7 Mitos sobre la concepción

Marisol · 28 febrero, 2016

Los mitos sobre la concepción son bastante comunes y se multiplican cuando comentas que planeas tener un bebé. Hay cientos de falsas creencias que pueden influir en lo que piensas sobre la fertilidad y que encontrarás en revistas, sitios web y personas cercanas a ti.

Conoce las respuestas reales a muchas de las preguntas que tienes en mente si quieres concebir un hijo.

Los más comunes mitos sobre la concepción

Mito 1: Tendrás más posibilidades de concebir si no te preocupas por ello y te relajas.

Realidad. No hay ninguna evidencia médica que confirme esta opinión. Lo que sí es real es que las situaciones de extremo estrés afectan la habilidad para ovular en algunas mujeres. La forma de combatir esta situación es mantener un control de los ciclos de fertilidad y definir cuáles son las fechas más adecuadas para buscar la llegada de un bebé.

ejercicios-de-yoga

Mito 2: Para aumentar la oportunidad de tener un bebé, se necesita un orgasmo.

Realidad. El orgasmo es un plus a la hora de concebir, pero no es indispensable para que se dé la implantación. Las contracciones uterinas que se dan durante el orgasmo, ayudan a que el esperma viaje por las trompas de Falopio con más rapidez, así que no tienes que preocuparte si no lo alcanzas durante una relación sexual.

Mito 3: La lactancia materna afecta la fertilidad.

Realidad. En algunos casos, la lactancia materna retrasa la llegada de los períodos menstruales y por eso se dice que afecta la fertilidad aunque no tenga ningún impacto real sobre ella. Hay que tener en cuenta que eso no sucede en todas las mujeres y que no debe usarse la lactancia como método anticonceptivo.

Mito 4: Usar la píldora por mucho tiempo afecta tus posibilidades de tener hijos.

Realidad. De hecho, las mujeres que abandonan la planificación con píldoras para tratar de concebir, regulan sus ciclos menstruales más rápido que las mujeres que usan otros métodos de control natal. La ovulación se debe iniciar un par de semanas después de suspender la ingesta de las pastillas. La mayoría de las mujeres que las usan, pueden quedar embarazadas en menos de un año.

pildora-dia-siguiente

Mito 5: Mantener las caderas elevadas por 20 minutos después de la relación sexual ayuda a la mujer a quedar embarazada.

Realidad. No hay ninguna evidencia científica de que esto sea cierto. En el semen hay millones de espermatozoides que deberían alcanzar las trompas de Falopio en muy poco tiempo; el sentido común puede dictarte que al permanecer en posición horizontal el esperma permanece más tiempo, pero si no puedes hacerlo, no te preocupes de más.

Mito 6: Ciertas posiciones sexuales son mejores para quedar embarazadas.

Realidad. Es cierto que algunas posiciones permiten penetraciones más profundas y el esperma está más cerca del cuello uterino, lo que reduce el espacio que se recorre, pero el fluído cervical, sin importar la posición sexual, debe estar en capacidad de mover los espermatozoides hacia el óvulo. La posición no es un aspecto que determine las posibilidades de tener un bebé.

Mito 7. El té verde mejora la fertilidad.

Realidad. Es una buena decisión elegir el té verde en vez del té negro porque el primero contiene menos cafeína, lo cual siempre será conveniente para concebir un bebé, pero las grandes cantidades de té verde reducen la efectividad del ácido fólico, un nutriente que contribuye al desarrollo fetal. Lo más recomendable es limitar el consumo de este té a una taza cada día.

Algunos consejos para aumentar la posibilidad de quedar embarazada

  • Aliméntate muy bien; ingiere cantidades suficientes de hierro, zinc, vitamina C y vitamina D para que tu cuerpo y el de tu bebé estén en las condiciones ideales para permanecer saludables.
  • Evita el consumo de bebidas alcohólicas desde el momento en que planeas tener un bebé.
  • Aléjate de los espacios en los que se manipulan sustancias tóxicas como pesticidas; estos agentes pueden afectar la fertilidad porque tienen efectos negativos sobre la función de los ovarios.
  • Controla tus niveles de estrés y de ansiedad; todos los organismos funcionan mejor cuando estamos relajados.
  • Mantén tu peso dentro de los límites saludables: no muy bajo y no demasiado alto.
  • Elimina por completo el consumo de cigarrillos y tabaco. La nicotina tiene efectos devastadores sobre la fertilidad.