7 ejercicios para mejorar la atención en los niños

¿Cómo mejorar la atención en los niños? Te presentamos algunos ejercicios muy prácticos para que las distracciones de tu hijo ya no sean un problema sin solución.

Los niños se distraen, miran hacia los lados y cualquier cosa suele llamarles poderosamente la atención. En realidad, esto es normal en ellos; pero por su bien debemos tratar de corregirlos y ayudarlos a que no pierdan el foco. Mejorar la atención en los niños es un reto compartido por muchos padres.

Si un niño habla mucho en clase, se distrae rápido con la tarea o es despistado cuando le hablan tenemos entonces una conducta que moldear. Si no lo hacemos, la consecuencia será que el pequeño interiorice este comportamiento negativo y se convierta en un joven desatento y poco cuidadoso.

Su futuro laboral y académico dependerá de su capacidad de concentración. La buena noticia es que existen ejercicios que podemos implementar para mejorar la atención en los niños. Aunque no lo parezca, incluso jugando podemos ir resolviendo este pequeño inconveniente.

Algunos ejercicios para mejorar la atención en los niños

La asociación visual y el juego de memoria

Los juegos de asociación no solo enseñan a los pequeños a crear categorías de cosas similares. El hecho es que relacionar figuras o dibujos relacionados requiere concentración. Y si logramos que los niños inviertan un buen tiempo haciendo esta operación, los acostumbraremos a prestar atención.

Existen juegos y revistas que obedecen a este tipo de dinámicas. Quizás la actividad de este tipo que ofrece la mayor dificultad son las cartas de memoria, con las que el niño entrenará su campo perceptivo mientras cree que solamente está jugando.

Los ejercicios para mejorar la atención en niños tendrá un impacto positivo en su rendimiento escolar.

Completa el dibujo o rellena los puntos

Este tipo de juegos se ven mucho en las revistas de crucigramas. A los niños les encantan porque son sencillos y los invita a desarrollar su vena artística. Pero en el fondo, estos dibujos permiten que el niño trabaje en su capacidad de concentrarse.

Los dibujos de rellenar puntos son ideales porque el niño debe seguir las directrices o, de lo contrario, no podrá ver la figura final que se formará. La curiosidad los alienta a enfocarse e inconscientemente aprenden a mantenerse bien atentos.

El juego del laberinto

Esta es otra excelente alternativa que vemos muy a menudo en los populares “pasatiempos”. Su facilidad garantiza el interés del pequeño, pero si quiere ganar deberá pensar muy bien su recorrido. Esto lo invitará a memorizar e identificar los trazos y entradas del laberinto.

Esta actividad tiene sus propias reglas y limites, que supondrán un nivel de exigencia y por supuesto, fijación. La idea de todas las actividades es que el pequeño entre en estado de concentración sin aburrirse.

Buscar la lista de objetos

También podemos hacerlo a manera de juego. Enumeraremos unos tres o cuatro objetos que estén repartidos por toda la casa y haremos una lista con ellos. Una vez hecho esto, le pediremos al niño que busque solo las cosas que aparecen en el listado.

Y si lo puede hacer en el orden que tiene la lista mucho mejor. Con el tiempo podemos ponerle un poco más de dificultad al añadir más cosas a la lista. El establecimiento de rutinas es una de los mejores métodos para incrementar la atención en el ser humano. Nosotros, los adultos, lo hacemos inconscientemente todo el tiempo.

Identifica el número

Los números son abstracciones perfectas para realizar juegos de asociación mental. “Identifica el número” consiste en hacer que nuestro pequeño memorice uno de ellos. Posteriormente, mencionaremos varias listas con cifras y el tendrá que señalar cada vez que su selección aparezca.

Existen diversos ejercicios para mejorar la atención de los niños.

Esta dinámica supone necesariamente un ejercicio de atención por parte del pequeño. También se puede jugar con letras, según las preferencias del pequeño, y podemos premiar su desempeño con alguna golosina para motivarlo.

Juegos de ordenar cosas

Podemos colocar varios objetos en una mesa en un determinado orden. El niño deberá memorizarlo y luego el adulto desordenará un poco las cosas. Teniendo una idea prefijada de las posiciones de cada objeto, él deberá tratar de recrear como estaba todo en el primer momento.

Existen juegos que funcionan bajo esta dinámica. Por ejemplo, el juego de mesa “operando” responde a esta lógica organizativa y se requiere de mucha aplicación para poder hacer las cosas bien. En Internet existen juegos bastante parecidos que estimulan la organización mental de los pequeños.

“El mejor regalo que podemos darle a otra persona es nuestra atención íntegra”
–Richard Moss–

Mejorar la atención en los niños: utiliza el clásico rompecabezas

No hay juego que requiera mayor concentración que un rompecabezas. Afortunadamente, en el mercado existen marcos con diferentes dificultades según la edad del niño. Ya a partir de los 3 años de edad, los niños pueden jugar con rompecabezas de pocas piezas grandes y con la cooperación de sus padres.

Como verás, regañar no es la única ni tampoco la mejor opción para mejorar la atención en los niños. Lo recomendable es comenzar a trabajar con los niños desde muy temprano para que luego su dinámica escolar sea más sencilla.

Categorías: Psicología infantil Etiquetas:
Te puede gustar