¿Por qué mi hijo vuelve a hacer pis en la cama?

Un diagnóstico temprano de enuresis ayuda a que un niño aprenda a controlar su vejiga y deje de hacerse pis en la cama.
¿Por qué mi hijo vuelve a hacer pis en la cama?
Maria Fátima Seppi Vinuales

Escrito y verificado por la psicóloga Maria Fátima Seppi Vinuales.

Última actualización: 14 diciembre, 2022

¿Te preocupa que tu hijo haga pis en la cama de nuevo? ¿Nunca dejó de hacerlo? Este es uno de los indicios de desarrollo en los niños. Existen múltiples variables que intervienen en ese hecho. A continuación, te presentamos algunas de ellas y cómo acompañar al pequeño.

Qué es la enuresis

Se conoce como enuresis a los episodios de orina involuntaria que se presentan en niños mayores de 5 años, con varias repeticiones en el transcurso de la semana y con una duración de entre 3 a 6 meses. La misma puede ser primaria o secundaria:

  • La primaria es cuando el niño nunca dejó de orinarse en la cama.
  • La secundaria es cuando el niño vuelve a orinarse después de un período de haber logrado la continencia urinaria.


Conoce por qué tu hijo vuelve a hacer pis en la cama

Existen diferentes razones por las cuales un niño vuelve a hacerse pis en la cama, incluso después de haber logrado el control de esfínteres. Si bien suelen llamarse regresiones, vale la pena explicar de qué se trata y darle un giro positivo.

El impacto emocional por causas psicológicas o emocionales es de tal magnitud para el niño que lo manifiesta de alguna manera. Así, volver a hacer pis en la cama tiene que ver con intentar adaptarse y tratar de dar respuesta a una situación incómoda o angustiante.

Causas psicológicas o emocionales

Entre las causas de tipo psicológicas o emocionales, encontramos las siguientes:

  • Cambio de rutina. Por ejemplo, cuando su cuidador principal empieza un trabajo y pasa menos horas en casa.
  • Mudanzas.
  • Llegada de un nuevo miembro a la familia.
  • Separación o pérdida de los progenitores.
  • Enfermedad de un ser querido.
  • Cambio de escuela.

Cuándo consultar con el médico

Ahora bien, existen otros factores que pueden influir y por los cuales es necesario hacer una consulta temprana para evitar que el problema se profundice. Otras causas pueden ser las siguientes:

  • Apnea de sueño.
  • Diabetes.
  • Factores genéticos. Por ejemplo, si los progenitores tenían enuresis, es probable que el niño también la tenga.
  • Presión arterial.
  • Estreñimiento.
  • Alteraciones en el mecanismo para despertar.
  • Retrasos madurativos.

Te puede interesar: Qué es la enuresis nocturna


Qué hacer si mi hijo se hace pis de nuevo

La enuresis tiene solución. Para ello, es recomendable abordar el problema de manera temprana, ya que suele ser una situación de angustia e incomodidad para los niños. Además, puede afectar su autoestima y socialización. Algunas de las medidas recomendadas para aplicar en casa son las siguientes:

  • Realiza una consulta con un profesional. De este modo, es posible determinar a qué se debe y establecer si se trata de una enuresis monosintomática (sin otro síntoma de vías urinarias bajas) o no monosintomática (asociada con otros síntomas de vías urinarias bajas). A través de preguntas, estudios y de la observación, el profesional podrá sugerir el tratamiento adecuado.
  • Evalúa el contexto y las circunstancias. Muchas veces, hacemos una lectura apresurada e individual sobre lo que sucede. De este modo, señalamos a ese niño como el problema. Así nos perdemos de la posibilidad de pensar qué otros factores pueden influir. Al ampliar la mirada, todo cobra otro sentido. Por ejemplo, puede que el menor sea testigo de múltiples discusiones y maltrato entre sus padres.
  • Evita el consumo excesivo de líquidos en la hora próxima al descanso.
  • Emplea alarmas nocturnas para despertarlo para que vaya al baño.
  • Aplica ejercicios para el entrenamiento de la vejiga. Por ejemplo, cuando el niño orina, puedes pedirle que juegue a cortar el pis al decirle «para o detente». Con una o dos veces es suficiente para evitar que haya más presión en la vejiga y prevenir infecciones urinarias.
  • Llevar un diario miccional. Durante varios días, debes observar el comportamiento de tu hijo y tomar nota del horario frecuente en el que va al baño. Una vez que conoces ese horario, intenta retrasarlo entre 10 y 15 minutos. Por ejemplo, si suele ir a las 17, entonces puedes pedirle que lo haga a las 17:10. De esta manera, lo ayudas a contener en la espera.
Felicitar a tu hijo cada noche que logra el control de esfínteres es una buena medida para ayudar a fortalecer su autoestima.

Con paciencia y sin castigo

Por último, vale la pena destacar que tratar la enuresis y entrenar la vejiga puede implicar varias semanas. En este sentido, es importante tener paciencia, hablar con el niño y ayudarle a entender que no tiene la culpa. Es oportuno decirle que algunas personas aprenden y se desarrollan a ritmos diferentes para evitar que se sienta mal por ello. También, debes felicitarlo y reconocer su logro cada vez que pasa una noche y se despierta para orinar o consigue el control de esfínteres.

A su vez, bajo ningún punto de vista debes burlarte o castigar a tu hijo si se orina en la cama. Medidas como estas pueden demorar aún más el progreso.


Todas las fuentes citadas fueron revisadas a profundidad por nuestro equipo, para asegurar su calidad, confiabilidad, vigencia y validez. La bibliografía de este artículo fue considerada confiable y de precisión académica o científica.


  • Saieh, A. Carlos, Álvarez, S. Catherine, Lucero, A. Yalda. Enuresis en niños: frecuencia y antecedentes familiares, Revista Médica Clínica Las Condes. Vol 26, Número1, 109-1112.Año 2015
  • Morata Alba, Júlia, & Morata Alba, Laia. (2021). Enuresis infantil, formar y educar. Revista Cubana de Pediatría93(3), e1035. Epub 01 de octubre de 2021. Recuperado en 11 de diciembre de 2022, de http://scielo.sld.cu/scielo.php?script=sci_arttext&pid=S0034-75312021000300004&lng=es&tlng=es.
  • Guía: Lo que usted debe saber si su hijo moja la cama. Autoría del National Kidney and Urologic Diseases Information Clearinghouse
  • Gonzálvez, M. T., (2014). Intervención conductual en un caso de enuresis secundaria mixta. Revista de Psicología Clínica con Niños y Adolescentes, 1(1),45-52.[fecha de Consulta 11 de Diciembre de 2022]. ISSN: . Recuperado de: https://www.redalyc.org/articulo.oa?id=477147183005

Este texto se ofrece únicamente con propósitos informativos y no reemplaza la consulta con un profesional. Ante dudas, consulta a tu especialista.