4 ejercicios para fortalecer el cuello de los bebés

¿Deseas ayudarle a tu bebé a fortalecer su cuello? Entonces, no dejes de leer estos ejercicios para lograrlo. ¡Ve con tacto!
4 ejercicios para fortalecer el cuello de los bebés
Andrés Felipe Cardona Lenis

Escrito y verificado por especialista en ciencias de la actividad física y del deporte Andrés Felipe Cardona Lenis el 08 octubre, 2021.

Última actualización: 08 octubre, 2021

Los bebés nacen débiles a nivel motor, razón por la cual los padres les brindamos ayuda y protección de manera permanente. Es parte del instinto de los cuidadores.

A su vez, nos encargamos de buscar la mejor manera de estimular su delicado cuello, para que logre mantener su cabeza erguida. Pero más allá de los deseos y de las buenas intenciones, la fragilidad del cuello es una realidad que no se puede pasar por alto.

Por este motivo, es fundamental aprender a fortalecer la musculatura de esta zona, de una forma segura para el pequeño.

¿Por qué es necesario fortalecer el cuello de los bebés?

En principio, todos los bebés nacen con cierta flacidez motora. Esto varía de un niño a otro y no necesariamente es un indicador de alarma.

Sumado a ello, el desarrollo de los pequeños tiene un ritmo propio. Es decir, que sin importar los meses que tenga, tu bebé puede madurar más rápido o más lento que otros de la misma edad.

En cuanto al desarrollo motor y postural, los ejercicios de fortalecimiento resultan un estímulo clave para el bebé y pueden realizarse en casa con las debidas precauciones.

bebe feliz juega boca abajo cama

Ejercicios para fortalecer el cuello

Durante los primeros meses de vida, el bebé depende de ambos padres para moverse. Sus habilidades motoras son básicas y sus músculos tienen que recorrer un largo camino para lograr el desarrollo pleno.

En esta primera etapa es importante mover al bebé con calma y paciencia, ya que la idea es enseñarle al cerebro la secuencia del movimiento paso por paso.

A continuación, te compartimos algunos ejercicios de estimulación física para poner en práctica hoy mismo.

1. Jugar en el suelo, boca abajo

La estimulación temprana se lleva a cabo desde el primer día de vida y los ejercicios varían según la edad del bebé. Esto es muy importante para su desarrollo cerebral, por lo que se aconseja implementarlo.

Dentro de los ejercicios de estimulación, se encuentran aquellos de fortalecimiento del cuello. En esta línea, te recomendamos acostarlo boca abajo durante los momentos de vigilia, sobre una superficie firme y bajo la supervisión del adulto.

El bebé puede permanecer en esta posición el tiempo que desee, pero lo más común es que se incomode al cabo de unos minutos.

Al ubicarse boca abajo, el bebé intenta llevar la cabeza hacia arriba y hacia los lados. De esta manera, los músculos del cuello, de la espalda y de los hombros comienzan a estimularse de manera gradual.

Es importante destacar que al momento de dormir el bebé debe permanecer boca arriba (en decúbito supino), ya que esta posición es la más segura y previene el síndrome de muerte súbita del lactante.

2. Estirar su cuello con suavidad

Normalmente, la mayoría de bebés tienen la costumbre de girar la cabeza a un lado, especialmente al momento de cargarlos contra el pecho.

Procura aprovechar esta posición para estirar los músculos de su cuello y evitar que adopte posturas viciosas. Con la ayuda de tus manos, trata de que el mentón del bebé toque su hombro. Luego, haz lo mismo para el otro lado. Recuerda realizar los movimientos con mucha calma y suavidad.

Si percibes que tu niño se fastidia, no quiere o mueve su cabeza hacia otro lado, no lo obligues. Los movimientos bruscos podrían ocasionarle alguna lesión, por lo que es conveniente no forzar estas estructuras.

3. Suspenderlo sobre un elemento

La posición para colocar al bebé sobre el elemento es boca abajo, tal como se explicó anteriormente. Sin embargo, este ejercicio debe realizarse pasados los 3 meses de vida o cuando el niño logre sostener la cabeza.

La recomendación es acostarlo boca abajo, sobre un elemento cómodo y blando, que puede ser una almohada o un cojín. A partir de dicha posición, puedes tomarlo de ambas manos y levantarlo poco a poco. Este movimiento logra fortalecer los músculos a nivel lumbar, dorsal y cervical (del cuello).

estimulacion boca abajo sobre objeto bebe atencion temprana fortalecimiento muscular

4. Atraer su atención

Atraer la atención de tu bebé lo obliga a moverse y esto contribuye a fortalecer los músculos del cuello, de la cabeza y del torso. Es posible realizarlo desde cualquier posición: la sedestación (sentado) o el decúbito (acostado).

Con el fin de atraer su atención, debes emplear elementos llamativos o del gusto del bebé. Primero, muéstraselos de frente para captar su atención y luego, comienza a moverlos por la habitación, no muy lejos del bebé. Trata de pasarlos por detrás y asegúrate de que los siga con su mirada.

Fortalecer no es sinónimo de forzar

Tal y como se mencionó anteriormente, cada bebé cuenta con un ritmo de desarrollo y los ejercicios sirven para estimular el fortalecimiento del cuello. Esto no significa que ofrezcan resultados inmediatos ni que amerite forzar las capacidades del pequeño. Por lo tanto, trata de tomarlo con calma y ve al ritmo de tu hijo.

Además, si no te sientes segura de realizar este tipo de ejercicios recurre a tu médico de cabecera. Y si algo te preocupa con respecto a su desarrollo, pídele el asesoramiento necesario.

Te podría interesar...
20 ejercicios para bebés de 0 a 12 meses
Eres Mamá
Leerlo en Eres Mamá
20 ejercicios para bebés de 0 a 12 meses

Estos ejercicios para bebés, diferenciados en etapas, nos ayudan a estimular el desarrollo psicomotor y cognitivo del niño. ¡Toma nota de todos ell...