9 síntomas de la menopausia prematura

La menopausia prematura puede ocurrir en edades comprendidas entre los 15 y los 39 años. Se tiene entendido que al menos una de cada mil mujeres presenta insuficiencia ovárica hasta los 29 años, y una de cien entre 30 y 39 años. Es decir, aunque son cifras bastante bajas, constituye un riesgo al cual todas nos exponemos.

La FOP, falla ovárica prematura, es a lo que los especialistas llaman menopausia prematura. Si bien es cierto que la menopausia llegará a nuestras vidas en algún momento, es posible que se pueda adelantar más de la cuenta.

Las mujeres podemos llegar a sufrir de insuficiencia ovárica a cualquier edad. Es decir, puede presentarse después de tener familia o cuando aún lo estamos planeando. Una mujer joven que no ha tenido hijos puede padecer este trastorno, así como una que ha pasado los treinta y cree que es muy pronto para la menopausia.

De cualquier manera, los especialistas consideran como prematuro este proceso aun cuando suceda a los 39 años. En lo adelante te contamos lo que explican los expertos sobre esta abrumadora noticia.

¿Qué es la menopausia prematura o FOP?

menopausia prematura 2

La menopausia prematura se presenta por el detrimento de la función ovárica en edades inferiores a los 40 años. Esta falla trae como consecuencia que la mujer no presente ovulación cada mes. Esto es debido a que sus ovarios no liberan óvulos. La pérdida de esta función tiene distintos orígenes. Por ejemplo, que la cantidad de folículos sea inferior o que los ovarios sean disfuncionales.

En consecuencia, si no hay ovulación, comienza a fallar también la menstruación, principal síntoma de la FOP. Sin embargo, algunas mujeres podrían presentar un ciclo menstrual aparentemente normal. Es decir, el endometrio se prepara para recibir un óvulo que nunca llega, pero igual se desprende el tejido que provoca el sangrado. Por lo tanto, cualquier mujer podría no darse cuenta de que tiene una falla ovárica.

Cada mujer nace con un aproximado de dos millones de folículos ováricos. No obstante, cuando llega la edad de su primera menstruación apenas contará con unos 400 mil. El cuerpo femenino no producirá más folículos, los cuales son necesarios para que se produzca la ovulación. Aunque 400 mil pareciera suficiente, no es así, pues no todos maduran para convertirse en óvulos.

Cuida de tu cuerpo, es el único lugar que tienes para vivir.

-Jim Rohn-

Para que uno de estos folículos madure, es preciso un mensaje hormonal de estimulación. La hormona que participa en este proceso es el estrógeno. Al inicio del ciclo menstrual los niveles de estrógeno son bajos.

La hormona es regulada por la glándula pituitaria para que estimule el folículo. Esto provoca que vuelvan a subir los niveles de la hormona. Sin embargo, las mujeres con falla ovárica han enviado una información incorrecta. Esto mantiene niveles altos de la hormona aun cuando no haya un óvulo maduro.

Síntomas de la menopausia prematura

menopausia prematura 3

 

Uno de los principales síntomas de esta afección es la ausencia de la menstruación. También es común que se experimente irregularidad en los ciclos. Es decir, como la mujer no ha agotado su reserva de folículos, ella todavía puede llegar a madurar algunos óvulos. Otros síntomas que determinan esta falla son los siguientes:

  • Irregularidad en el flujo. Cambio en la cantidad y longitud del sangrado
  • Acaloramiento, sofocos frecuentes y sudoración nocturna
  • Disminución del apetito sexual
  • Dolor en las relaciones sexuales
  • Irritabilidad
  • Cambios de humor repentino
  • Pérdida de peso
  • Pérdida de tonicidad y secado de la vagina

Es posible que algunas mujeres no presenten la mayoría de estos síntomas. Quizá pueden continuar con su período menstrual bastante regular. En estos casos la manera de diagnosticar la menopausia prematura es por medio del análisis hormonal.

Si los niveles de FSH están elevados, puede existir una falla ovárica. No obstante, es preciso discutir con el médico todos los cambios en nuestro ciclo, para poder realizar una relación correcta.

Menopausia y falla ovárica

La menopausia es un proceso natural que ocurre en una edad aproximada a los 51 años. En este caso se espera la disminución de la función ovárica de manera progresiva, lo cual nos pasará a todas las mujeres. No obstante, cuando nos referimos a falla ovárica, esta puede ocurrir en cualquier etapa de nuestras vidas.

Cuando la mujer ya no tiene folículos, es imposible que ocurra la maduración que da lugar a un óvulo nuevo. Por consiguiente se manifiesta una ausencia de la menstruación. Tal como ocurre en la menopausia, la mujer ve interrumpido su ciclo menstrual. No obstante, cuando se trata de falla ovárica, todavía quedan folículos, pero existe difusión que impide su maduración.

 

 

Categorías: Salud Etiquetas:
Te puede gustar