Menú saludable para tomar con los niños en la playa o la piscina

Si vas a pasar un día en la playa o en la piscina con los niños, has de preparar un menú saludable para asegurar un óptimo aporte de nutrientes.
Menú saludable para tomar con los niños en la playa o la piscina
Saúl Sánchez Arias

Escrito y verificado por el nutricionista Saúl Sánchez Arias.

Última actualización: 25 julio, 2022

Para planificar un día de verano es clave elaborar un menú saludable para consumir en la playa o en la piscina. Sobre todo, cuando se viaja con los niños, ya que resulta importante asegurar un aporte de nutrientes esenciales de alta calidad. Además, hay que plantear preparaciones de bajo riesgo microbiológico a fin de evitar sustos innecesarios. Sigue leyendo y ¡apunta estas sugerencias!

Hay que tener en cuenta que durante la época de calor las salidas de casa y los viajes se incrementan. Pero no por ello hay que renunciar a la posibilidad de comer adecuadamente cada día. Con buenas pautas dietéticas se conseguirá cuidar y mantener un buen estado de salud con el paso de los años.

¿Lista para cocinar?

Primer plato del menú saludable para tomar con los niños en la playa

Lo más sencillo para consumir de primer plato es un wrap, ya que este alimento consigue aportar una dosis de carbohidratos de bajo índice glucémico. Además, habrá que introducir en su interior algún alimento con alto contenido en proteínas. Estos nutrientes son determinantes para garantizar un correcto crecimiento durante la infancia y en la adolescencia, según lo evidencia una investigación publicada en la revista Nutrients.

Los wraps de pollo y los rollos de ensalada son comidas ideales para degustar en la playa o en la piscina en los días de calor. En general, ¡a los chicos les encantan!

Wrap de pollo y aguacate

Una de las mejores opciones es el wrap de pollo y aguacate. Se elabora fácilmente y cuenta en su interior con proteínas de alto valor biológico. Estas presentan todos los aminoácidos esenciales y cuentan también con una puntuación destacable en cuanto a digestibilidad. Por ello, se aprovecharán de forma óptima y cumplirán todas sus funciones.

A su vez, el aguacate es fuente de ácidos grasos de tipo insaturado y de vitamina E. Este último nutriente, cuenta con un fuerte carácter antioxidante, por lo que es clave para neutralizar la formación de los radicales libres y evitar su posterior acumulación en los tejidos del organismo. Gracias a ello, se pueden prevenir muchas patologías crónicas y complejas con el paso de los años.

De segundo plato, una ensalada

La mejor opción para el segundo plato del menú saludable para tomar con los niños en la piscina o en la playa es la ensalada. No solo resulta muy refrescante, sino que garantiza una concentración elevada de vitaminas. Entre ellas hay que destacar la vitamina C, elemento que ha demostrado reforzar el sistema inmunitario y logra reducir la incidencia de las infecciones.

Además, siempre se puede añadir otra ración de carbohidratos complejos para asegurar energía suficiente para toda la tarde y conseguir aumentar el nivel de actividad física. Tampoco hay que olvidarse de las proteínas y de las grasas de calidad. Un ejemplo a tener en cuenta es la ensalada de quinoa con atún de lata y tomate cherry. Resulta muy sabrosa y nutritiva, además de fácil de preparar.

Alimentos que se deben evitar

A la hora de pensar en el menú de verano es preciso evitar el consumo de alimentos de alto riesgo microbiológico, como los crudos. También, es ideal introducir todos los platos en una bolsa de transporte térmica, con hielo en su interior, para asegurar que se mantengan fríos.

En general, cuando las altas temperaturas se hacen presentes, lo mejor es evitar la ingesta de los siguientes alimentos:

  • Salmón ahumado.
  • Pescados crudos.
  • Salsas con huevo, como la mayonesa.
Durante el verano, los niños se decantan por el helado y ¡no hay nada de malo en ellos! Lo ideal es disfrutarlo como postre después de haber consumido un menú saludable.

El postre no puede faltar

Al culminar la comida, seguramente los niños reclamarán el postre. En los días de calor, lo mejor es consumir una fruta o un yogur. De todas formas, pueden decantarse por una opción más dulce a modo de “permitido”, como el helado.

Plantea un menú saludable para ir con los niños a la playa o a la piscina

Como has visto, es fácil preparar en poco tiempo un menú saludable, que pueda garantizar un aporte de nutrientes esenciales, para ir con los niños a la playa o a la piscina. Al fin y al cabo, lo más importante es que los ultraprocesados no aparezcan en la pauta de forma frecuente, pero no hay problema por consumirlos puntualmente.

Para terminar, hay que recordar que si el plan es pasar todo el día bajo exposición a la luz solar, habrá que tomar una serie de medidas preventivas. Siempre es clave tener a disposición agua mineral natural para mantener un buen estado de hidratación. Del mismo modo, será determinante protegerse de las quemaduras solares con un filtro UV. Toma estos consejos y ¡prepárate para disfrutar de una hermosa tarde de verano junto con tus niños!

Te podría interesar...
¿Se puede comer bacon o panceta en el embarazo?
Eres Mamá
Leerlo en Eres Mamá
¿Se puede comer bacon o panceta en el embarazo?

El bacon y la panceta son dos alimentos de escasa calidad que se deben restringir durante el embarazo para salvaguardar la salud del feto.