¿Por qué los adolescentes son más influenciables?

Este artículo ha sido verificado y aprobado por la psicóloga María Alejandra Castro el 3 abril, 2019
Natalia Cobos Serrano · 3 abril, 2019
La inestabilidad emocional y el querer formar parte de su entorno hacen a los adolescentes vulnerables frente a las influencias sociales.

¿Por qué los adolescentes son más influenciables? La adolescencia es la etapa en la que empezamos a conformar nuestra identidad, es aquello que nos define y nos diferencia al mismo tiempo.

Sin embargo, generalmente, lo que busca un adolescente no es la diferencia. El miedo a ser diferente conduce a la inseguridad emocional, lo cual hace vulnerable al adolescente frente a las influencias sociales.

El adolescente busca encajar en su entorno social, sentirse parte de la sociedad o de su grupo de iguales (el cual ha adquirido gran relevancia). Hasta ahora, para el menor, sus padres eran la figura de referencia y el modelo a seguir. No obstante, con la llegada de la adolescencia, el grupo de iguales adquiere el papel de referente junto a los padres. 

Cuando decimos que los adolescentes son más influenciables, hacemos referencia también a lo positivo. Por ejemplo, un adolescente decide escoger una carrera universitaria gracias a que tuvo un buen profesor en esa materia. O, por ejemplo, apuntarse a un equipo de fútbol por sus amigos.

¿En qué consiste la influencia social?, ¿Por qué los adolescentes son más influenciables?

Los psicólogos P.G. Zimbardo y Michael Leippe entienden la influencia social como un proceso. Un proceso mediante el cual, la conducta de una persona cambia la forma en la que otra persona se comporta, siente o piensa sobre un determinado estímulo. Por lo tanto, podríamos afirmar que la influencia social abarca pensamientos, sentimientos y conductas.

Desde la psicología social se diferencian dos tipos de influencia social:

  • Informativa. Aplicándolo a los adolescentes, estos pueden verse afectados por este tipo de influencia en diversos contextos. Por ejemplo, cuando observan a los demás para adquirir información del entorno o cuando sienten incertidumbre en alguna situación.
  • Normativa. Aunque siempre se ha dicho que la adolescencia es la época de la rebeldía, el instinto de supervivencia es más fuerte. Los jóvenes instintivamente se adaptan al entorno y, para encajar en la sociedad, deben aceptar sus normas.¿Por qué los adolescentes son más influenciables?

La conformidad social de Asch

Salomon Asch fue el primero que estudió la conformidad social. En su experimento “Qué línea era igual a otra” demostró que los sujetos cambiaban sus respuestas según se encontraban en grupo o a solas. Para el experimento se escogía a un sujeto que debía responder a cuestiones a solas o en grupo (los cuales eran actores).

Los resultados demostraron cómo la opinión grupal influye en el sujeto. El grupo presiona al individuo hasta el punto de cambiar su opinión por la grupal, aunque esta sea equivocada.

La conformidad social es una clase de influencia normativa. Gracias a esta teoría, se explica por qué un adolescente se comporta de forma distinta según esté en casa, en clase o con sus amigos.

El adolescente, a pesar de poseer una opinión, la modifica como consecuencia de la presión que los demás ejercen sobre él. De esta forma, el adolescente se comporta de manera diferente a como lo haría a solas.

Los motivos que conducen a la conformidad social son muy variados. Por ejemplo, el adolescente no tiene criterios objetivos y recurre a la comparación con sus amigos, aceptando su criterio. O para evitar el ridículo social por el miedo a quedarse solos.

“Confiar en ti mismo no garantiza el éxito, pero no hacerlo garantiza el fracaso.”

-Albert Bandura-

Ayuda a tus hijos a manejar la presión social

Cuando un adolescente se siente presionado por su grupo de iguales, puede acabar haciendo algo que en el fondo no quería. El adolescente cambia sus valores porque quiere sentirse aceptado y valorado por sus amigos. Se adapta para sentir que forma parte de un grupo.

Por todo esto, es importante que los padres sepan ayudar a sus hijos a manejar la presión social:

  • Aprender a decir “no”. Si tu hijo no encuentra la forma adecuada de decir que no quiere hacer algo, enséñale algunas formas de decir “no” que le resulten útiles. Por ejemplo, si le alientan a fumar:  “No, no me gusta cómo sabe” o “No, no me gusta cómo huele”.
  • Ampliar la red social. Ayuda a tu hijo a desarrollar amistades en otros círculos sociales. Al tener diferentes amigos, tendrá más opciones y fuentes de apoyo si otro grupo de amistad sale mal.
  • Ser uno mismo. Muchas veces, ser uno mismo ayuda a mantener a raya la presión social. Si tu hijo no está contento consigo mismo y su forma de pensar, hazle ver que la mejor forma de ser feliz es ser uno mismo.
  • Autoestima fuerte. Aumentar la autoestima de tu hijo lo hace mejor para resistir la presión social de su grupo de iguales o los medios de comunicación.¿Por qué los adolescentes son más influenciables?

El adolescente no sólo cambia su conducta para adaptarse a su entorno. Al mismo tiempo, las influencias sociales están conformando su identidad. Es normal que los adolescentes sean más vulnerables al entorno. Sobre todo ahora que las redes sociales poseen una influencia importante sobre los más jóvenes.

Los adolescentes son más influenciables a las presiones sociales porque, a la vez que se están descubriendo a sí mismos, intentan encajar en el mundo. Por todo esto, es esencial que los adolescentes logren el equilibrio entre ser uno mismo y adaptarse a su entorno.

  • Asch, S. (1956). Studies of independence and conformity: I. A minority of the one against a unanimous majoriy. Pshychological Monographs, 70 (9): 1-70.
  • Zimbardo, P.G., y Leippe, M.R. (1991). McGraw-Hill series in social psychology. The psychology of attitude change and social influence. New York, NY, England: Mcgraw-Hill Book Company