¿Qué es la asamblea en educación infantil?

María Matilde · 25 mayo, 2019
En educación infantil son muy importantes las rutinas porque son sobre las que se estructura la jornada escolar, y la asamblea es una de ellas. Hablaremos en este artículo sobre su funcionamiento.

Muchos padres, seguramente, se preguntan: «¿Qué es la asamblea en educación infantil?». Y, casi con seguridad, quienes se plantean este interrogante son aquellos papis que comienzan a llevar por primera vez a sus hijos a preescolar.

La asamblea en educación infantil hace referencia a un recurso y a una actividad en sí misma, pero que, a su vez, se compone de una serie de tareas. Veamos en qué consiste específicamente.

¿Qué es la asamblea en educación infantil?

Se trata de una metodología que se desarrolla a diario en los centros escolares, tanto al principio como al final de la jornada escolar. Y que tiene como objetivo principal generar un espacio de diálogo y reflexión entre los niños y su maestro.

Con lo cual, implica una disposición concreta de los niños, que deberán sentarse en círculo, al igual que en una asamblea, y con el maestro como orientador o moderador.

Se trata de motivar a los pequeños a que pongan en juego cada día, mediante tareas y actividades diversas, el desarrollo de sus competencias, lingüísticas, cognitivas y sociales. 

Cada día, la asamblea permitirá que los pequeños se saluden, que reconozcan el día de la semana, que hablen y cuenten sus experiencias y necesidades, y que los maestros planteen las tareas y actividades que desarrollarán en la jornada escolar.¿Qué es la asamblea en educación infantil?

Dichas actividades estarán relacionadas con la unidad didáctica o centros de interés que se estén trabajando en la clase. O, en caso de que la asamblea se produzca al finalizar el día, se hablará sobre cómo han ido las experiencias de aprendizaje.

Por lo tanto, mediante actividades diversas, la asamblea se plantea como una metodología para generar en los alumnos aprendizajes relacionados con la autonomía, la adquisición y el uso correcto del lenguaje, ampliación del vocabulario, con la interiorización de normas y la escucha activa, es decir, el respeto por el turno y la palabra del otro.

En definitiva, la asamblea fomenta la expresión, comunicación y socialización, ayudando y motivando a los niños para que participen y expresen sus vivencias y emociones al resto de compañeros y maestros. De esta manera, contribuye a reforzar valores como el compañerismo, la solidaridad y la empatía.

Actividades que se realizan en una asamblea en educación infantil

Las siguientes son algunas de las actividades y tareas que se pueden realizar en una asamblea.

Pasar lista

Cada niño puede dar los buenos días y presentarse. Una actividad divertida es que, cuando lo hagan, recuerden a sus compañeros las vocales que están presentes en su nombre.

Identificar la fecha del día

En un almanaque, deberán marcar con círculos de colores el día que corresponda. Así, van aprendiendo y repasando los números, y aprendiendo también los meses del año y su orden.

Contar a los compañeros cómo fue el día anterior

Los pequeños pueden contar si han ido al parque, anécdotas o qué han cenado la noche anterior, por ejemplo. Esta información puede servir para introducir alguna actividad relacionada con los alimentos, tipos, de dónde vienen, y para hablar sobre la importancia de comer bien.

Hacer un registro atmosférico

Los niños pueden apuntar en un diario para tal fin cómo está el día, con sol, con nubes o con lluvia, incluso hacer dibujos. Pueden apuntar también y dibujar si es verano, otoño, invierno o primavera, y aprender, así, las estaciones del año.  

Recordar las normas

Estas se pueden escribir en un póster o mural con dibujos realizados por los mismos alumnos. Dichas normas pueden ser: saludar al entrar y salir de clase,  levantar la mano para hablar, esperar el turno de palabra, avisar si se quiere ir al baño, dar las gracias, pedir perdón y disculpas,  dar abrazos, ordenar luego de jugar, entre otras.

Hablar sobre lo que se aprenderá en el día

Considerando la unidad didáctica o el centro de interés correspondiente, se les cuenta a los niños, por ejemplo, que hoy van a conocer a unos animales que viven en el agua. Haciendo, a continuación, preguntas como:«¿Vosotros conocéis alguno?» «¿Sabéis cómo respiran?» «¿De qué tamaño creéis que pueden ser?».

Estas preguntas pueden servir para conocer los conocimientos previos que los niños tengan sobre el tema. Y puede ser una actividad válida para todos los días y todos los temas, unidades didácticas, trabajo por rincones o centros de interés que se trabajen.¿Qué es la asamblea en educación infantil?

Más actividades que se realizan en una asamblea en educación infantil

Repartir tares y organizar al grupo

Una buena idea es repartir tareas, aunque estas sean simples como: “Iván, tú te pones de frente y avisas cuando tus compañeros estén pidiendo la palabra», o “Clara, hoy tú eres la encargada de mantener la pizarra muy limpia”.

Siempre es bueno que ellos asuman alguna responsabilidad, y que se los elogie si lo hacen bien una vez terminada la jornada escolar.

Guardar y ordenar cada cosa en su lugar

Dado que la asamblea es válida también para terminar la jornada escolar, una actividad que se puede realizar antes de salir de la clase es una rutina diaria de orden. Al ritmo de una canción, los pequeños deberán ordenar y guardar los juguetes, acomodar sillas, recoger cosas del suelo, buscar sus mochilas y abrigos, etc.

A tener en cuenta respecto a la asamblea en educación infantil

La duración y las características de la asamblea en educación infantil dependerán de la peculiaridad del grupo de alumnos. Con lo cual, la asamblea deberá ser flexible y adaptarse a las circunstancias del día, al interés, y a las necesidades y particularidades, tanto de la clase, en general, como de cada uno de sus integrantes, en particular.