3 juegos de niños para practicar al aire libre

Naí Botello · 29 noviembre, 2018
Correr, disfrutar del olor de la grama, sentir la brisa sobre su rostro: no hay nada más placentero para los niños que jugar al aire libre.

Los juegos de niños para practicar al aire libre resultan una de las mejores propuestas para que los pequeños de la casa sientan todas las bondades del contacto con la naturaleza, construyan hermosos recuerdos, mejoren sus habilidades sociales y se ejerciten en un ambiente que les encanta.

Ha quedado demostrado que los niños, al mantener contacto con la naturaleza, no solo activan más su imaginación y su curiosidad, sino que también se relajan y dejan a un lado el ensimismamiento que muchas veces les proporcionan los videojuegos y la televisión

Si deseas romper la rutina y pasar un fin de semana diferente, o incluso si estás preparando para tu pequeño un cumpleaños muy especial, los tres juegos de niños para practicar al aire libre que te traemos a continuación te parecerán fabulosos.

3 juegos de niños para practicar al aire libre

Jugar al aire libre estimula muchas habilidades en los niños, las cuales incidirán de manera positiva en su desarrollo social, afectivo y cognitivo. La posibilidad de correr sin limitaciones de espacio, desarrollar la confianza en su cuerpo y su movilidad, interactuar con otros niños y aprender sobre liderazgo y solidaridad son algunas de las ventajas de sacar a los niños de los espacios cerrados y permitirles estar en contacto con la naturaleza.

Ya sea en un parque, un jardín, un bosque o incluso en la playa, cualquier juego que el niño ejecute allí le hará despertar toda su atención e imaginación; además, lo realizará con el doble de ganas y emoción que en un espacio cerrado. Ya verás cómo hasta los niños más apáticos no se resistirán a la tentación de divertirse por un buen rato. 

1. Carrera de cangrejos

Este juego está dirigido a niños a partir de los seis años y debe ejecutarse en pareja. Para darle inicio, los pequeños deberán ubicarse en un punto de salida uno al lado del otro.

Los juegos recreativos para niños pueden brindarles horas de diversión con amigos.

Los primeros en comenzar deberán atarse las trenzas de sus zapatos de una manera particular: la trenza del zapato izquierdo con la trenza del zapato derecho; en su defecto, también podrán usar una cinta suave o un pañuelo.

Los padres pueden integrarse al juego como árbitros. Al dar la señal de inicio, los pequeños deberán comenzar a caminar hasta llegar a la meta. La diversión radica en trabajar en equipo e impedir que su compañero se caiga para que puedan llegar de primeros a la meta.

2. Tiro al plato

Se trata de uno de los juegos más sencillos para realizar al aire libre; solo se necesitan pocos implementos. La actividad consiste en poner sobre la grama tres platos de plástico, con una distancia análoga entre ellos. Sobre los platos, se escribirá con un marcador la puntuación que tendrá cada uno (20, 40 o 60 puntos).

Luego, debes pedirle a los pequeños que exploren en la grama en busca de piedras muy pequeñas, las cuales servirán para ser lanzadas y hacer las anotaciones. Puedes también usar monedas de poco tamaño.

Este juego no solo ayuda a los pequeños en el control de su cuerpo y sus movimientos, sino que también sirve para que practiquen un poco de matemáticas para sumar sus puntajes.

“Jugar al aire libre estimula muchas habilidades en los niños, las cuales incidirán de manera positiva en su desarrollo social, afectivo y cognitivo”

3. La pelota envenenada

Si has planificado con tiempo la excursión al parque para tu pequeño y sus amigos, no puedes dejar de llevar una pelota contigo. Existen múltiples juegos con balones y a todos los niños les encantan.

La pelota envenenada es uno de los más divertidos para los niños. Consiste en formar un círculo con los participantes y, en el centro, colocar a un pequeño con la pelota en sus manos.

Los juegos al aire libre para niños tienen a los balones como actores centrales.

Este participante inicia el juego diciendo una palabra, como por ejemplo “navidad” y pasa la pelota a sus compañeros. A su vez, ellos deben empezar a decir frases alusivas al primer término (Papá Noel, regalos, etc.) mientras hacen circular el balón.

Los niños deberán estar atentos a dos acciones: si el compañero dice la palabra “veneno”, estos deberán pasar la pelota pero sin emitir una palabra; a su vez, deben estar atentos de no repetir ninguna frase sobre la navidad que ya haya dicho un compañero. Si caen en la repetición, pierden y deben salir del círculo. Gana el niño que pueda llegar más lejos.

Ya habrás visto qué sencillo puede ser realizar juegos al aire libre para tus niños. Anímate y planifica en tu próximo fin de semana unas horas de juego para tu pequeño; puede ser en el jardín o en el parque más cercano a tu casa.