¿Qué son las actividades multinivel?

14 noviembre, 2019
Este artículo fue redactado y avalado por la psicóloga Ana Couñago
Las actividades multinivel son un buen recurso para enseñar a los alumnos en función de sus capacidades.

A través de la planificación de actividades multinivel, los profesores pueden hacer frente a las necesidades educativas de todo el alumnado, atendiendo a la diversidad dentro del aula de un modo inclusivo.

De esta forma, los docentes se encargan de preparar tareas escolares teniendo en cuenta los diferentes grados de los procesos cognitivos, por lo que proponen actividades en las que el nivel de complejidad y exigencia aumenta progresivamente.

«Todos somos genios, pero si juzgas a un pez por su habilidad de trepar árboles, vivirá toda la vida pensando que es un inútil».

-Albert Einstein-

¿Qué son las actividades multinivel?

Profesor proponiéndole a sus alumnos algunas tareas multinivel para trabajar en clase.Las actividades multinivel consisten en establecer tareas secuenciadas para llegar a un determinado estándar del aprendizaje. Así, los estudiantes aprendan con base en una jerarquía dividida en diferentes niveles cognitivos, realizando primero tareas simples que, una vez superadas, se vuelven poco a poco más complejas hasta llegar al máximo nivel.

Dichas actividades se plantean a partir de la taxonomía de Bloom y Anderson. Estos dos autores defienden que las operaciones mentales que un alumnado lleva a cabo al adquirir y dominar conocimientos, se pueden clasificar en seis niveles, de menor a mayor grado de dificultad.

Niveles de la taxonomía de Bloom y Anderson

  • Primer nivel: memorizar. Consiste en reconocer y recordar información relevante. Implica definir, citar, enumerar, identificar, nombrar, etc. Por ejemplo, nombrar tres autores literarios relevantes, escribir una lista de personajes de un cuento determinado, recitar las tablas de multiplicar, etc.
  • Segundo nivel: comprender. Hace referencia al hecho de entender y tener la capacidad de construir el significado sobre un conocimiento concreto. Implica asociar, parafrasear, explicar, contrastar, discutir, etc. Por ejemplo, explicar los contenidos aprendidos de una forma personal, realizar mapas conceptuales, discutir sobre los puntos claves de un tema, etc.
  • Tercer nivel: aplicar. Es decir, utilizar el conocimiento y las destrezas adquiridas en nuevas situaciones. Implica apreciar, calcular, resolver, ilustrar, completar, desarrollar, descubrir, etc. Por ejemplo, corregir un texto con datos incorrectos, elaborar un presupuesto, diseñar un experimento a partir de unos conocimientos determinados, etc.
  • Cuarto nivel: analizar. Consiste en descomponer en varias partes el aprendizaje y relacionarlas entre sí. Implica separar, ordenar, inferir, interpretar, modelar, etc. Por ejemplo, interpretar los sentimientos de los protagonistas de una historia, comparar dos teorías sobre un mismo tema, etc.Profesora ayudando a sus alumnas con las actividades multinivel que se han propuesto.
  • Quinto nivel: evaluar. Es decir, enjuiciar y criticar los conocimientos adquiridos con base en unos criterios establecido. Implica probar, medir, valorar, justificar, etc. Por ejemplo, redactar el punto de vista con respecto a un tema, elegir los mejores o peores argumentos de un autor con respecto a un tema, etc.
  • Sexto nivel: crear. Consiste en mejorar o hacer algo original y nuevo en función de un tema aprendido. Implica diseñar, proponer, inventar, modificar, reescribir, etc. Por ejemplo, convertir una novela en una obra de teatro, escribir un diario desde el punto de vista de un personaje en concreto, diseñar una investigación a partir de un tema, etc.

Los beneficios de proponer este tipo de actividades en el aula

El hecho de proponer y planificar actividades multinivel en el aula beneficia a todos los alumnos de la clase, puesto que cada uno de ellos adquiere los objetivos del aprendizaje a su ritmo, de modo que llegan hasta el nivel que puedan según sus características y capacidades.

Así, se proporciona una respuesta educativa adecuada para:

  • Los estudiantes con sobredotación y altas capacidades, quienes, seguramente, realicen las actividades del sexto nivel con facilidad.
  • Los niños que presentan algún tipo de dificultades o problemas escolares.
  • El resto del alumnado.

«Todos los estudiantes pueden aprender, pero no todos el mismo día, ni de la misma manera».

-George Evans-