Enseña a tu hijo el respeto hacia la diversidad

El respeto hacia la diversidad es la aceptación de que el mundo está compuesto por razas, credos, concepciones, características físicas, sentimientos, valores y acciones de todo tipo. Nadie es igual a nadie y eso hace que la especie humana pueda verse como una amalgama en donde todos confluimos, pero cada quien mantiene sus diferencias.

Enseña a tu hijo el respeto hacia la diversidad para que no sea rechazado y conviva armónicamente con quienes le rodean.

Educar en igualdad

Para inculcar a tu hijo la necesidad de respetar las diferencias, lo primero es educarlo en base a la igualdad, borrar de él todo sentimiento estereotipado y enseñarle cómo ser tolerante, sobre todo, ante los defectos de los otros.

Debes trasmitirle que somos iguales porque todos pertenecemos a la raza humana seamos blancos, negros, indios…; pensemos de una forma u otra.

¿Cómo enseñarle a un niño el respeto hacia la diversidad?

diversidad

Le muestras a tu hijo cómo valorar y apreciar a quienes le rodean si le dices cómo combatir el machismo y defender la igualdad entre ambos sexos sin importar el rol que deba jugar cada quien (según dogmas que llegan del pasado), o la orientación sexual que se tenga.

Lo haces también cuando le muestras cómo establecer una relación de buena amistad con personas de diferentes religiones y culturas; o cuando le hablas acerca del respeto hacia aquel que, por una razón u otra, los demás lo creen diferente.

Tu niño debe aprender a aceptar a sus iguales sean feos o lindos, flacos o gordos, sexys o no… porque, en realidad, no deben existir tales condiciones.

 

Todos los hombres son iguales en al menos un aspecto: su deseo de ser diferentes.

 -William Randolph Hearst-

 

Los cánones que establecen estas y muchas de las categorías que hoy por hoy se manejan en el mundo son dictadas precisamente, por quienes ocupan los escaños más altos, aquellos, que se consideran los más perfectos.

El trato igualitario basado en el respeto hacia la diversidad y la tolerancia de las diferencias es la plataforma que sostiene o, debe sostener, las relaciones humanas.

La no discriminación

Si con educar a tu hijo en la igualdad ya tenías andado la mitad del camino, después que le hables acerca de la no discriminación habrás comenzado a recorrer la segunda parte de este.

Enséñale a rechazar la discriminación que encumbra a algunos seres humanos y excluye a muchos, el sometimiento de un sexo por otro, el trato diferenciado.

No porque alguien haya nacido en este u otro país y practique una determinada religión vale más o menos. No porque se nazca mujer se tiene que bajar la cabeza ante el hombre que está ahí para mantenerla doblegada.

Todos tenemos el derecho de gozar de los mismos beneficios, oportunidades, alegrías…

Para educar en el respeto hacia la diversidad, la igualdad y la no discriminación debes enseñarle a tu hijo cómo pensar, sentir y actuar de manera inclusiva.

Enseña a tu hijo el respeto hacia la diversidad

amistad interracial

Luego de haber hablado acerca del respeto hacia la diversidad, la igualdad, la tolerancia, la no discriminación y la inclusión, es importante comentar acerca de lo que debe ser el respeto.

Aun cuando le transmitas a tu hijo miles de conceptos que aborden la inclusión, de nada vale hacerle memorizar las palabras cuando él no conoce lo que significa el vocablo respeto.

Mamá, respeto no es obediencia a ciegas, sumisión, o miedo… Es cordialidad, armonía y equilibrio en las relaciones humanas. Cuando los pueblos se tratan con respeto se dicen entre sí que se aceptan aun con sus diferencias.

Educa también a tu hijo para que se respete como persona, esa es la única forma de saber cómo respetar a los otros y hacerse respetar de vuelta.

Él necesita aprender que el respeto no es dejar de defender sus opiniones, gustos, credos y sentimientos para cambiarlos por los de los demás.

Tiene que entender que las diferencias pueden ser tratadas con respeto y, de hecho, cuando se tienen diferencias y ambas partes se respetan, se puede llegar a un acuerdo mutuo sin que exista la desigualdad, la falta de tolerancia, el irrespeto y la discriminación. Por eso, cuando le hables a tu hijo acerca del respeto hacia la diversidad, háblale también sobre todo esto otro.

Categorías: Niños Etiquetas:
Te puede gustar