3 trucos de belleza para madres sin tiempo

Francisco María García · 2 septiembre, 2018
A medida que el bebé crece, es importante que la madre retome el cuidado de su piel, cabello y bienestar general. Hay diferentes consejos y trucos para madres que disponen de poco tiempo de los que puedes sacar partido.

Los primeros años de la maternidad suelen ser bastante caóticos. Atrás quedan los baños de cremas, las mascarillas faciales, las horas en la peluquería o las sesiones de yoga. A continuación, veremos algunos trucos de belleza para madres sin tiempo que pretenden recobrar su mejor apariencia.

Los niños pequeños demandan atención permanente y la mamá siempre tiene el riesgo de olvidarse de sus canas, la tintura o la celulitis. Aunque cuidarse y ponerse guapas pasa a un segundo plano, hay días en los que el espejo manifiesta la realidad y se decide cambiar la situación.

Hay varias maneras de mantenerse amiga del cuerpo y de la piel propios sin caer en derroches de dinero y tiempo. Nadie niega que los estereotipos de las revistas no reflejan la realidad y solo acentúan la culpa y el sentimiento de inferioridad en las mujeres, pero ese no es el objetivo.

De lo que se trata, en definitiva, es de cuidar la belleza propia. ¡Aún con uno o varios niños correteando alrededor! Al fin y al cabo, una mamá que se cuida también está enseñando.

Cuidar la piel por dentro y por fuera

El estrés de una vida con una mala dieta, pocas horas de descanso y poco tiempo para realizarse como persona suele reflejarse en la piel. En todo caso, tener una botella de agua a mano es fundamental para mantener una buena hidratación.

La elección de frutas con buena cantidad de antioxidantes también favorece la salud de la piel. Además, los alimentos ricos en vitamina A como las avellanas, zanahorias y semillas de calabaza serán los aliados número uno de la belleza.

Es posible maquillarse en unos pocos minutos.

Para el cuidado externo, las cremas de texturas suaves pueden servir para mantener la piel hidratada todo el día. Lo ideal es elegir un bálsamo o gel de aplicación nocturna y una crema humectante para llevar en la cartera durante el día.

Siguiendo con los buenos hábitos, un buen consejo es no dejar de usar protector solar. A veces, una madre sin tiempo cubre a sus hijos de protector solar pero olvida ponerse ella. Sin embargo, la radiación puede provocar manchas en la piel y un envejecimiento indeseado y prematuro.

Maquillaje para madres sin tiempo

No hay tiempo para un make up de revista. Algunas madres jamás se maquillan por el simple hecho de que no les gusta. Otras simplemente se resignan a lucir sus rostros al natural por falta de tiempo.

A pesar de algunos obstáculos, a veces se hace necesario ‘arreglarse’. Ya sea por una cuestión laboral o por el surgimiento de algún compromiso al que se desee asistir maquillada.

Existen tres puntos focales a la hora de un maquillaje correcto: pómulos, labios y pestañas. Después de la base, lo que sigue es dar color a las mejillas; esto aportará un aspecto fresco y vital.

Para los labios, en tanto, lo más importante es tenerlos exfoliados. Después, quizás un brillo que realce el color natural sea suficiente, a menos que la ocasión amerite un carmesí intenso. Por último, la mirada puede realzarse con un buen rizador de pestañas.

“Una madre sin tiempo cubre a sus hijos de protector solar pero olvida ponerse ella. Sin embargo, la radiación puede provocar manchas en la piel y un envejecimiento indeseado y prematuro”

El cabello sano 

¿Existen trucos de belleza para madres sin tiempo capaces de hacer algo por los cabellos revolucionados por las emociones, las ideas y los vaivenes cotidianos? Hay diferentes opciones.

Algunas mujeres han tenido buenas experiencias con el champú en seco. Se trata de un producto que absorbe la grasitud del cuero cabelludo, además de servir para peinar y dar forma al cabello. Es una buena salida para las madres de niños pequeños, quienes difícilmente se encuentran la chance de poder bañarse 15 minutos en paz.

Por todo esto, así como la alimentación cuidada colabora en la calidad de la piel, también el cabello se verá favorecido. Asimismo, a la hora de elegir un corte de pelo, convienen aquellos que no necesitan mantenimiento permanente (aunque la tentación sea cortárselo al cero).

Para las madres que han pasado los 38 o 39 años y sus sienes comienzan a blanquear, el mejor consejo es optar por el curso natural de las cosas y aceptar la belleza tal como se presenta en el cuerpo y la cabeza. “Libre tu mente, libre tu pelo”, decía Yoko Ono.

¿Es bueno teñirse el cabello estando embarazada?

Trucos de belleza para madres sin tiempo: cuídate a ti misma

Lejos de decir que la belleza está en los hijos y que el aspecto de la madre no importa, estos trucos o consejos contribuyen al bienestar integral de la mujer. La madre necesita cuidarse para poder cuidar; los beneficios se reflejarán también en la calidad de la crianza que reciban los hijos.

En último lugar, además de mantener la salud del cuerpo, la mente y el espíritu, deben alimentarse bien y sentirse bellas para estar radiantes y transmitir felicidad a quienes más aman.