Qué es la anexectomía: tipos de procedimientos

Naí Botello 12 junio, 2018
La extirpación de los anexos uterinos —anexectomía— es una intervención quirúrgica que se recomienda a pacientes con patologías severas. En el siguiente artículo, conoceremos en qué consiste la operación, sus causas y consecuencias.

El término histerectomía resulta común para muchos, pero no todos conocen qué es la anexectomía. Este procedimiento quirúrgico consiste en extirpar las trompas de falopio y los ovarios en respuesta a tratamientos de enfermedades considerables; incluso puede ser una solución alterna para no realizar una histerectomía.

Los resultados inmediatos que se obtienen con esta intervención son suspender los efectos de las hormonas en el organismo femenino; desde luego, también se coadyuva a la erradicación de patologías que puedan minar otros órganos, como el cáncer.

Qué es la anexectomía: causas y consecuencias

Las mujeres que presentan enfermedades como el cáncer, miomas, endometriosis severas o que deseen cambiar de sexo son las primeras candidatas para que se les realice esta operación. El procedimiento no es completamente invasivo, pues el especialista puede decidir extirpar solo un ovario o trompa de falopio, según la necesidad; de este modo, la mujer no anularía por completo sus posibilidades de ser madre.

La anexectomía se realiza gracias a diferentes procedimientos. Puede ser total o parcial, según las condiciones de la paciente lo requieran.

Tipos de anexectomía

Para entender mejor qué es la anexectomía, definiremos sus diversos tipos:

Anexectomía parcial: derecha o izquierda

Con esta intervención, se extirpa de forma localizada el ovario, las trompas de falopio o ambos, ya sea a la derecha o la izquierda.

Diferentes enfermedades pueden prevenirse a través de la anexectomía.

Anexectomía total

La anexiotomía total implica la extracción de todos los anexos de ambos lados. Generalmente, los especialistas intentan realizar otros tratamientos menos invasivos, incluyendo la anexectomía parcial.

No obstante, en casos de enfermedades muy invasivas, se recurre a la anexectomía total, incluso también de la mano con una histerectomía.

Cómo se realiza la operación

La ablación de los anexos femeninos se realiza por medio de tres tipos de cirugías: por vía abdominal, por vía laparoscópica o por vía vaginal. Para cualquiera de los tres procedimientos se aplica a la paciente anestesia general, dado que se trata de una operación larga que puede durar de dos a tres horas. 

Qué es la anexectomía por vía abdominal

Se considera el procedimiento más efectivo y seguro; además, impide futuras complicaciones. El especialista accede al útero y los ovarios gracias a una pequeña cisura análoga a la que se realiza cuando se efectúan cesáreas.

La duración de la anexectomía por vía abdominal se puede reducir gracias a su fácil acceso a los órganos que serán extirpados. Entonces, puede durar menos de dos horas.

“El procedimiento no es completamente invasivo, pues el especialista puede decidir extirpar solo un ovario o trompa de falopio”

Qué es la anexectomía por vía laparoscópica

La anexectomía por vía laparoscópica se utiliza para suprimir el largo proceso de recuperación que puede representar la cisura de las operaciones tradicionales.

Para realizar el procedimiento, se realizan al menos tres pequeños cortes ubicados en diferentes puntos por donde se introducen pinzas, cámaras, instrumentos de corte y gases como anhídrico carbónico o dióxido de carbono. Con esto, se ensancha el abdomen para lograr un mejor acceso y visibilidad al área que será manipulada.

Qué es la anexectomía por vía vaginal

Las candidatas para realizar esta intervención son las mujeres que ya hayan tenido uno o dos partos. El motivo es que se requiere que el canal vaginal posea una dilatación específica para que el médico ejecute la operación de manera cómoda.

Por vía vaginal, el médico ginecólogo se acercará a la cavidad abdominal con sus instrumentos y, a partir de allí, extraerá las trompas de falopio y los ovarios.

Las pacientes que se realizan este procedimiento en respuesta a un cambio de sexo utilizan esta técnica exclusivamente si junto a la anexiotomía el cirujano les realizará una cirugía estética. Si solo se realiza la anexectomía para reducir los efectos de las hormonas, se empleará en ellas la vía laparoscópica o la abdominal.

Es importante que las mujeres sepan qué es la anexectomía y en qué circunstancias se puede recurrir a ella.

Con los tres tipos de procedimientos descritos se presentan riesgos, como posibles hemorragias o infecciones. A su vez, se pueden dar alteraciones hormonales debido a la interrupción de los procesos normales de los ciclos femeninos.

Las consecuencias inmediatas de la anexectomía son la aparición de la menopausia precoz, con todos los síntomas vinculados a ella, o, en los casos en los que no se haya extraído el total de los anexos femeninos, dificultad para quedar embarazada.

Por último, resulta imperativo que la paciente que se someta a este tipo de procedimiento consulte con su médico todas las opciones posibles. El profesional deberá escoger la que mejor se adapte a su historial médico.

Te puede gustar