El valor pedagógico de las bibliotecas: Importancia y objetivos

Mervis Romero · 28 noviembre, 2018
Las bibliotecas han sido parte de nuestra cultura educativa y recreativa desde siempre. En épocas pasadas, estos espacios eran muy apreciados y se usaban como casas de conocimiento universal. Si bien hoy existen otros medios de aprendizaje, no hay que subestimar su valor pedagógico.

Muchas personas guardan bonitos recuerdos de largas horas de lectura en la biblioteca de su localidad. Era una visita obligada para disfrutar plácidamente una historia o para estudiar, investigar y consultar información académica. Sin embargo, el valor pedagógico de las bibliotecas no se ha quedado en el antaño. Hoy subsisten por todo el mundo y se niegan a sucumbir ante la información digital.

Las bibliotecas como patrimonio

El conocimiento es infinito y por ello las bibliotecas no pasan de moda. El valor pedagógico de las bibliotecas se mantiene porque su objetivo es la enseñanza y el aprendizaje. Gran parte de la población mundial se beneficia todavía de bibliotecas públicas, escolares, universitarias y especializadas.

Se trata más que de un espacio para leer, es un ámbito accesible e inclusivo. Estos lugares promocionan la diversidad cultural y los valores de tolerancia, respeto y paz.

La importancia de las bibliotecas

El éxito de las bibliotecas reside en que aportan información esencial, principalmente para la comunidad estudiantil. Además, ayudan a que los escolares desarrollen la imaginación y curiosidad intelectual. El valor pedagógico de las bibliotecas pasa por la alfabetización, educación e información general.

La UNESCO y la Federación Internacional de Asociaciones de Bibliotecarios y Bibliotecas (IFLA) reconocen la importancia de estas casas del saber comunitario. No solo ofrecen la oportunidad de que el lector forje un pensamiento crítico, sino que también son un ámbito sin límites de raza, opinión política, nacionalidad, cultura, religión ni presiones comerciales. Esto las convierte en un pilar educativo de la sociedad.

¿En qué se basa el valor pedagógico de las bibliotecas?

Este aspecto tan relevante radica en que el material didáctico es idóneo para que el usuario tenga acceso a ciertas herramientas. Los contenidos teóricos y prácticos le transmiten habilidades y aptitudes físicas, emocionales y cognitivas como recursos formativos para la educación. En la biblioteca, el material ha de ser seleccionado, elaborado y adaptado a la realidad y el entorno social del individuo.

El valor pedagógico de las bibliotecas se conserva intacto pese al paso del tiempo.

Objetivos de las bibliotecas

El valor pedagógico de las bibliotecas se basa en varios objetivos que impulsan al estudiante a conseguir sus metas académicas. Sus metas son:

  • Inculcar buenos hábitos de lectura y aprendizaje.
  • Fomentar el aprecio por los libros como fuente de conocimiento universal.
  • Apoyar al sistema educativo.
  • Ofrecer entretenimiento sano mediante el desarrollo de la imaginación y comprensión lectora.
  • Facilitar el acceso a recursos regionales, nacionales y mundiales para conocer ideas, opiniones y experiencias multiculturales.
  • Organizar labores para la concienciación y sensibilización en temas sociales.
  • Promover la libertad intelectual para formar ciudadanos responsables.

“Las bibliotecas son un espacio para leer, un ámbito accesible e inclusivo. Estos lugares promocionan la diversidad cultural y los valores de tolerancia, respeto y paz”

Características de las bibliotecas

Su atractivo radica en que la actividad de leer, aprender e investigar se puede practicar desde los temas más ligeros hasta los más profesionales. Las bibliotecas están divididas en secciones infantiles, juveniles, profesionales, historia, comics y novelas, entre muchas otras.

Este espacio enseña a los niños a ser autónomos, disciplinados y responsables con el sistema de acreditación personalizada y el préstamo de libros. Más allá de sus métodos tradicionales, las bibliotecas están abiertas a nuevas tecnologías de la información; también organizan actividades complementarias para diversos grupos de personas.

Las bibliotecas como recurso y herramienta pedagógica

Las bibliotecas son, ante todo, un centro para la experiencia lectora. Se sustentan en colecciones de libros y materiales armados y diseñados para ofrecer un plan de formación.

La lectura es un medio primordial para mejorar en cualquier área del conocimiento y para satisfacer los intereses de la persona. Para ello, existe una serie de herramientas que facilitan este proceso:

  • Préstamo de libros y revistas.
  • Asesoramiento del bibliotecario.
  • Actividades culturales y cursos de formación
  • Uso de computadoras con acceso a internet.
  • Lecturas en línea.
  • Descarga de documentos en formato electrónico.
La adolescencia causa inseguridad en los adolescentes superdotados, quienes pueden sentir rechazo en su entorno.

¿Por qué la gente asiste a la biblioteca?

El valor pedagógico de las bibliotecas no se circunscribe a la población estudiantil, sino que toda persona tiene acceso a estos servicios. Estas son las principales razones que nos pueden llevar a la biblioteca:

  • Educación escolar: Comprende el estudio y la formación académica desde temprana edad.
  • Estudio y formación para las personas en etapa laboral.
  • Tiempo de ocio saludable para individuos de cualquier edad.
  • Uso de ordenadores con internet para consultar información variada.
  • Preparación para conseguir empleos y aprender idiomas.

Con todo esto, queda demostrado que el valor pedagógico de las bibliotecas no es otro que ampliar nuestros horizontes en cuanto a lectura, comunicación y solución de problemas.

En este espacio, los niños descubren el amor por la literatura. Es un refugio de conocimiento sin barreras o fronteras de ninguna clase. Queda solo una pregunta por responder: ¿Cuándo fue la última vez que has visitado una biblioteca?