La ansiedad por desconexión de las Redes Sociales

7 junio, 2019
Este artículo fue redactado y avalado por la educadora social Natalia Cobos Serrano
Una alta dependencia a las redes sociales puede ocasionar lo que se entiende por ansiedad por desconexión

El hecho de no tener acceso a internet y a las Redes Sociales es una realidad para una gran parte de la población mundial. Sin embargo, para algunos, las Redes Sociales forman parte de su vida e, incluso, significan su modo de relacionarse y, en definitiva, de estar en el mundo. A raíz de esto, el hecho de no poder estar en contacto con las Redes Sociales, surge lo que se denomina ansiedad por desconexión.

El poder de las Redes Sociales

Es un hecho que la increíble revolución de internet, desde su nacimiento en los años setenta, ha generado un enorme impacto psicosocial. Y, con la entrada de las Redes Sociales, el modo de comunicarnos y la forma de entender las relaciones humanas ha cambiado profundamente.

Las Redes Sociales ofrecen multitud de servicios diferentes: la creación de un espacio propio para compartir información con el resto del mundo, la posibilidad de crear grupos de conversación, enviar mensajes instantáneos e, incluso, encontrar pareja.

Es decir, las Redes Sociales son páginas web que permiten a los individuos crear perfiles personales para los otros, utilizando dicho sitio para establecer o incrementar una red de comunicación online.

Dejando a un lado las indiscutibles ventajas de las Redes Sociales y su gran utilidad, los psicólogos Elena Santamaría y Rufino Meana hablan también de sus inconvenientes.La ansiedad por desconexión de las Redes Sociales.

Para ellos, Facebook, Twitter, Instagram o Whatsapp, tienen un gran poder alienante y, en vez de comunicar, pueden encerrar a la persona en sí misma, esclavizándola.

«Muy a menudo nos olvidamos que en las Redes Sociales hay redes y Sociedad. Si la Sociedad no funciona, las Redes Sociales tampoco».

-Alfredo Vela-

La ansiedad por desconexión: ¿un nuevo trastorno?

La ansiedad por desconexión a las Redes Sociales es el conjunto de síntomas, derivados del miedo, que se genera por no estar conectados a los eventos, las experiencias y las conversaciones que se están desarrollando en el entorno social.

Es un término reciente, pero ya existen numerosas investigaciones que hablan de él como un nuevo trastorno. La ansiedad por desconexión entraría en el conjunto de las nuevas patologías que están surgiendo en el siglo XXI, a raíz de de las nuevas tecnologías y el uso de smartphones.

Los psicólogos Enrique Echeburúa y Paz de Corral entienden que la ansiedad por desconexión origina síntomas de dependencia, y explican que lo que produce adicción es la inmediatez y la facilidad de realizar varias actividades y tareas de manera simultánea.

Sin embargo, ¿qué es lo que desencadena la ansiedad por desconexión? El origen podría encontrarse en el concepto nomofobia‘ o el miedo derivado por la adicción al teléfono móvil. Es decir, es el miedo a no estar en contacto con la tecnología, lo cual genera lo que sería la ansiedad por desconexión.

Los adolescentes, el colectivo más vulnerable a la ansiedad por desconexión

En definitiva, para muchas personas, las Redes Sociales son el único medio para acceder a sus relaciones personales. El hecho de no poder acceder a estas Redes Sociales por no tener conexión a internet puede ocasionar una serie de efectos en el individuo similares a una situación de dependencia o adicción.La ansiedad por desconexión de las Redes Sociales.

Las taquicardias, dolores de cabeza y estómago son algunas de las reacciones físicas, mientras que, por otro lado, también se pueden originar pensamientos obsesivos, nerviosismo y, finalmente, lo que se entiende por ansiedad de desconexión e incluso ataques de pánico.

En un mundo en el que las Redes Sociales se han masificado, el riesgo a sufrir la ansiedad por desconexión es alto. Sin embargo, ciertamente existe un colectivo más vulnerable: los adolescentes.

Los adolescentes corren el riesgo de no ser conscientes del alcance que pueden llegar a tener las Redes Sociales y, finalmente, comprender las dimensiones de estas. La adolescencia es una etapa de crecimiento e inestabilidad emocional, y una gran dependencia a las Redes Sociales puede ocasionar serios problemas en su desarrollo.

  • Echeburúa, E. y Corral, P. (2009). Las adicciones con o sin droga: una patología de la libertad. En E. Echeburúa, F.J. Labrador y E. Becoña (eds.), Adicción a las nuevas tecnologías en adolescentes y jóvenes (pp. 29-44). España: Madrid.
  • González-Jiménez, A.J., López-Martínez, M.J, Zapata-Boluda, R.M., Cala, V.C. y Dalouh, R. (2016). Investigación educativa y salud transcultural en contextos multiculturales. Edual. España: Almería.