El aprendizaje significativo de Ausubel

25 agosto, 2019
Este artículo fue redactado y avalado por la pedagoga María Matilde
Hablaremos en este artículo sobre el aprendizaje significativo, concepto desarrollado por Ausubel, que remarca la importancia que tienen los saberes previos de una persona para poder aprender nuevos conocimientos.

La idea del aprendizaje significativo fue desarrollada por David Pau Ausubel, psicólogo y pedagogo nacido en Nueva York, EEUU, en el año 1918. Los desarrollos teóricos de Ausubel, al igual que los de Jean Piaget y Lev Vigostky, han tenido una gran  influencia en la corriente pedagógica del constructivismo.

La teoría del aprendizaje significativo propuesta por Ausubel se constituyó en una alternativa a la forma de aprendizaje memorístico más generalizado hasta nuestros días. Un tipo de aprendizaje que solo sirve para examinarse y que luego en un corto plazo se olvida.

A diferencia de un aprendizaje de memoria, un aprendizaje significativo es progresivo y funciona con rupturas y continuidades entre viejos y nuevos conocimientos, y su objetivo es que los alumnos capten y construyan nuevos significados.

Los conocimientos previos como base de la teoría de Ausubel

La teoría sobre cómo aprenden las personas propuesta por Ausubel sostiene que el aprendizaje sucede cuando se aumentan y se perfeccionan los conocimientos que uno ya posee. Con lo cual, otorga una vital importancia a los saberes previos y a la lógica de pensamiento que cada uno de nosotros utilizamos para aprender.

Ausubel afirmó que se establece un puente cognitivo entre las nuevas ideas que interactúan con las viejas y previas, siempre que estas sean específicamente relevantes. Estas ideas relevantes sirven de anclaje de la nueva información, por ello, Ausubel las llamó ‘idea-ancla’ o ‘sunbunsor’.  Además, afirmaba que estos subsunsores no se tratan solo de conceptos, sino que también pueden ser una imagen, un símbolo, una proposición o esquema mental.Niño delante de una pizarra con muchas fórmulas para su aprendizaje significativo.

Lo interesante del planteo de Ausubel es que, a medida que el nuevo concepto se va comprendiendo, a su par se modifican las ideas previas relacionadas con él. Es decir, los conceptos y conocimientos viejos adquieren nuevos significados o se transforman en otros más complejos y elaborados. Incluso, pueden servir para para corroborar otros conceptos ya existentes otorgándoles mayor estabilidad.

¿Cómo conseguir un aprendizaje significativo?

Ausubel planteó dos condiciones fundamentales para que fuese posible un aprendizaje significativo:

El material de aprendizaje debe ser potencialmente significativo

Para conseguir que el material educativo, es decir, las clases, los libros y los programas (software), sean potencialmente significativos, deben tener las siguientes características:

  • Estar relacionado con los conocimientos previos de los alumnos. Esta es la principal característica que debe poseer el nuevo material educativo.
  • Secuencia lógica.  Lo que significa que debe ser un material que presente una visión inicial del todo para luego avanzar en las diferenciaciones de categorías, propiedades o criterios.
  • Basado en ejemplos. Es decir que, para mostrar el nuevo material, el profesor debe encontrar ejemplos claros sobre los que apoyar su explicación.
  • Servir de ‘organizadores previos. Estos son también materiales educativos, afirmaciones, frases o ejemplos, pero introductorios, presentados antes del material de aprendizaje en sí. Son organizadores que sirven de puente entre lo que el alumno sabe y lo que debería saber para que los nuevos conceptos puedan ser aprendidos significativamente.

El aprendiz debe presentar una predisposición para aprender

Si bien Ausubel habla de que es el alumno quien debe tener esa predisposición, su foco de atención lo pone en el educador. Este último es quien debe considerar las ideas-anclas previas de sus aprendices a partir de las cuales enseñar el nuevo material.

Por otro lado, Ausubel también considera un aspecto motivacional y emocional como condición para que sea posible un aprendizaje significativo. Lo cual, también es responsabilidad del educador que debe motivar a sus alumnos a aprender, captando su atención partiendo de algún concepto, imagen, idea o esquema mental previo.

Relacionado con el aspecto motivacional que Ausubel reconoce, remarca, además, algunos factores externos que deben estar en concordancia y armonía porque influyen en la consecución de un aprendizaje. Estos factores son:

  • El clima del salón de clase. Tranquilidad de los alumnos y el profesor, las formas de dirigirse entre ellos, los tonos de voz, etc.
  • Los objetos dispuestos dentro del salón de clase. Ausubel sostenía que la disposición de mesas, sillas, y otros objetos, deben ayudar a que tanto los alumnos como el profesor no se distraigan y se sientan cómodos.Alumna con su profesara en el proceso del aprendizaje significativo.

Tipos de aprendizaje significativo

Ausubel distingue tres tipos de aprendizaje:

  • Aprendizaje de representaciones. Se trata de un aprendizaje elemental y del cual dependen los otros tipos de aprendizajes. Consiste en la atribución de significados a determinados símbolos asociándolos a una parte concreta y objetiva de la realidad. Por ejemplo, un niño aprende la palabra pelota cuando el significado de esa palabra representa a esa pelota que él percibe.
  • Aprendizaje de conceptos. En este aprendizaje ya no se asocia el significado a un símbolo concreto, sino que se asocia a una idea abstracta. Por ejemplo, ya no se trata de la pelota concreta que el niño ve, sino del concepto ‘pelota’, con sus características y atributos generalizables a otras pelotas, de otros colores, tamaños y texturas.
  • Aprendizaje de proposiciones. Se trata del aprendizaje proveniente de la combinación lógica de conceptos. Es decir, una proposición es una frase que permite expresar una idea compleja, compuesta por conceptos con significados unitarios e interrelacionados.

Importancia del aprendizaje significativo en la actualidad

La teoría propuesta por Ausubel sobre el aprendizaje significativo tiene una gran utilidad en la pedagogía moderna. Planificar la enseñanza según los conocimientos previos de los alumnos para motivarlos y captar su atención es la esencia de la teoría de Ausubel. Se trata de una idea central que, además, lleva implícito la consideración de la individualidad de cada alumno y su nivel de desarrollo.

Además, lo importante de conseguir un aprendizaje significativo es que el conocimiento adquirido es un conocimiento activo, que dura en el tiempo, y no como aquel conocimiento aprendido de memoria, que es olvidado muy fácilmente en un corto plazo.

En nuestros días, en casi todos los procesos de enseñanza desarrollados en los colegios, se busca precisamente generar el tan mentado ‘aprendizaje significativo’. Lo cual supone, a diferencia de un aprendizaje mecánico, que los alumnos logren verdaderamente comprender y utilizar el conocimiento aprendido.