Semana 8 del embarazo

Francisco María García · 27 octubre, 2017

A las futuras mamás les gusta conocer la evolución de su embarazo y los cambios que vive su bebé. A continuación describiremos el proceso por el cual pasa el bebé en la semana 8 del embarazo. Eso sí, se debe tomar en cuenta que algunos aspectos dependerán de cada mujer y su organismo.

Durante esta semana, el bebé mide alrededor de 13 milímetros, es decir, es del tamaño de una legumbre. Por esa razón no se puede observar una pronunciación prominente en el vientre de la madre. Además, el feto sigue todavía dentro de la pelvis, y este se empezará a notar cuando salga de él.

Formación del feto durante la semana 8 del embarazo

Cambios externos

Durante la semana 8 del embarazo se comienzan a formar los dedos de las manos y los pies. Sin embargo, se empiezan a formar los dedos como una unidad, por lo que no se puede distinguir entre ellos. También se van diferenciando los parpados de los ojos y la punta de la nariz.

Cambios internos

  • A lo largo de esta semana comenzarán a formarse los tubos respiratorios y los pulmones.
  • La columna tiende a enderezarse, mientras la cabeza permanece inclinada hacia delante.
  • Las células nerviosas se comienzan a alargar y desarrollar para conectar entre sí. De esta forma se crean los canales neuronales primitivos.
  • Las articulaciones de los codos y las rodillas se encuentran completamente desarrolladas. Pero solo en lo que a anatomía se refiere, ya que el bebé aún no puede moverlas.
El embarazo es una de las experiencias más gratificantes para cualquier mujer.

¿Cómo cambia tu cuerpo?

Durante el embarazo el cuerpo comienza a cambiar, no solo físicamente sino también sintomáticamente. Esto se debe a que el organismo de la mujer se desestabiliza y experimenta transformaciones por el exceso de producción de hormonas.

En la semana 8 del embarazo se puede notar la tripa; sin embargo, esta es de un tamaño muy pequeño. Por lo tanto, es normal que el resto de personas todavía no la noten. No te preocupes, pronto el útero crecerá de forma impactante. También puedes sentir calambres o molestias en el cuerpo, sobre todo en el vientre bajo, costados y en las piernas. Este síntoma depende de la mujer y su tolerancia de dolor, ya que el grado de molestia difiere en cada persona.

“Durante la semana 8 del embarazo se comienzan a formar los dedos de las manos y los pies del bebé. También se van diferenciando los parpados de los ojos y la punta de la nariz”

Por otra parte, es común, que desde la semana 8 del embarazo la mujer presente dolores desde las nalgas hasta los pies. Esto es debido al crecimiento del útero, que realiza presión justo en la zona del nervio ciático. Ocasionando, por lo tanto, el continúo dolor y calambres en la zona.

Consejos

Durante el embarazo, uno de los aspectos más importantes que debes controlar es tener una alimentación óptima y equilibrada. Se trata de aportar al organismo los nutrientes y alimentos necesarios para compensar la energía. Además, es muy importante que tengas precaución con los medicamentos que ingieres.

  • Nutrientes y alimentos que debe consumir

Existen nutrientes que ofrecen los valores alimenticios necesarios para llevar un embarazo sano. Algunos de estos nutrientes son el hierro, calcio, yodo, zinc, ácido fólico, vitamina D y ácidos grasos, omega 3.

Por eso se suele recomendar durante el embarazo ingerir ciertos alimentos que aportan dichos nutrientes para tu organismo. Entre ellos están las legumbres verduras, frutas, carnes magras, huevos, pescados, frutos secos y lácteos.

Algunas mujeres sufren de mareos y náuseas constantes durante el primer trimestre de embarazo.

  • Mareos o náuseas

Algunas mujeres sufren de mareos y náuseas constantes durante el primer trimestre de embarazo. Esto no tiene una razón específica. Este tipo de síntomas se debe a los distintos cambios hormonales que presenta el cuerpo de una mujer embarazada.

Estas señales pueden variar mucho de una embarazada a otra. No hay que preocuparse si no aparecen. Cada cuerpo reacciona diferente, a su manera. Así, si ha pasado el primer trimestre y continúas con los mareos, no te asustes, estás dentro de la normalidad.

Existen algunas técnicas a las que se acude para combatir este tipo de síntomas. Una de las más comunes y recomendadas, es la de comer más porciones (5 o 6), de un menor tamaño, durante el día, en vez de pocas porciones grandes.

  • Medicamentos

Es sumamente importante no consumir ningún tipo de medicamentos durante el embarazo, a excepción de analgésicos de efecto leve. Lo mejor es que las mujeres embarazadas utilicen remedios naturales en vez de fármacos. Por ejemplo, ingerir té caliente o ciertos alimentos específicos que contengan ingredientes que ayuden a combatir ciertos síntomas.

En cualquier caso, no te quedes nunca con ninguna duda. Si notas algo extraño en tu embarazo, consulta inmediatamente a tu médico, él sabrá aconsejarte lo que mejor necesites.