5 beneficios psicológicos de los puzzles para niños

Este artículo fue redactado y avalado por la psicóloga Ana Couñago
24 mayo, 2019
Los puzzles son un buen juego para desarrollar múltiples capacidades cognitivas. A continuación, te explicamos algunos beneficios psicológicos de los puzzles para niños.

A todos los niños del mundo les gusta jugar, independientemente de la cultura a la que pertenezcan. En este sentido, cabe destacar que hay una gran variedad de juegos que permiten a los niños estimular y enriquecer sus mentes, como los puzzles o rompecabezas. Por este motivo, hemos elaborado el siguiente artículo sobre los beneficios psicológicos de los puzzles para niños.

Por tanto, hay que valorar la relevancia que tiene el juego en la vida cotidiana de los más pequeños. Puesto que, gracias a estas actividades, adquieren muchos aprendizajes de una forma lúdica y divertida.

«Jugar es la forma favorita de nuestro cerebro para aprender”

– Diane Ackerman – 

La importancia del juego en los niños

El juego contribuye al bienestar cognitivo, físico, social y emocional de los más pequeños. De hecho, la Academia Americana de Pediatría afirma que el juego es muy importante en el desarrollo evolutivo de los niños. Esto se debe a varias razones:

  • Permite el desarrollo de un cerebro sano y equilibrado.
  • Facilita la interacción con el entorno y con otras personas.
  • Permite el aprendizaje de competencias y habilidades básicas.
  • Mejora las relaciones afectivas familiares, cuando los padres o las madres se involucran y juegan con sus hijos.
  • Fomenta la adquisición de valores y normas sociales.5 beneficios psicológicos de los puzzles para niños.

Todos estos motivos justifican que sea tan importante permitir que los niños tengan un tiempo y un espacio para poder jugar. Lo cual es esencial para un crecimiento óptimo y feliz.

«Los niños necesitan libertad y tiempo para jugar. El juego no es un lujo. El juego es una necesidad».

– Kay Renfield Jamieson –

Beneficios psicológicos de los puzzles para niños

Los niños pueden comenzar a hacer puzzles y rompecabezas desde muy pequeños. De hecho, hoy en día, en el mercado ya se encuentran catalogados por edades.

El hecho de realizar esta actividad desde los primeros años de vida aporta multitud de beneficios físicos y psicológicos. Ya que, de este modo, los niños desarrollan mayor coordinación y destreza motora con las manos. Pero también tienen que desarrollar diversas capacidades cognitivas hasta lograr alcanzar el objetivo final de la actividad, construir correctamente el puzzle.

5 beneficios psicológicos de los puzzles para niños

Desarrollan la atención y la memoria

Los puzzles mejoran la capacidad de concentración y la memoria visual de los niños, puesto que deben prestar atención a cómo era la imagen y recordar en qué lugar tienen que colocar cada pieza para construir el puzzle.

Así, los niños observan y exploran el mundo que los rodea, mientras retienen y organizan la información. Además, entrenan y desarrollar la atención y la memoria, que tan necesarias son para la adquisición de futuros aprendizajes.

Potencian la capacidad lógica

A través de la realización puzzles se desarrolla la capacidad lógica y el ingenio de los niños. Es decir, la habilidad para analizar y resolver problemas.

Llevar a cabo un rompecabezas requiere conocimientos lógicos para razonar, planificar y seguir una estrategia de resolución. Dicha capacidad es beneficiosa para el dominio de las ciencias, las tecnologías y las matemáticas.

Desarrollan la inteligencia visoespacial

Los puzzles son un juego que estimula la inteligencia visoespacial. Es decir, la capacidad para representar visualmente espacios e imágenes. Así, los niños entrenan la habilidad para imaginar y rotar objetos en tres dimensiones. De modo que desarrollan mayor sensibilidad para trabajar con figuras y formas mentalmente.5 beneficios psicológicos de los puzzles para niños.

Refuerzan la autoestima

Jugar con puzzles implica superar un reto complejo. Por ello, cuando los niños consiguen el objetivo de reconstruir una imagen a partir de varias piezas, se sienten satisfechos y orgullosos de su trabajo. Esto les ayuda a reforzar su autoestima al aprender que pueden lograr alcanzar las metas que se proponen

Fomentan la tolerancia ante la frustración

Además de lo anteriormente comentado, los puzzles también son buenos para fomentar la tolerancia ante la frustración. Esto se debe a que, a lo largo del desarrollo de la actividad, los niños se irán encontrando con problemas y dificultades para completar la imagen.

Pero deben superar esos momentos de frustración para poder completar la construcción. De este modo, los niños aprenden controlarse y a reflexionar antes de actuar.

Dale un puzzle a un niño y le regalarás aprendizaje y diversión.

  • Antunes, C. (2004). Juegos para estimular las inteligencias múltiples (Vol. 5). Narcea Ediciones.
  • Oxfam Intermon. (s.f). ¡A jugar! Juegos con valores para niños y niñas: la importancia del juego en el desarrollo infantil y propuestas de juegos.