3 juegos para mejorar la ortografía

13 noviembre, 2019
Este artículo fue redactado y avalado por la psicóloga Ana Couñago
Existen multitud de juegos para ayudar a los niños a aprender las normas de ortografía. En este artículo te mostramos tres de ellos.

La lectura y la escritura son dos habilidades básicas para la comunicación y el aprendizaje. De hecho, hoy en día son imprescindibles para vivir en sociedad. Por ello, es importante que los niños adquieran un buen nivel en estas competencias, de manera que, entre otras cosas, deben conocer y dominar las reglas ortográficas de la lengua. Una forma divertida de trabajar con ellos este aspecto es a través de juegos para mejorar la ortografía.

Hay que tener en cuenta que los pequeños aprenden de una forma más significativa cuando realizan actividades lúdicas y entretenidas.

«La ortografía no es una moda que cambie según las tendencias; escribir bien es sinónimo de cultura y educación».

-Anónimo-

Aprender divirtiéndose: los juegos para mejorar la ortografía

El juego y el aprendizaje tienen en común los siguientes aspectos:

  • La superación.
  • La práctica.
  • La adquisición de capacidades y competencias.

Por lo que tiene sentido combinarlos para garantizar la máxima eficacia de la enseñanza. Así, se puede decir que el juego es un método didáctico para aprender mientras uno se divierte. Además, el hecho de jugar implica otros muchos componentes que benefician el aprendizaje, ya que permite:Padres con sus hijos jugando a juegos para mejorar la ortografía en familia.

  • Crear un ambiente relajado.
  • Aumentar la motivación y el interés por la tarea.
  • Aumentar la concentración y atención.
  • Potenciar una actitud activa y participativa.
  • Aumentar la capacidad de memoria.
  • Fomentar la confianza en uno mismo.
  • Potenciar la creatividad y la imaginación.
  • Desarrollar habilidades sociales.
  • Crear oportunidades de comunicación.

En definitiva, el juego favorece el aprendizaje significativo y autónomo. Por tanto, mediante actividades lúdicas y prácticas, los niños pueden retener mejor las normas de ortografía. De hecho, según el autor Arno Giovannini, el ser humano memoriza:

  • El 90 % de lo que uno mismo experimenta y realiza.
  • El 70 % de lo que explican otros personas.
  • El 30 % de lo que se observa.
  • El 20 % de lo que se escucha.

«Jugar es la forma favorita de nuestro cerebro para aprender».

-Diane Ackerman-

3 juegos para mejorar la ortografía

Scrabble

El Scrabble consiste en crear, a partir de unas determinadas letras, diferentes palabras, cumpliendo dos requisitos:

  • Que aparezcan en el diccionario.
  • Que estén correctamente escritas.

Para comenzar a jugar, se entrega a cada participante, al azar, una serie de fichas con letras, a las cuales les corresponde un valor numérico específico, de forma que gana aquel que consigue más puntos al construir palabras sobre el tablero. Dichos puntos se obtienen según los siguientes criterios:Familia jugando al scrabble para mejorar la ortografía.

  • El número de palabras que se creen.
  • La longitud de las palabras.
  • El valor de las letras utilizadas al crear las palabras.
  • La posición de las palabras en el tablero.

Por todo ello, este famoso y clásico juego de mesa es especialmente útil para poner en práctica las reglas de ortografía. Además, ahora mismo en el mercado existen diversos tipos de Scrabble adaptados a todas las edades. Así, en cuanto los niños aprenden a leer, pueden empezar a jugar a este maravilloso juego.

Deletrear palabras

El hecho de deletrear oralmente es un ejercicio perfecto para asimilar cómo se escriben las palabras.Lo ideal es jugar de forma colectiva en casa o en el colegio.

Por ejemplo, haciendo un concurso de deletreo en el que se va aumentando el nivel de dificultad de manera progresiva. Esto supone un reto para los pequeños, por lo que puede resultarles entretenido y muy motivador

¿Cómo dice que dijo?

¿Cómo dice que dijo? es un juego online y gratuito, que pone a prueba en nivel de ortografía de los jugadores, ya que consiste en completar palabras de forma correcta.

De este modo, el juego finaliza cuando se comete algún error. Tras esto, se recibe cierto feedback, pues en la pantalla aparece la puntuación obtenida y el significado de las palabras que se han completado.

  • Giovannini, A. et al. (1996). Profesor en acción 1. El proceso de aprendizaje. Madrid. Edelsa
  • Sánchez, G. (2010). Las estrategias de aprendizaje a través del componente lúdico. Memoria de investigación, en MarcoELE. Suplementos11, 27-29.