu hijo desde muy temprana edad, por ejemplo, desde su primer año enséñale a decir gracias, así le será más fácil practicarlas cuando crezca. Además, desde muy pequeño empezará a imitarte.
  • Tómate el tiempo necesario para enseñarle. Aprovecha cada oportunidad que tengas para mostrarle a tu hijo buenos modales.
  • Explica la importancia de las reglas. A medida que el niño vaya creciendo y tenga capacidad para entenderlo, explícale por qué debe respetar dichas normas y tener una buena conducta.
  • Felicítalo y corrígelo cuando sea necesario. Felicita al niño por su buen comportamiento, ya que esto lo impulsará a seguir cumpliendo con las normas y con sus deberes. Por el contrario, cuando no cumpla con las normas, corrígelo.
  • Utiliza juegos. Enséñale utilizando juegos divertidos donde aprenda y pueda poner en práctica los modales. Es importante que tengas en cuenta qué juego le conviene según la edad de tu hijo.

No dudes en enseñarle las normas de convivencia a tu hijo, sin importar que edad tenga. De esta forma, serán mejores personas y favorecerá a la unidad y armonía en la sociedad.

Te puede gustar