¿Cómo iniciar a los niños en la lectura de los clásicos?

Francisco María García · 27 octubre, 2017
La lectura con niños es, en otras palabras, la creación de mundos posibles.

Leer no sólo es una actividad, es una actitud. Actitud que estimula el aprendizaje, la apertura de miradas, la creatividad, la creación. Por lo tanto, se convierte en un hábito muy valioso que conviene inculcar de niños.

La lectura es una caja de infinitas posibilidades. Los libros estimulan la imaginación al crear mundos posibles en la mente de los pequeños. Facilitan, además, la comprensión y el aprendizaje. Fomentar la lectura desde niños, pues, es una tarea a tener en cuenta. Y una de las maneras de inculcar el hábito es leer con ellos.

¿Cómo empezar? La lectura de los clásicos

Una buena forma de acercar el gusto por los libros es partir de la lectura de los clásicosExisten adaptaciones muy logradas de las obras conocidas, con ilustraciones e incluso juegos o preguntas. Esto genera expectativa y motiva a leer desde la diversión.

Algunos títulos indispensables

Matilda de Roald Dahl

Presenta las aventuras de Matilda, una niña ingeniosa, resuelta y que adora leer. Con sus pasos y poderes, el lector conoce el mundo de esta pequeña que supera dificultades a pesar de sus padres. Llevada al cine y adaptada para obras musicales, es uno de los libros que hay que tener.

El pequeño Nicolás

Una historia deliciosa del autor francés René Goscinny, creador de Asterix. Cuenta las peripecias de Nicolás y sus amigos, envueltos en continuas travesuras. Acerca el mundo visto desde la mentalidad infantil y las maneras de razonar y pensar de un niño.

La lectura no tiene por qué limitarse al ámbito académico. De hecho, es una gran fuente de alegría y placer.

 

El principito

Un clásico consagrado, no sólo como literatura infantil. El aviador y escritor francés Antoine de Saint- Exúpery presenta una historia cargada de sensibilidad. Narra la experiencia de un piloto perdido en el Sahara que encuentra a un príncipe de otro planeta. Con una visión del mundo y la realidad muy peculiar.

Donde viven los monstruos

Maurice Sendak ofrece la historia de Max, un niño que se siente incomprendido y le encanta disfrazarse. Tras dedicarse a hacer travesuras, conoce el mundo de los monstruos y allí sufre una transformación.

El príncipe feliz

Publicada en 1888, es una obra del escritor irlandés Oscar Wilde. Narra la historia de la estatua de un príncipe envuelta en joyas que sufre lo que sucede a su alrededor. Con la ayuda de una golondrina, repartirá sus pertenencias.

Cómo iniciar a los niños en la lectura de los clásicos

Momo

Este libro narra la historia de una niña huérfana que tiene la habilidad para escuchar. Con esta capacidad pone en peligro los planes de los hombres grises, que roban la memoria y el tiempo. Es una historia sobre la amistad y la importancia del compartir y escuchar. Otro de los títulos de este autor para leer con niños es, sin duda, La historia interminable (en España) o La historia sin fin (Latinoamérica).

Elmer

Este es un libro para niños más pequeños. Su autor, David McKee cuenta la vida de un elefante multicolor que desea ser gris como todos. Se embarca, para ello, en una aventura para dejar de ser diferente. Un relato que enseña sobre el respeto a la diversidad y tolerancia.

Caperucita roja, verde, amarilla, azul y blanca

Este libro de Bruno Munari y Enrica Agostinelli, es una adaptación al clásico cuento de Caperucita. Presenta el cuento de cinco caperucitas, esta vez muy listas. Ninguna está dispuesta a dejarse engañar por el lobo. Un libro ideal para leer un poco cada día, antes de dormir.

Un duende a Rayas

Cuento de María Puncel. Narra las aventuras de Rayas, un duende que desea descubrir de qué color quiere ser. Para ello, emprende un viaje donde se cruza con el duende negro. Este hace travesuras en venganza a los maltratos de una bruja. Rayas le ayuda y descubre el color que desea para sí.

Charlie y la fábrica de chocolate

Otro título de Roald Dahl. Cuenta la vida de Charlie, un niño muy pobre que vive con su familia. Un día gana un billete para conocer la fábrica de chocolate de Willy Wonka, la más grande del mundo. Allí conocerá a un grupo de niños particulares.

Esta es una obra que incluso Hollywood se animó a adaptar a la pantalla grande en un par de ocasiones, la más reciente, fue la adaptación que hizo el director Tim Burton.

Riqueza de historias

Estos títulos, son una pequeña muestra para iniciar en la lectura de los clásicos. Lo bueno es saber que existe una historia para cada edad, personalidad e interés del niño.