6 preguntas frecuentes sobre el deporte y los niños

Sin importar el tipo de actividad que tus hijos realicen, seguramente y te surjan las mismas dudas que a la mayoría de las mamás o los papás. Respondemos a las inquietudes más comunes.
6 preguntas frecuentes sobre el deporte y los niños
Andrés Felipe Cardona Lenis

Escrito y verificado por especialista en ciencias de la actividad física y del deporte Andrés Felipe Cardona Lenis.

Última actualización: 28 marzo, 2022

Los padres suelen querer lo mejor para sus hijos, aunque a veces tengan varias dudas acerca de las actividades que realizan. Evacuarlas es fundamental, pues podrían ser limitantes de los menores a la hora de elegir el deporte de su agrado. Por eso, hoy vamos a darle respuesta a las preguntas más frecuentes sobre el deporte y los niños.

Antes de empezar, queremos remarcar que el deporte de interés de tu hijo también debería ser de tu interés. Es decir, tienes que conocer en qué se enfoca, cómo se ejecuta, sus principales características y beneficios, entre otras cosas. Esto te permitirá acompañar mejor a tu pequeño y disfrutar mucho más de verlo crecer.

Preguntas frecuentes sobre el deporte

Muchas personas saben que la práctica deportiva es una de las actividades más saludables y recomendadas que existen en el mundo. Sin embargo, el hecho de estar llena de beneficios no es motivo suficiente como para llevarla a cabo a ‘ciegas’.

En ese orden de ideas, te recomendamos indagar e ir más allá de lo que la mayoría sabe sobre la práctica favorita de tu hijo y para ayudarte, te acercamos los puntos que más dudas despiertan.

Niños con balones y pelotas de diferentes deportes.
La diversión es uno de los motivadores más potentes. Por eso, asegúrate de que a tu hijo le agrade el deporte que practica.

1. ¿Es divertido este deporte para mi hijo?

Preguntarte si una actividad para niños es divertida puede parecerte una obviedad, pero no lo es. La diversión es un factor motivador muy importante en la infancia, pero también, es bastante subjetiva. Es decir, ese deporte que realiza a gusto tu hijo mayor, puede ser aburridísimo para tu hijo menor.

Por eso, vale la pena que converses con el pequeño antes de empezar y le consultes qué opinión le merece esa actividad. Es probable que necesite experimentarla algunas veces antes de responderte, por lo que vale la pena intentar algunas clases de prueba.

2. ¿De qué manera se practica ese deporte?

Conocer la manera en que se practica el deporte es fundamental, así como también el enfoque que se le da a dicha actividad –lúdico o competitivo-. No puedes tener a tus niños en una práctica de baloncesto si patean el balón sin control alguno.

A pesar de que el deporte se lleve a cabo como entretenimiento, cuenta con una serie de reglas básicas que deben ser respetadas por todas las personas.

También, se hace importante saber que muchos deportes se adaptan a las necesidades o la edad de los niños. De esta forma, se convierte en una herramienta para comprender nociones relativas a las reglas y a las órdenes básicas.

3. ¿Qué contraindicaciones tiene esta actividad?

Toda práctica deportiva o recreativa cuenta con una serie de contraindicaciones. Probablemente, esta no sea una de las preguntas más frecuentes, al menos no en los niños, pero sí debería serlo entre los padres.

Consulta con diversas bases de conocimiento, desde el entrenador hasta sitios especializados, y averigua cuáles son las situaciones que hacen que ese deporte sea inconveniente para tus hijos.

4. Deportes de riesgo, ¿sí o no?

Conocer las contraindicaciones de los deportes es relevante, pues el objetivo se centra en prevenir lesiones o tomar las acciones necesarias a fin de garantizar la seguridad de tus hijos. Pero esto no siempre significa prohibir dicha actividad.

Lo ideal es permitir que los niños ejecuten actividades físicas de su agrado. Y si se trata de algún deporte de riesgo, te aconsejamos dirigirte a una academia especializada y asesorarte bien con los profesionales.

Sumado a lo anterior, procura acompañar a los niños durante la práctica deportiva. Esto les ofrece una mayor sensación de seguridad y de confianza, pero evita sobreprotegerlos.

5. ¿Cuánto tiempo deben practicar deporte los niños?

Sin importar cuán beneficiosa resulta la práctica deportiva, todo debe tener un límite, inclusive en los niños.

Normalmente, los pequeños suelen mantenerse en actividad hasta que se sienten agotados. A pesar de ello, debes vigilar de cerca este tipo de esfuerzo, para detectar cualquier señal de alarma tempranamente.



Entrenador dando ánimos a un chico que siente ansiedad por el deporte.
Es bueno inculcar la auto superación por medio del deporte, pero sin perder de vista que la sobre exigencia puede ser perjudicial.

6. ¿Qué pasa si mi hijo se equivoca constantemente?

Las equivocaciones constantes no deben ser impedimento para que los niños practiquen un deporte. Generalmente, los errores refuerzan el aprendizaje y lo más apropiado para los infantes es experimentar y conocer ellos mismos sus límites y sus posibilidades.

Si ves que tu hijo se equivoca con frecuencia, trata de apoyarlo y de guiarlo, pero sin sobre exigirle. Tampoco se trata de llevar el error a la frustración, ni de quitarle ganas de seguir avanzando en la actividad.

Preguntas frecuentes sobre el deporte, ¿y si a los niños no les gusta?

El deporte de los niños despierta un sinfín de preguntas en ellos y en sus padres. A pesar de esto, la duda más importante que debemos resolver es por qué el pequeño no desea practicar esta actividad. Este punto es complejo de afrontar. Sin embargo, lo mejor es darle a conocer la mayor cantidad de deportes posible y con base en ello, identificar su entusiasmo y motivación. 

Sumado a lo anterior, debes procurar incentivar a tus pequeños a realizar actividad física con el fin de potenciar sus habilidades motoras, evitar el sedentarismo y el desarrollo de enfermedades psicológicas a futuro.

Te podría interesar...
Actividades físicas para niños que no quieren hacer deporte
Eres Mamá
Leerlo en Eres Mamá
Actividades físicas para niños que no quieren hacer deporte

Los niños que no quieren hacer deporte deben ser apoyados, motivados y sobre todo escuchados. Este es tu deber como madre.