A mi hijo le gustan cosas de niñas

Gladys · 14 mayo, 2016

En este post encontrarás valiosas herramientas para identificar y comprender las posibles razones por las que a tu hijo le gustan las cosas de niñas.


Cuando los padres observan que a sus hijos les gustan cosas de niñas les invaden sentimientos de preocupación e incertidumbre acerca de la orientación sexual que pueda estar desarrollando su pequeño. Sin embargo, no hay de qué preocuparse, es normal que los niños jueguen con muñecas y carros al mismo tiempo.

Los niños no saben distinguir qué juguetes son para las niñas y qué juguetes son para los niños, dado que, durante el juego crean situaciones imaginarias y desean experimentar con todos los juguetes que tienen a su disposición. Para ellos representa algo novedoso y divertido y simplemente ponen en práctica su curiosidad.

Algunos expertos en el tema aseguran que la imaginación es parte del desarrollo de los pequeños, porque durante el proceso del juego se ponen en práctica habilidades motrices y perceptivas, las cuales son indispensables para su crecimiento físico y psicológico.

Debemos entender que la distinción de roles en el juego es algo impuesto por la sociedad por muchos años, es un estereotipo que establece que los niños no deben jugar con muñecas por razones inconsistentes.

¿Qué debo hacer si a mi hijo le gustan cosas de niñas?

1634-962919-Foodtivities for the Whole Family

Aunque resulte completamente normal que a los niños les gusten cosas de niñas, los padres por lo general no lo comprenden y tienden a tomar una postura rígida e incomprensiva con sus pequeños. Sin embargo, te presentamos valiosas herramientas para que las tengas en cuenta ante tal situación:

  • No permitas opiniones o críticas de otras personas que no poseen suficiente información acerca de los gustos de los niños, lo importante es ofrecer apoyo al pequeño y evitar que comentarios extras  afecten su autoestima.
  • Una excelente idea para comprender a los niños en esta etapa es sentarse y hablar con ellos muy amorosamente y con un tono de voz muy dulce. Desde la comunicación y la comprensión el niño podrá expresarse y por lo tanto comprender que es una transición de su crecimiento.
  • Debemos evitar frases como “los niños no deben jugar con muñecas porque es malo” o “los niños solo juegan con la pelota” puesto que los puede hacer sentir mal. Los pequeños no comprenden que jugar con un determinado objeto es bien o mal visto, solo se divierten.

¿Qué debo hacer para que mi pequeño se interese más por los juegos de niños?

La respuesta es nada, solo debes presentar diferentes opciones de juguetes que consideres que serán apropiados,divertidos y que lo podrían ayudar en su proceso cognitivo dejando que sea libre de escoger lo que realmente le agrade.

Los padres tienen la responsabilidad de orientar a sus hijos cuando están en proceso de crecimiento que por ser pequeños no están al tanto de lo que sucede. Siendo inocentes de absolutamente todo, lo mejor es guiarlos para lograr en ellos bienestar y un mejor desenvolvimiento.

Una excelente forma de guiar a los pequeños en el proceso de su crecimiento al jugar es incorporándonos a su mundo de fantasía, desde el aprendizaje y la interacción con quienes más lo aman, así entenderá que es mucho más divertido jugar con la pelota, con los carros naturalmente si es niño o con muñecas en el caso de las princesas de la casa.

Llevar al pequeño a actividades deportivas (como el fútbol, el béisbol, la natación y entre otros) donde puedan compartir con otros niños, no solo será bueno para hacer nuevos amigos, sino que al relacionarse con niños de su mismo sexo y edad, sino que incorporarán a sus juegos otros estilos, como por ejemplo jugar a los piratas o a los espías.

Recomendaciones al momento de orientar a tu pequeño

de dónde vienen los niños 1

Es importante tener en cuenta y hacerles entender a los niños que jugar con cosas de niñas no es malo, sin embargo, los padres como orientadores de sus tesoros deben incorporarlo a otras formas de juego más acordes a su edad y sexo.

No dejemos que la sociedad o los estereotipos lo hagan sentir diferente desde una perspectiva negativa. La feminidad o masculinidad no se pierde al usar ropa de determinado color o jugar con algún juguete.

Si luego de hablar con ellos y orientarlos a otras formas de diversión el niño prefiere las cosas de niñas, lo mejor es dejar que ellos mismos decidan cuándo cambiar sus estilos de juego.

De ninguna manera se debe dudar de la orientación sexual en base a los objetos con los que prefiera jugar, cada niño aprende y explora su mundo de forma diferente.