¿Qué hacer si tu hijo miente?

Decir mentiras puede convertirse en una etapa olvidada en la vida de tu hijo. Solo está en que sepas cómo hacerlo

¿Qué hacer si tu hijo miente? Ser su ejemplo y brindarle toda la confianza y la atención que puedas.

En eres mamá te explicamos el porqué de nuestro argumento.

Causas de las mentiras en los niños

Como si de un acto reflejo se tratara las mentiras infantiles tienen una causa.

Los niños mienten porque:

  • Se sienten frustrados
  • Quieren imitar a los adultos
  • Necesitan llamar la atención
  • No pueden con las exigencias
  •  Tienen miedo del castigo

A continuación, ampliamos cada uno de estos aspectos.

Los niños mienten porque se sienten frustrados

A veces, los niños se sienten inferiores a los demás. Anhelan tener lo que otros tienen: la economía suficiente para comparar mejores juguetes, una familia unida, el cariño de los padres…

ea7b164ae6ecf348e72b3a976cc35030

Cuando dicen, por ejemplo, que el día de reyes recibieron un regalo especial es porque eso era lo que deseaban en verdad y no obtuvieron.

Estos infantes prefieren aparentar lo que no son y exageran su estilo de vida, habilidades o ámbito familiar para causar una buena impresión a los otros.

Los niños mienten porque quieren imitar a los adultos

Cuando un niño ve que para obtener algún tipo de beneficio sus padres mienten, sin duda alguna, él aprenderá a mentir para lograr lo mismo.

Hay que tener bien presente que un menor aprende mediante la reiteración e imitación de otros seres humanos. Si a esto se le suma el apego y la admiración a sus progenitores es lógico que sea a ellos a quienes tome como patrón.

Los niños mienten porque necesitan llamar la atención

En no pocas ocasiones estos niños están faltos de cariño y atención, por eso se idean una dolencia para que el adulto se ocupe de ellos.

De igual modo pueden inventarse un problema que necesita ser resuelto por el adulto o cualquier otra cuestión que implique que sus padres y familiares los atiendan.

Los niños mienten porque no pueden con las exigencias

Exigirles más de lo que pueden lograr hace que los niños mientan para hacer creer a los padres que son capaces de hacer y ser lo que se espera de ellos.

Los niños a los que se les pone la “vara” demasiado alta se presionan para cumplir con el deseo de sus progenitores. Cuando no pueden, optan por mentir para evitar la decepción o las reprimendas.

Los niños mienten porque tienen miedo del castigo

Muchos niños disfrazan la realidad para evitar los castigos y hasta los golpes en los peores casos.

Esos menores no asumen su responsabilidad o admiten haber cometido errores. Como temen a la reacción de sus padres son incapaces de afrontar la situación y mienten para eludir el regaño.

¿Qué hacer si tu hijo miente?

Sea cual sea la causa, las mentiras en los niños tiene un objetivo claro: el conseguir algo.

Pero no siempre las mentiras son concebidas para obtener un beneficio, evadir responsabilidades o salir airosos.

En las primeras etapas de sus vidas los niños distorsionan la realidad y mienten de forma inconsciente. Su imaginación es tan fecunda que se les hace casi imposible diferenciar la realidad de la fantasía.

enhanced-30801-1416355364-1

Mamá, si tu hijo miente debes tener en cuenta su edad.

Si tiene 2, 3, 4 años la mentira seguramente viene avalada por su fértil imaginación.

Si ya tu hijo es un poco más grandecito y tiene 5, 6, 7 o más años entonces su mentira sí puede haber sido creada para lograr un propósito.

Pero esto no es una regla fija.

Como cada niño es diferente en eres mamá te ofrecemos unos consejos que te van a servir en cualquiera de los casos.

Si tu hijo miente:

Primero: Hazle ver en todo momento que confías plenamente en él y que por ningún motivo pones en duda lo que te dice y hace.

Dile esto cada vez que puedas, incluso, cuando sepas que te está engañando.

Aunque no lo creas el hecho de estar mintiendo a una persona que confía tanto en él hará que poco a poco vaya dejando de mentir

Segundo: El ambiente familiar debe propiciar confianza y seguridad.

De nada vale que le digas que confías en su palabra cuando mamá y papá no se cansan de inventar embustes.

Que la comunicación entre ustedes sea siempre fluida y abierta. La sinceridad debe ser una premisa en el ambiente familiar en el que conviven

Tercero: Hazle entender que decir mentiras no es sano, sino feo y deshonesto.

Debes hacerle ver que diciendo siempre la verdad ganará la confianza de quienes le rodean y se sentirá mucho mejor.

Coméntale lo valientes que son los niños que siempre dicen la verdad

Cuarto: No exijas más de lo que tu pequeño puede darte

Quinto: No le prometas algo que no vayas a cumplir. No falsees la realidad, ni respondas con mentiras cuando no sepas o puedas dar respuesta a una de sus preguntas

Sexto: No aplaudas sus mentiras aunque en principio te puedan resultar graciosas. Un niño que miente y obtiene la aprobación de los adultos, en lo adelante, querrá seguirlo haciendo.

Por último. Los niños necesitan cometer errores para aprender de ellos. De una mentira también se puede aprender.

Si tu hijo te mintió una vez no lo castigues por eso. Mejor conversen y hazle entender el fallo que tuvo.

Categorías: Niños Etiquetas:
Te puede gustar