Los deportes más practicados por los adolescentes

Corina González · 24 octubre, 2018
La práctica deportiva, además de aportar beneficios para la salud, contribuye al proceso de socialización de los jóvenes. ¿Cuáles son las alternativas más populares entre los adolescentes?

Hoy en día, cientos de jóvenes dedican gran parte de su tiempo a realizar actividades físicas que los divierten, a la vez que ayudan en su desarrollo corporal. Muchas opciones están sobre la mesa a la hora de escoger cuál disciplina practicar; es ahí cuando destacan algunos que, sin discusión, se convierten en los deportes más practicados por los adolescentes.

Los beneficios que trae consigo practicar deportes en la adolescencia son varios. Uno de los más importantes es que mejora el rendimiento escolar, ya que la mayoría de los jóvenes que los practican suelen tener mejores calificaciones que los que no lo hacen.

Asimismo, la práctica deportiva fomenta la disciplina e impulsa a los adolescentes a llevar en orden sus ocupaciones y responsabilidades y a cumplir con sus obligaciones; además, los aleja de los problemas típicos de esta etapa de sus vidas, como las adicciones o las malas amistades.

Cada joven es un cúmulo de inquietudes y deseos de aprender; ellos quieren demostrar las destrezas y habilidades que tienen y para ello tienen muchísimas posibilidades deportivas. En la lista de alternativas, hay un grupo de disciplinas que se ganan la simpatía de la mayoría de los chicos de esta edad y se convierten en la predilección de los adolescentes.

Los deportes más practicados por los adolescentes

Fútbol

Es uno de los deportes más populares, divertidos y practicados a nivel mundial. Aporta beneficios al joven tanto en la salud como en el desarrollo emocional, al tiempo que potencia su espíritu de superación y aumenta su autoestima.

Con el fútbol, se refuerza la capacidad de trabajo en equipo y la resolución de los problemas, además de fomentar en gran medida la disciplina.

Es necesario que los niños practiquen deporte para mejorar su bienestar y desarrollo.

Gimnasia

La gimnasia disminuye la sensación de cansancio, dado que genera elevados niveles de energía. Su práctica constante aporta mayor flexibilidad y coordinación, puesto que mientras más movimientos se le dé al cuerpo, mayor elasticidad tendrá, hasta lograr un límite de estiramiento y elongación óptimo.

Atletismo

En esta disciplina se unen la carrera, el salto y los lanzamientos. Se trata de una actividad integral, que aporta al joven múltiples habilidades físicas. Se aconseja la iniciación de su práctica luego de los 10 años de edad, por lo que es uno de los deportes más practicados por los adolescentes.

Natación

La natación permite fortalecer todo el cuerpo al trabajar las piernas, los brazos, el torso y la cadera. Además, con este deporte se realiza ejercicio aeróbico constantemente, lo cual es beneficioso para tu hijo al mejorar su sistema cardiovascular y respiratorio.

Esta disciplina es muy positiva y no impacta con fuerza en las articulaciones. Asimismo, se produce en ella un balance entre individualismo y trabajo en equipo.

“La práctica deportiva fomenta la disciplina e impulsa a los adolescentes a llevar en orden sus ocupaciones y responsabilidades y a cumplir con sus obligaciones”

Ciclismo

Indudablemente, es un deporte muy divertido, que estimula la coordinación y el equilibrio y puede ser realizado en pista cubierta o al aire libre. Esta última opción permite al joven entretenerse con su entorno mientras desarrolla sus capacidades motoras por medio de una bicicleta conforme a la modalidad de ciclismo escogida.

Baloncesto

El baloncesto es un deporte de gran auge entre los jóvenes. Les permite integrarse socialmente, dado que se practica en equipo. A su vez, desarrolla habilidades como el equilibrio, la concentración, la rapidez de ejecución, la agilidad muscular y los reflejos precisos; por supuesto, todos estos benefician su salud.

Tae Kwon Do

El Tae Kwon Do es una de las artes marciales favoritas en la actualidad, puesto que permite desarrollar múltiples habilidades motrices y mentales. Con su práctica, el joven tonifica los brazos y las piernas; esto le otorga mayor fuerza en todo el cuerpo, mientras fortalece el autocontrol y la disciplina.

Vóleibol

Al realizar este deporte, el movimiento dentro de la cancha y la atención constante en el balón para que no toque el piso mejoran la coordinación; del mismo modo, los reflejos del cuerpo se agudizan por la necesidad de respuesta rápida.

Practicar vóleibol aumenta la flexibilidad y también motiva la integración y cooperación a través del trabajo en equipo.

El voleibol para niños es un deporte en el que se pone en práctica el trabajo en equipo.

Tenis

El movimiento constante de este deporte le da al joven agilidad y flexibilidad, mientras mejora su capacidad aeróbica y cardiovascular. La disciplina necesaria para desarrollar el uso correcto de la raqueta y su dinámica con la pelota aumentan la coordinación entre la mano y el ojo.

Más allá de las mencionadas, hay muchas otras actividades que comienzan a ganar su puesto entre los adolescentes. Entre ellas, vale la pena destacar el parkour, el bmx y el breakdance; este último hizo su debut como deporte olímpico recientemente en los Juegos Olímpicos de la Juventud, al igual que la escalada.

Muy populares o no, lo importante es que los chicos encuentren un deporte que los llene de satisfacción y complemente su rutina diaria. La disciplina que implica la práctica deportiva contribuirá a la formación de su carácter, además de ayudar a su desarrollo corporal y de propiciar nuevas y mejores relaciones sociales.