¿Cómo destetar y no morir en el intento? - Eres Mamá

¿Cómo destetar y no morir en el intento?

Muchas veces destetar resulta uno de los retos más difíciles de cumplir para las madres, pues se trata de una decisión que viene condicionada por muchos factores. Por ejemplo, el hecho de que los hijos y las madres se hayan mantenido por tanto tiempo unidos por este lazo, impide que sea un proceso deseado y sobre todo sin complicaciones.

Sin duda, ser madre implica una infinidad de emociones, sentimientos y un sinfín de vivencias desde el momento de concebir al bebé, entre ellas la conexión más grande es amamantar. Este es uno de los lazos más entrañables durante los primeros meses de vida, además constituye la principal fuente de alimentación del bebé, la cual ninguna madre quiere descuidar.

Por otro lado, en casos donde hablamos de un destete temprano nos referimos a aquellas madres que producen poca leche, razón por la cual el bebé no se siente satisfecho. Esta situación provoca que los recién nacidos deban recibir alimentación complementaria con fórmula, por consiguiente el destete es más pronto y más fácil de conseguir.

Por otro lado, hay un tipo de destete que se produce por voluntad propia del bebé, este deja de mostrar interés o de mamar seguido y le es fácil permanecer alimentado. En estos casos se puede iniciar alimentación a través de las fórmulas o con comidas a partir de los seis meses.

bac90b21e983295b5cbf9b51fa4dc772

El reto de destetar y no morir en el intento

El momento de destetar no está previsto científicamente para que se produzca a una edad en particular, por eso, apartando las condiciones especiales sobre el caso es preciso saber que se trata más bien de una decisión personal. Sin embargo, pese a que se inicia por voluntad propia puede convertirse en un verdadero reto por varios factores.

A continuación presentamos una serie de sugerencias convenientes para destetar y no morir en el intento.

  • Te contamos que nuestro bebé quizá llora mucho o duerme poco a causa de la dependencia por la lactancia, no porque tiene hambre en realidad, pues come muy seguido. Por tal razón, no tengamos miedo de que lo dejaremos pasar hambre por no amamantarlo
  • Poco a poco el bebé se adaptará a los hábitos de la madre, en este sentido, si se trata de una mujer que trabaja; pronto la lactancia pasará a ser un complemento de su dieta y no la comida principal. Separarnos un poco de él, podría ayudar a que se acostumbre a no recibir el pecho cada rato
  • Sustituye la lactancia con otro alimento, es decir, cuando sepas que quiere el pecho dale otra cosa, de manera que se adapte progresivamente al cambio. Esto permitirá que el niño comience a reconocer otros sabores y texturas, que pueden llegar a gustarle tanto como la leche materna

iStock_000009971983Medium_wide

  • Reconoce tus emociones, si te sientes susceptible o piensas que lo estás lastimando, llénate de valor; llora si es preciso, pero no es conveniente que te engañes a ti misma. Es posible que el bebé esté tranquilo y seas tú quien se complica con esto
  • Si sientes que te estás arrepintiendo de lo que estás haciendo, piensa en los beneficios. Tendrás un poco más de libertad, podrán descansar más seguido y por más tiempo, además entrarás en el proceso de recuperación total de tu cuerpo y tu niño comienza a ser más independiente
  • En casos donde la madre está decidida a destetar pero el bebé no quiere cooperar, es recomendable que pasen más tiempo juntos, que se intente drenar la energía del pequeño en otras actividades. Esto permitirá mantener la conexión entre madre e hijo, pero esta vez sin el pecho de por medio; el niño sentirá a su madre pese a que no lo esté amamantando.
  • Si fuera necesario, pide ayuda; una vez que el niño no dependa tanto del pecho, puede realizar otras actividades con otros miembros de la familia
  • Recordemos que hay muchos retos por delante, dejar el pañal, llevarlo a la guardería, la introducción de alimentos. Por ende, es conveniente tomarlo con calma y hacernos a la idea de que esta crisis será reemplazada por una y otra por mucho tiempo
  • En situación de embarazo o enfermedades de la madre es preferible asegurar la salud de ambos, esta es una razón por lo cual es imperante una acción concreta para destetar con premura.