¿Qué es el signo de Chadwick?

Astrid Moreira · 23 octubre, 2018
El signo de Chadwick se considera como uno de los síntomas más comunes cuando existe un embarazo. Sin embargo, también puede ser provocado por el ciclo menstrual.

La ausencia o retraso en la menstruación suele ser uno de los primeros síntomas de embarazo, pero no es un factor determinante; muchas mujeres presentan irregularidades o retrasos en el ciclo menstrual con frecuencia. El signo de Chadwick forma parte de un largo listado de síntomas que se presentan cuando existe una posible gestación. ¿De qué se trata?

¿Qué es el signo de Chadwick?

El signo de Chadwick también se conoce como “signo Jacquemier”. Se trata de una coloración violeta o de tono azul oscuro de la mucosa vaginal y el cuello del útero que aparece generalmente en la cuarta semana del embarazo. Es un efecto normal de la congestión venosa local, que se da como resultado del aumento de la progesterona.

Este cambio puede observarse a través del espéculo durante un examen ginecológico; sin embargo, debemos tener presente que su aparición no garantiza la existencia de un embarazo. En los días previos a la menstruación también se presentan cambios de coloración en la zona vaginal.

Aunque se lo considera uno de los síntomas principales de un posible embarazo, debe estar vinculado a otras señales propias del embarazo para tener mayores certezas. En ese sentido, algunas mujeres no presentan síntomas de embarazo sino después de las 2 semanas; con más frecuencia, estos ocurren entre las 4 y las 6 semanas de gestación.

El signo de Chadwick durante el embarazo

Lo más probable es que el signo de Chadwick se mantenga por todo el período de gestación, pero esto únicamente podrá ser analizado por el especialista a través de un examen ginecológico.

Por lo general, este síntoma desaparece cuando culmina el embarazo sin necesidad de recurrir a ningún tipo de tratamiento. Esto se debe a que es un proceso natural del funcionamiento fisiológico del mismo organismo.

Otros signos que se lo acompañan

Además de los malestares comunes que sufren las futuras madres, durante la etapa de gestación también ocurren algunos otros signos ginecológicos a la par del mencionado signo de Chadwick. Estos son algunos:

  • Signo de Noble-Budin: Se percibe en el tacto vaginal y consiste en un aplanamiento del fondo de saco vaginal, que adopta una forma globulosa.
  • Signo de Pinard: Se trata del signo por el cual se recogen los movimientos fetales y que permiten diagnosticar, la existencia de un embarazo.
  • Signo de Piskacek: Es el aumento asimétrico del cuerpo del útero.
  • Signo de Osiander: Consiste en una pulsación vaginal que puede significar un signo precoz de embarazo.
  • Signo de Braga: Es un cambio de consistencia y color en el cérvix uterino.
  • Signo de Dickinson: El tamaño del útero aumenta principalmente en el diámetro anteroposterior; a continuación, se vuelve globuloso o esférico.
  • Signo del pescador: Se refiere a la transmisión de ligeros movimientos en el cordón al fondo uterino.

“El signo de Chadwick es una coloración violeta o de tono azul oscuro de la mucosa vaginal y el cuello del útero que aparece generalmente en la cuarta semana del embarazo”

Otros síntomas que pueden indicar un embarazo

Cuando se tienen dudas sobre la existencia de un embarazo, la mujer comienza a experimentar diversos síntomas a medida que su estado avanza y el bebé comienza a desarrollarseEl signo de Chadwick es uno de ellos; por eso, es importante conocer qué otros síntomas se pueden presentar.

Es fundamental destacar que, en muchos casos, las mujeres presentan distintos tipos de síntomas. A continuación, enumeraremos los principales:

  • Ausencia del ciclo menstrual.
  • Vómitos, mareos, vértigos.
  • Sensación de somnolencia.
  • Alteraciones en el olfato y la digestión.
  • Dolores en la zona del abdomen.
  • Pequeño sangrado vaginal.
  • Dolor, aumento de tamaño y alteraciones en el aspecto de los senos.
  • Sensación constante de cansancio.
  • Alteraciones en el estado de ánimo.
  • Aumento de las ganas de orinar.
Existen algunas recomendaciones para hacerse correctamente un test de embarazo.

¿Cuándo hacer un test de embarazo?

Aunque en el mercado existen diversas pruebas de embarazo que prometen resultados certeros, los especialistas recomiendan realizar el test de embarazo cuando se presentan al menos 7 días de retraso. Para ese momento, la hormona hCG se habrá segregado y se podrá obtener un resultado más fiable. Si se realiza antes, existen más posibilidades de un resultado negativo.

Al momento de presentar diversos síntomas y sospechar de la existencia de un embarazo, es importante realizar un test de embarazo para después acudir con un especialista. Muchas señales pueden presentarse y confundirse con algún malestar de otro tipo; certificar con un experto siempre será lo más recomendable.