La memoria emocional en los niños

3 febrero, 2019
Este artículo fue redactado y avalado por la documentalista Arantza Martín Becerro
Trabajar la memoria emocional en los niños resulta más sencillo si nos auxiliamos de materiales didácticos.

La memoria emocional en los niños comienza a aparecer a partir de los 3 años de edad. Es un aspecto clave en el desarrollo emocional y difícil de tratar con ellos. Por eso, hemos querido compartir contigo los aspectos que la definen en el caso específico de los niños y ejemplos para saber cómo trabajarla con los pequeños.

Las emociones en la infancia

Como decíamos, no es hasta los 3 años cuando el niño comienza a desarrollar la memoria emocional. No quiere decir que el pequeño no guarde recuerdos anteriores a ese momento, sino todo lo contrario. El pequeño ha estado ejercitando otro tipo de memoria: la que le ayuda a andar, a coger cosas con las manos, etcétera.

La memoria emocional relaciona los recuerdos con las emociones; por ejemplo:un sabor que le gusta o un momento que le puso triste. También, una pesadillas que le hizo despertarse en la oscuridad, de ahí ese miedo a lo oscuro que experimentan tantos pequeños. Todas estas vivencias las genera la memoria emocional; es decir, la unión de un recuerdo a una emoción.

Que los niños sepan gestionar las emociones principales como pueden ser la alegría, la tristeza, el miedo o el enfado es muy importante para su desarrollo emocional y personal durante la vida. Marcará su personalidad. Aprender a gestionar estas emociones es complicado para niños tan pequeños. Piénsese si no, en que los adultos en ocasiones tampoco somos capaces de ello.

¿Cómo trabajar la memoria emocional con los niños?

Que los niños sean capaces de identificar las emociones a veces es complicado. Quizás lo sea más todavía tener que enseñárselo de una manera fácil y divertida para que presten atención.

cuentos para dormir

Trabajar la memoria emocional en los niños resulta más sencillo si se utilizan materiales. Por eso, os queremos hablar de un libro y una película que pueden ser herramientas muy efectivas para ello.

El monstruo de colores

Un mundo tan complejo como el de las emociones es difícil de tratar con niños. Sin embargo, de la mano de El monstruo de colores, los niños de a partir de 3 años podrán introducirse a través del protagonista de este cuento creado por Anna Llenas, en el enrevesado mundo de las emociones.

La historia se basa en que el monstruo está hecho un lío con sus emociones y no sabe identificarlas. Con la ayuda de una niña, será capaz de conocer y gestionar cada una de ellas. La autora asocia a cada emoción (alegría, tristeza, calma, enfado y miedo) un color, lo que ayuda a recordar mejor a los niños. 

Este cuento infantil se encuentra entre los más vendidos y está siendo utilizado en muchos colegios y gabinetes psicológicos para tratar el tema de las emociones, pese a haber sido publicado hace ya 7 años.

Del revés

Si con El monstruo de colores hablábamos de un libro, con Del revés nos referimos a una de las películas con más trasfondo que ha creado Pixar. Conocida también como Inside Out, es otra manera de que los niños aprnedan a identificar las emociones.

 

Sentarse a reflexionar las frases de películas de Disney puede ser una gran lección para los pequeños.

A diferencia de El monstruo de colores, la película Del revés es recomendable a partir de 6 o 7 años, pues su historia es algo compleja para niños más pequeños.

Al igual que en el libro, Del revés representa las emociones asignando un color distinto a cada personaje. Las emociones que aquí se tratan son la alegría, la tristeza, el asco, la ira y el miedo, muy similares a las del libro.

La complejidad de esta historia y lo que la diferencia de El monstruo de colores es que aquí también se trata la personalidad, la imaginación, los sueños, la memoria a largo plazo y otro tipo de aspectos relacionados con la inteligencia emocional.

  • Armus, M.; Dulhalde, C.; Oliver, M., and Woscowonik, N. (2012). Desarrollo emocional: Clave para la primera infancia. Buenos Aires: Unicef.
  • Bisquerra, R. (2006). Educación emocional y bienestar. Madrid: Wolters Kluwer.
  • Docter, P, and Carmen, R. del. (dir.) (2015). Inside Out. 94′. Estados Unidos: Pixar Animation Studios.
  • Llenas, A. (2012). El monstruo de colores. Barcelona: Flamboyant.