Es clave establecer límites a nuestros hijos de los 3 a 6 años de edad

Cuanto más temprano empecemos a educar a los niños acerca de la importancia de los límites y los valores, más fácil será para ellos incorporarlos.
Es clave establecer límites a nuestros hijos de los 3 a 6 años de edad
Marcela Alejandra Caffulli

Revisado y aprobado por la pediatra Marcela Alejandra Caffulli.

Última actualización: 20 abril, 2022

La crianza de un niño está llena de nuevos desafíos parentales a medida que crece. En este artículo te explicaremos la importancia de establecer límites a los hijos desde que son pequeños, para que comprendan que hay ciertas reglas que deben seguirse para vivir en sociedad.

Más allá de la obediencia, enseñarles a los niños a establecer límites es inculcarles, desde el amor y la disciplina, que hay cosas posibles y otras inaceptables.

Entre más temprano se empiece con esta educación en valores, más sencillo será para los papás transmitirlos y para sus pequeños incorporarlos.



La etapa entre los 3 y los 6 años es clave para establecer límites

Las maternidades y paternidades saludables deben estar al pendiente de las exigencias y del comportamiento de sus hijos, con el fin de suplir sus necesidades emocionales y corregirlos con cariño cuando se equivoquen.

Y aunque la puesta de límites puede iniciarse desde que los pequeños entienden el significado de la palabra no, lo cierto es que entre los 3 y los 6 años son más capaces de acatar y registrar mejor las enseñanzas.

Los padres debemos acompañar a nuestros hijos para que aprendan de sus errores y sean mejores.

Durante los primeros años dela  vida, los niños suelen ser más obedientes y receptivos. Pero a medida que crecen, se vuelven más reticentes a las normas. Y así, los padres se enfrentan a nuevos retos que deben aprender a manejar con el fin de educar bien a sus hijos.

¿Cómo establecer límites con nuestros hijos?

Cuando los pequeños alcanzan los tres años ya son capaces de expresar sus sentimientos o deseos y de interactuar con los adultos, los otros niños y los animales que están a su alrededor. Esto genera que las mamás y papás deban enfrentarse a rabietas continuas y nuevos desafíos, que deben ser afrontados con cariño y disciplina.

Es deber de los padres enseñarles a sus hijos mediante el ejemplo, con el fin de que tengan buenos modelos para seguir en su hogar. Además, cuando se presentan situaciones en las cuales los pequeños se portan mal, es clave infundir amor, respeto y autoridad para que entiendan la importancia de no repetir el error.

Enseña a tus hijos que todas las personas y animales son valiosos e importantes, por ende, deben tratarlos con respeto y empatía.

Inculcarles que deben hacer caso a mamá y a papá, respetar los valores del hogar y ser buenas personas son elementos fundamentales para criar niños felices. Además, les permite desarrollar las habilidades sociales necesarias para comportarse de manera correcta cuando están fuera de casa. Por ejemplo, cuando ingresen a la escuela o vayan a la biblioteca.

Enséñales que toda acción tiene su consecuencia

Cuando los niños tienen entre 3 y 6 años, empiezan a interactuar más con su entorno y salen poco a poco de la burbuja protectora del hogar. Esto hace que se enfrenten a situaciones inevitables de la convivencia, las cuales pueden terminar muy mal si los pequeños no conocen o manejan los límites para ese entonces.

Situaciones como hacer rabietas en los lugares públicos, ser grosero con los mayores, pegarles a los niños o no reparar en los sentimientos de los demás, pueden ser recurrentes si no se hace algo a tiempo.

Establecer límites positivos con nuestros hijos significa enseñarles desde el amor y la disciplina que hay algunas normas indispensables y universales. Y que el incumplimiento de estas conlleva a ciertas consecuencias, porque esa clase de acciones no pueden ser permitidas.



Para establecer límites con nuestros hijos es necesario dar ejemplo

Si comienzas a notar que tu pequeño empieza a tener malos comportamientos, como decir mentiras, burlarse de los demás o decir groserías, es hora de que prestes atención a la forma en la que tú te comportas. Reflexiona al respecto y aplica la consecuencia que consideres apropiada. Esto forjará su carácter y le inculcará la importancia de ser una buena persona.

Por último, recuerda ser congruente con tus acciones, ya que los niños solo replican las actitudes y los comportamientos cotidianos que ven en su hogar. Así que establece normas claras y prémialas con un refuerzo positivo cuando se cumplan, para hacerles saber que lo han hecho bien esta vez.

Te podría interesar...
Importancia de los límites en la educación de los niños a través del juego
Eres Mamá
Leerlo en Eres Mamá
Importancia de los límites en la educación de los niños a través del juego

Si quieres que tu hijo se divierta mientras aprende la importancia de los límites y normas, sigue leyendo y aprende cómo hacerlo.



  • Isaza, L., & Henao, G. C. (2012). Influencia del clima sociofamiliar y estilos de interacción parental sobre el desarrollo de habilidades sociales en niños y niñas. Persona: Revista de la Facultad de Psicología, (15), 253-271. Disponible en: https://dialnet.unirioja.es/servlet/articulo?codigo=6110739
  • Troice, E. M., & Icaza, M. A. V. A. (2001). Como Poner Limites a Tus Ninos Sin Danarlos/How to Set Limits on Your Children Without Hurting Them: Respuestas a los problemas de disciplina mas frecuentes practicando una educacion positiva/Answers to the most frequent discipline problems practicing. Editorial Pax México.
  • Wernicke, C. G. (1991). Todo tiene un límite. Asdra15(46), 20-23. Disponible en: https://www.holismo.org.ar/images/articulos/54Todotieneunlimite.pdf