¿Le puedo dar de comer yogur a mi bebé?

Adrianazul · 14 agosto, 2017

La respuesta es sí, sí puedes darle de yogur a un bebé, sin embargo, el dilema es a qué edad.

Algunos pediatras dicen que a partir de los 6 meses de nacido, otros a partir de los 9 meses. También hay quienes dicen que a partir del primer año de vida. Darle yogur a tu bebé es una buena idea, ya que es un alimento es rico en calcio, vitaminas y proteínas. 

Aparte de las papillas, darle yogur natural al bebé es la mejor opción a partir de los 6 meses de edad, cuando comienza a comer sólidos.

Definitivamente, el yogur natural, ese que es conocido como regular o griego -y que es hecho con leche entera y con cultivos activos-, es la mejor opción para tu bebé, sobre todo porque contiene las calorías  y las grasas de la leche entera que necesita.

El yogur se le puede dar a un bebé de 6 meses de nacido, a diferencia de la leche, descremada o semidescremada, que es preferible que no ingieran antes de los 2 años de edad a no ser que su médico se lo indique.

Es posible que encuentres contradictorio que le puedas dar de comer yogur a tu bebé pero no leche. No obstante, hay pediatras que recomiendan que le des yogur al bebé cuando ya ha cumplido los 9 meses de edad, ya que consideran que es un alimento difícil de digerir para el estómago del bebé, ya que podría irritarle las mucosas del estómago.

Los pediatras aseguran que la irritación sucede con menos frecuencia a partir de los 9 meses, aunque si lo come a los 6 meses tampoco le pasaría nada al bebé.

Yogur griego con frutas naturales

Ciertamente, lo que influye es la cantidad de leche que contiene una porción de yogur, la cual es tan baja que no le haría daño al bebé; esta porción surte un efecto muy distinto de las cantidades que implica reemplazar la leche materna o de fórmula con leche entera de vaca. El yogur, por ser leche fermentada, es más fácil de digerir que la leche entera de vaca.

Básicamente, el problema con la leche de vaca es que no contiene la cantidad adecuada de grasas y nutrientes que tu bebé necesita para desarrollarse sanamente, los cuales sí obtiene cuando toma leche materna o de fórmula.

El mejor yogur es el más sano

Si ya decidiste darle yogur a tu bebé – y consultaste con tu pediatra sobre ello– entonces es hora de decidir qué tipo de yogur vas a darle. La mejor opción, aun cuando existen yogures hechos especialmente para bebés, es elegir un yogur natural. Con ello, le ahorrarás ingerir todo el azúcar que contienen prácticamente todos los yogures que tienen frutas procesadas.

Disfrutando del yogur

Si quieres darle más sabor al yogur natural de tu bebé –y evitarle las consecuencias de darle azúcar al niño cuando aún es tan pequeño- puedes agregarle frutas naturales o vegetales.

Si tu bebé apenas está empezando a comer sólidos, te aconsejamos que intentes primero darle de comer un puré de frutas o de verduras cocinadas además del yogur.

A partir de los 9 meses en adelante, también puedes darle a tu bebé frutas blandas o vegetales cocidos y picados en trocitos. Bien puedes intentar darle un aguacate machacado, puré de manzanas, algo de avena cocida o germen de trigo.

 

Es muy importante que evites endulzar el yogur de tu bebé con miel, pues no es recomendable darle miel al bebé antes de los 12 meses de edad, dado que este producto –aunque es natural- podría contener una bacteria que causa botulismo a los niños de edad.

Atención a los intolerantes

También es aconsejable que cada vez que introduzcas un nuevo ingrediente en la alimentación de tu bebé observes su reacción durante unos tres días, para ver si desarrolla alguna intolerancia o reacción alérgica;  es bueno seguirle la pista a la dieta para poder distinguir con más facilidad qué alimento le causó la reacción.

Si tu bebé tiene intolerancia a la lactosa, te tenemos buenas noticias. Incluso los niños que con intolerancia pueden comer yogur, porque gran parte de la lactosa que contiene el yogur se descompone en el proceso de elaboración, haciendo que el organismo tolere mejor el yogur que otros productos lácteos.