Uso de la coma para niños

23 abril, 2019
Este artículo fue redactado y avalado por la filóloga Elena Castro
¿A los niños se les atragantan las comas? Si son dados a comerse las comas, los trucos de este artículo ayudarán a que se les pase el hambre.

La coma suele ser la gran olvidada de la escritura. A los niños les resulta complicado aprender el uso correcto de la coma. Es más, muchas veces la utilizan para dividir frases muy largas sin saber dónde colocarla o si se necesita.

En términos generales, la coma es una pausa corta que se utiliza para separar ideas dentro de una frase. Hay algunas palabras y normas generales que siempre están ligadas a este signo de puntuación, y en este artículo tienes unas guías sencillas para que los niños aprendan a usar la coma.

Uso de la coma para separar información

Cuando leemos oraciones muy largas, necesitamos las comas para organizar la información y respirar. Si tenemos un texto en el que apenas hay pausas, no entenderemos lo que hemos leído.

Según la edad de los niños, estos harán frases más o menos complejas. Al principio, suelen asociar cada pausa con un punto, pero poco a poco tienen que aprender que, si hay una relación estrecha entre las ideas, se pueden unir en una misma frase. Y esta relación se divide en dos grandes ramas: enumeraciones y relación mediante conectores.

La coma en las enumeraciones

Este es el uso más sencillo de la coma con el que se van a encontrar los niños. Las enumeraciones se utilizan para nombrar elementos que tienen una conexión común. Por esta razón, cada elemento irá acompañado de una coma, salvo el espacio entre los dos últimos.Uso de la coma para niños.

Por ejemplo: «Mi amigo compró una mochila, un cuaderno, una goma y un boli azul». En este ejemplo hemos colocado la coma detrás de cada elemento enumerado, pero los dos últimos no la necesitan, así que solo escribimos la conjunción y.

También es muy sencillo para los niños hacer enumeraciones a nivel de frase. ¿Cuántas veces has preguntado a tus hijos qué han hecho en el cole? Seguro que han respondido algo como: «Hoy he hecho dos fichas de matemáticas, he jugado al fútbol en el recreo y he comido sopa y arroz con pollo en el comedor.». Muchas, ¿verdad? Sin saberlo han hecho una enumeración compleja, porque todo responde a la misma pregunta.

Los niños, el uso de la coma y los conectores

Hay infinidad de conectores, pero vamos a centrarnos en los básicos que más utilizan los niños. Además, los hemos clasificado según la posición de la coma (en el caso de que la necesiten).

  • Sin coma: y, e, o, u y ni. En general, tal y como los niños usan estos conectores, no van a necesitar añadirles una coma.
  • Con coma justo antes del conector: pero y así que. Estos conectores introducen una idea contraria y un resultado respectivamente, por lo que necesitan una coma.
  • Con coma justo detrás del conector: primero, segundo…; luego, después, entonces… Es decir, los conectores que organizan hechos para contar una historia o algo que ha ocurrido. Suelen escribirse con mayúscula al comienzo de la frase.

Errores comunes de los niños con las comas

Sujeto y predicado

El mayor error que cometen los niños (y los no tan niños) es separar el sujeto del predicado con una coma. Para no profundizar demasiado en este tema, diremos que el sujeto es la persona o cosa que realiza la acción y que el predicado lo marca la acción (el verbo). Veamos tres ejemplos muy representativos:

  • El perro bebe agua.
  • El perro de mi vecina del cuarto bebe agua de la fuente.
  • El gran perro que le regalaron a mi vecina del cuarto bebe agua de la fuente del parque frente al hospital.Uso de la coma para niños.

En todos los casos el sujeto es el perro y la acción principal es beber. Por tanto, todas las palabras que se refieran a perro son también parte del sujeto y las que se refieran a beber serán parte del predicado, por lo que ninguna de las frases necesita comas.

Cartas y tarjetas

¿Cuántas cartas y tarjetas hacen los niños a lo largo del año? Por ejemplo, en el día de la madre, del padre, de los abuelos… Por no mencionar las tarjetas de cumpleaños.

Es muy común que los niños se expresen escribiendo en estas situaciones con un «Querido/a X,». No es nada del otro mundo, pero el uso de la coma aquí no es correcto. Lo que ocurre es que utilizamos la coma por influencia del inglés cuando, en realidad, deberíamos usar los dos puntos.